Educación

¿Qué ha llevado a la rebelión a los docentes de Baleares?

Profesores en huelga, el pasado lunes, ante el Consolat de Mar de Palma.

Su protesta parece tener ingredientes de otra época: huelga indefinida con bloqueos en gran parte de las escuelas públicas, cajas de resistencia, asambleas multitudinarias... pero los docentes de baleares insisten en recalcar que su movilización es una apuesta decidida por el futuro de la enseñanza pública y por la defensa de la lengua catalana y la autonomía de los centros en las islas. El parón laboral, a pesar de que ya ha cumplido más de una semana, no pierde fuelle. Y parece tener un colchón que lo alargará en el tiempo, pues la Asamblea de Docentes –impulsora de las movilizaciones– ha recaudado más de 100.000 euros con los que harán frente a los descuentos que sufrirán los profesionales por cada día que hacen huelga. Ahora, además, la movilización ha recibido el espaldarazo de las asociaciones de padres y madres, que llaman a no llevar a los alumnos a los colegios

Pero, ¿qué ha llevado a la rebelión a los docentes baleares? 

La piedra angular de estas movilizaciones, advierten los profesores, no es sólo la aplicación apresurada y sin consenso del trilingüismo. Denuncian que la política de recortes del Govern de José Ramón Bauzá (PP) se ha llevado por delante más de 1.000 puestos de docentes (el 10% del total) y que se han eliminado horas de formación al profesorado, apoyos y desdobles al tiempo que se han aumentado las ratios. "Así es difícil atajar las elevadas cifras de fracaso escolar que sufrimos", se queja Iñaki Aicent, maestro de Inglés y portavoz de la Asamblea de Docentes, impulsora de las protestas. Lo cierto es que el 30,1% de los jóvenes baleares de entre 18 y 24 años no tienen la ESO y no siguen ningún tipo formación. Además, recuerda que los interinos que realizan sustituciones han perdido el derecho a cobrar el verano, que los docentes han visto congelados su sexenios o que el tiempo mínimo que tiene que durar una baja para que la conselleria nombre a un sustituto es de 30 días. "Claro que hay que hacer reformas, pero siguiendo criterios pedagógicos, no políticos", se queja Aicent. 

Los criterios políticos a los que se refiere este docente tienen su punto clave en la nueva norma sobre trilingüismo en las escuelas. El Ejecutivo balear aprobó el pasado 6 de septiembre un nuevo Decreto Ley para aplicar esta modificación en el sistema educativo de la islas a partir de este curso en el primer tramo del segundo ciclo de educación infantil (3 años), en primero, tercero y quinto de educación Primaria y en primer curso de la ESO. Lo hizo horas después de que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) suspendiera cautelarmente la aplicación de su anexo y las instrucciones por un error procedimental. Pues bien, el Govern anuló ambas partes y aprobó uno nuevo similar. 

Críticas al fondo y a la forma 

Los opositores a su aplicación critican las formas en que se ha impuesto pero, especialmente, su fondo. Los sectores más catalanistas creen que, a través de esta norma, lo que se persigue es acabar con el actual modelo de inmersión lingüística y que irá en detrimento del catalán. Por etapas, la norma recoge, por ejemplo, que en Educación Infantil los alumnos aprendan la lengua oficial elegida por los padres y se inicien en la otra oficial y en la extranjera a partir del segundo ciclo. En Primaria, los niños deberán cursar un mínimo de cinco horas en cada de las lenguas oficiales y en la extranjera. En la ESO, prevé que se impartan en cada una de las dos lenguas oficiales, como mínimo, matemáticas, ciencias naturales y ciencias sociales, geografía e historia. Además, el centro debe ofertar un mínimo de un 20% de la carga lectiva del resto de materias en cada una de las lenguas oficiales y en la primera lengua extranjera.

La consellera de Educación, Joana Maria Camps, ha insistido en varias ocasiones en que esta norma "no va en contra de ninguna lengua" y que el objetivo es perseguir un equilibrio entre castellano, inglés y catalán, pero esta explicación no convence a los docentes. "El clima de crispación con el que el Gobierno trabaja desde el primer día de su legislatura , es fruto de una única bala disparada en la diana de la cohesión social que proporciona el equilibrio de las lenguas", señala Toni Baos, secretario general de Enseñanza de CCOO en Baleares. 

El Decreto Ley recoge que los centros deben actualizar o elaborar un nuevo proyecto lingüístico "que aborde el tratamiento integrado de las dos lenguas oficiales, así como de la lengua extranjera" y que todas las asignaturas no lingüísticas "se pueden impartir en las dos lenguas oficiales o en la primera lengua extranjera". 

Ataque a la autonomía de los centros 

Sindicatos y plataformas como la Asamblea de Docentes creen además que este decreto es un ataque a la autonomía de los centros. "Este último decretazo se carga de un plumazo el único artículo por el que los proyectos lingüísticos de los centros podían ser mínimamente consensuados y aprobados por los respectivos consejos escolares de cada centro educativo, donde los padres, al menos hasta que entre en vigor la Lomce, tienen voz y voto", dice Baos. La federación de padres FAPA ha denunciado que el decreto vulnera lo que dice la LOE sobre el papel de los consejos escolares. 

De hecho, algunos consejos escolares ya se han apuntado a la rebelión y han votado a favor de recuperar sus proyectos lingüísticos anteriores, asevera Aicent. Otros, señalan desde la Asamblea de Docentes, todavía no tienen claro qué modelo lingüístico tienen que seguir. 

Por otro lado está la cuestión de la operatividad, pues parece complicado poner en marcha esta reforma sin tener un calendario de implantación que incluya un periodo de adaptación más largo y gradual. Algunos centros ya se han quejado de que no tienen profesores de inglés suficientes para funcionar con el nuevo sistema. Desde el Govern insisten en que ya hay 3.800 docentes preparados cuando este curso sólo hacen falta 570 para aplicar el TIL en 1º, 3º y 5º de Primaria y en 1º de ESO.

A todas estas polémicas se suma otra. ¿Tienes los profesionales el nivel de idiomas suficiente para implantar el TIL? En una carta a los docentes, la consellera dijo que su departamento tiene la intención de ayudar y colaborar en todo lo que sea necesario para la formación del profesorado. Y que precisamente por ello, argumentó, se ha procurado la universalización del acceso a la formación en inglés, "abriendo sin límites" las escuelas oficiales de idiomas y fomentando cursos especializados. El portavoz de la Asamblea de Docentes, hoy por hoy, no es tan optimista. "No hay ni formación ni recursos para hacerlo", lamenta. 

Los docentes de Baleares suspenden la huelga de forma temporal

Los docentes de Baleares suspenden la huelga de forma temporal

Más sobre este tema
stats