28A | Elecciones generales

La izquierda social une fuerzas en Andalucía para alertar contra la abstención

Cartel del acto que se celebra este martes en Sevilla.

Como todos los fenómenos políticos, la abstención de la izquierda en las elecciones andaluzas no tuvo una sola causa. De hecho, el debate sobre el factor clave sigue abierto. El PSOE andaluz, gran derrotado de la noche, insiste en apuntar al factor catalán. Desde el PSOE federal, enfrentado a la división andaluza del partido, se apunta al desgaste del proyecto socialista andaluz. Fueron muchas cosas, algunas exclusivamente andaluzas y otras de orden nacional o incluso internacional: desconexión de parte del electorado socialista de su candidata, Susana Díaz, incapacidad de Adelante Andalucía para erigirse como alternativa, propensión histórica al abstencionismo de la izquierda, predominio de una agenda identitaria y pérdida de protagonismo de los temas sociales, cierre de eso que se dio en llamar la "ventana de oportunidad" de Podemos, atenuamiento del efecto luna de miel de Pedro Sánchez, éxito internacional del autoritarismo y victoria de las tesis neoliberales en la salida de la crisis.

¿Qué porcentaje de importancia tuvo cada factor? Amplios sectores progresistas y de izquierdas creen que ha llegado al momento de dejar de hacerse la pregunta, levantarse del diván y lanzar una voz de alarma. Y un mensaje: la desmovilización mató a la izquierda en Andalucía y no puede –o no debe, desde su óptica– volver a producirse, porque hay demasiado en juego.

Los sindicatos CCOO y UGT, principales precursores del acto, Facua (consumidores), COAG, UPA (ambos de agricultores), Fudepa (cooperación), Faecta (cooperativas), Laborales de Andalucía, Plataforma 8M, Jueces para la Democracia y personalidades de la cultura, la justicia, el periodismo, la ciencia y la universidad participarán este martes (18.30 en las Setas, en Sevilla) en un acto sin siglas de partidos para llamar al voto. Un regreso sin pancartas a la zona cero de la abstención progresista.

Los organizadores han hecho circular una convocatoria que dice "#ParticipoyDecido #28A". Está por ver su poder de convocatoria. No es fácil lograr en Sevilla éxitos en actos callejeros sin el apoyo expreso de los partidos políticos; en realidad, tampoco con su apoyo. Los intervinientes son habituales de la movilización social progresista en Andalucía, en ocasiones con larga tradición política. Entre los participantes los hay con vínculos pasados o presentes PSOE, Podemos, IU o formaciones andalucistas. El poeta Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, cerrará el acto. Intervendrán el actor Antonio de la Torre, los escritores Almudena Grandes y Juan José Téllez, el cómico Manu Sánchez, la dramaturga y cineasta Pilar Távora, el periodista Javier Aroca... Participarán también las líderes de CCOO y UGT en Andalucía, Nuria López y Carmen Castilla, además del exdefensor del pueblo andaluz José Chamizo, la jueza Isabel María Moreno y el economista José Luis Osuna.

CCOO señala, ante preguntas sobre las motivaciones del acto, que se trata de responder a una "crisis política de enorme gravedad" en la que "se ponen en cuestión los valores y principios democráticos, los derechos y libertades de la ciudadanía", con un "avance de las tesis tesis ultraconservadoras y de derechas" aparejada con un "aumento de la desigualdad". "Creemos necesario hacer un llamamiento a la sociedad civil comprometida con los valores de igualdad, solidaridad y justicia", añade el sindicato.

El acto es un intento de ahuyentar el fantasma de la abstención, que fue espectacular el 2 de diciembre. En las autonómicas andaluzas de 2015 la izquierda (PSOE, Podemos e IU) sumó 2.277.847 votos. En las elecciones del 2 de diciembre, 1.593.283. Esto supone 684.554 votos menos, un 30,05%. De 67 a 50 diputados, estando la mayoría absoluta en 55. La derecha en cambio votó más. En 2015 la suma de PP, Cs y Vox –entonces un partido irrelevante– alcanzó los 1.454.003 votantes. En diciembre los tres partidos conservadores totalizaron 1.804.884 papeletas, subiendo un 24,13%. En diputados se fueron de 42 a 59. Hoy gobierna la Junta una coalición de PP y Cs con el apoyo de Vox, una fórmula que están abiertos a repetir en España los tres partidos tras las generales.

Herencia recibida, presupuesto a la espera y guiños a Vox: así es el gobierno andaluz que PP y Cs quieren en España

Herencia recibida, presupuesto a la espera y guiños a Vox: así es el gobierno andaluz que PP y Cs quieren en España

Más sobre este tema
stats