LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

Elecciones gallegas

La lista para las elecciones gallegas dispara la tensión entre Caballero y el equipo de Sánchez

El acalde de Vigo, Abel Caballero, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Las elecciones gallegas han abierto otra brecha en el PSdeG. El primer enfrentamiento entre la gestora que dirige el partido en Galicia, próxima a Ferraz , y el alcalde de Vigo, Abel Caballero, se produjo el pasado mes de mayo, a sólo cinco días de que la formación celebrase las primarias para la elección de candidato a la Xunta. La presidenta de la gestora, Pilar Cancela, discrepó de las valoraciones críticas que el regidor vigués hacía sobre las mareas. Meses después de aquello, el fuego se ha vuelto a avivar, en esta ocasión con motivo de las elaboración de las listas provinciales para los comicios autonómicos del 25S en Ourense y, principalmente, en Pontevedra, que no agradan a la gestora de la formación en Galicia y que disparan de nuevo el enfrentamiento de ésta con Caballero.

El calendario definitivo para cerrar las candidaturas quedó sellado en el Comité Federal del PSOE del pasado 10 de julio: las agrupaciones locales propondrían nombres entre el 21 y el 28 de ese mes, las ejecutivas provinciales los debatirían los días 29 y 30 y, finalmente, la gestora del PSdeG remitiría su informe a la dirección federal el 31 para que fuera Ferraz quien tomase la decisión final. Y es que la Comisión Galega de Listas, por la que tendrían que haber pasado, cayó con la anterior Ejecutiva. El Comité Federal de Listas del PSOE tenía pensado reunirse el pasado jueves o viernes para dar luz verde a las candidaturas. Sin embargo, las discrepancias entre la gestora del PSdeG y Abel Caballero han obligado a que se posponga. Fuentes socialistas señalan que la reunión está ahora prevista para la próxima semana, aún sin fecha fija, a la espera de que las partes enfrentadas en Galicia puedan llegar a un acuerdo.

Las desavenencias que tienen la gestora y el candidato a la Xunta –Xoaquín Fernández Leiceaga, quien acabó imponiéndose en las primarias del partido, apoyado por la gestora, a José Luis Méndez Romeu, este respaldado por Caballero– con el alcalde de Vigo giran en torno a tres nombres que la Ejecutiva y el comité provincial de Pontevedra dejaron fuera en contra del criterio de la gestora: la portavoz socialista en el Parlamento gallego, Patricia Vilán, cercana a Leiceaga y a Ferraz; Gonzalo Caballero, sobrino del regidor vigués, muy enfrentado a la presidenta de la Diputación y mano derecha del alcalde de Vigo, Carmela Silva, y que apoyó en las primarias al actual candidato a la Xunta después de no lograr él mismo los avales necesarios; y Julio Torrado, secretario de Organización en la Agrupación Socialista de Vilagarcía.

"Abel no entra en razón", asegura un miembro del Comité Federal de Listas muy cercano a Pedro Sánchez. El alcalde vigués está dispuesto a hacer un hueco a Vilán "como dos" en la lista que encabeza Abel Losada, cercano al dirigente vigués. "Abel Caballero la respeta más porque es la portavoz parlamentaria", sostienen fuentes del PSOE gallego. Sin embargo, Caballero rechaza tajantemente incluir en las papeletas electorales tanto a su sobrino como a Torrado. "La madre de todas las batallas es la presencia o no de Gonzalo Caballero, que es el que lidera la contra en Vigo y que fue el segundo más votado en la provincia [en las agrupaciones], por detrás de Losada", señalan las mismas fuentes, que añaden que la gestora "lo quiere meter como sea".

El de Pontevedra es el conflicto más importante. Sin embargo, las papeletas elaboradas en el caso de Ourense también generan problemas. En esta provincia la lista la encabeza Noela Blanco, que fue la que más apoyos recabó a a nivel local y que respaldó a Leiceaga en su candidatura en las primarias. En segundo y tercer lugar se sitúan Raúl Fernández y María Quintas, secretario provincial y secretaria de Organización provincial, respectivamente. Pero el alcalde de Ribadavia, Marcos Blanco –de la confianza de la presidenta de la gestora–, así como la secretaria local de Ourense, Carmen Rodríguez –apoyo más grande de Pedro Sánchez en la provincia– y Juan Carlos Francisco Rivera, también afines a la actual dirección del PSdeG, quedaron fuera de los puestos de salida.

"Se cumplieron los plazos"

Desde la gestora tratan de apaciguar las aguas: "En todos estos procesos hay discrepancias. Es lo normal, porque cada vez hay menos puestos en los que más gente quiere estar", apuntan fuentes de la gestora en conversación con infoLibre. A pesar de la demora en la ratificación por parte del Comité Federal de Listas socialista, desde el PSdeG aseguran que se respetaron todos los plazos fijados en el Comité Federal del partido de comienzos de julio. "La gestora remitió su informe a Ferraz el día 31 de julio", señalan. "Hay un silencio total sobre el informe. Es posible que se presentara, pero no trasladaron a nadie que se haya presentado", señalan otras fuentes. 

El PSOE gallego sigue a la gresca a tres meses de las elecciones

El PSOE gallego sigue a la gresca a tres meses de las elecciones

Desde la dirección provisional sostienen que el documento no se hizo público porque "no está cerrado" hasta que las listas sean "ratificadas". "Pueden cambiar hasta el último momento", sostienen, añadiendo que Ferraz podría estar dispuesto "a que haya cambios" en las papeletas. Sin embargo, según el diario Abc, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, habría trasladado a la gestora que hay "poca predisposición" a alterar las listas electorales porque "no se le pueden crear más problemas" al secretario general, Pedro Sánchez. "Están provocando que Ferraz haga los cambios", sostienen fuentes de la formación socialista en Galicia, que vaticinan que la dirección nacional "no va a toser" a Abel Caballero: "Es el alcalde con mayoría absoluta de la ciudad más importante de Galicia. Estamos hablando de referentes políticos", sentencian.

Lo que finalmente cayó en saco roto fue el acuerdo que salió del Comité Federal de principios de julio de convocar un Comité Nacional el 1 de agosto para tratar de encauzar los problemas internos en Galicia. "Es un incumplimiento bastante claro de la gestora", sostienen fuentes del PSdeG. Habrá que ver ahora cómo termina la batalla de la actual dirección gallega contra Caballero, que también es presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, un auténtico pata negra del partido, ministro de Felipe González, y que pese al avance de las Mareas y de Podemos permanece fuerte –con mayoría absoluta– en la ciudad más poblada de Galicia.

Mientras tanto, el PSdeG continúa afrontando como puede una marejada que empezó a zarandear el barco de los socialistas gallegos con la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro, investigado en dos causas en las que se le imputan un total de diez delitos.

Más sobre este tema
stats