COMISIONES MILLONARIAS EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Medina, sobre la comisión: "Se dividía en tercios, un tercio para mí, para él y para la empresa de Malasia"

Luis Medina pasea a su perro.

infoLibre

Luis Medina declaró ante el fiscal Luis Rodríguez Sol que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, le "llamó o escribió para darle las gracias" por sus gestiones para traer material sanitario a la ciudad de Madrid en los peores momentos de la pandemia, afirmando que "no tiene ninguna relación" con él. El sumario de la investigación, al que tuvo acceso Europa Press, recoge la declaración que prestó en abril de 2021 Luis Medina ante el fiscal de Anticorrupción en el marco de las pesquisas llevadas a cabo por la Fiscalía y que desembocaron en una querella contra el hijo de Naty Abascal y Alberto Luceño por delitos de estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales.

El próximo 25 de abril, el juez Adolfo Carretero tiene previsto tomar declaración a Medina y Luceño por su implicación en esta presunta estafa al Ayuntamiento de Madrid, que gastó cerca de 10,8 millones de euros en la compra de mascarillas, guantes y test anticovid, material que en su mayor parte estafa "defectuoso".

Al inicio del interrogatorio, el fiscal Rodríguez Sol le pregunta al investigado cómo surge su relación con Luceño, a lo que éste le explica que le conoce de operaciones de comercio internacional. "Me dice que tiene acceso directo con fábricas de China y me pide si sé de algún cliente, de algún proveedor. Me llama y me dice que él se iba a encargar de todo", manifestó.

Medina relata que conoce a Luceño de años atrás de una empresa de bisutería y que se dedica al comercio de materias primas porque vivía en China. "Este año he intentado hablar con él y nunca me ha cogido el teléfono ni nada, bueno, ya puedo entender por dónde van los tiros", afirma incidiendo en que solo cerró la operación objeto del procedimiento con él y ninguna otra mas.

A preguntas sobre con quién habló del Ayuntamiento de Madrid, explica que le pasa un contacto la directora de su antigua universidad, quien le comenta que conoce "al hermano" de Almeida, mencionando el nombre de Carlos. En realidad, se trataría del primo del alcalde, Carlos Martínez-Almeida. La querella de la Fiscalía recoge que Medina fue la persona que contactó con el Consistorio, aprovechando su condición de personaje público y "su amistad con un familiar del alcalde de Madrid".

"¿Habló usted con el alcalde?", le inquirió el fiscal en un momento del interrogatorio, a lo que Medina contesta que no recuerda si le llamó o escribió pero que se limitó a darle las gracias. "Ya está. No he vuelto a hablar. No tengo ninguna relación con él", le insiste.

Las comisiones acordadas

A continuación, el fiscal le pregunta acerca de en qué términos pactó las comisiones con su socio y éste le detalla que por tercios entre él, Luceño y la empresa fabricante de Malasia. "Se dividía en tercios, un tercio para mí, para él y para la empresa de Malasia. Eso es lo que sabía. Ayer por la tarde me entero lo que este señor se llevó", comenta.

"Yo del monto total si lo sumas, entre lo que se lleva él y lo que me llevo yo, yo me llevo menos de un 10% de comisión, que está dentro de lo normal", subraya. En total, entre Luceño y Medina se hicieron con seis millones de dólares en comisiones [5,1 millones para el primero y 1 millón para el segundo, siempre según el relato de la Fiscalía].

El juez no embarga a Medina porque tiene 250 euros en la cuenta, a pesar del millón que cobró en comisiones

El juez no embarga a Medina porque tiene 250 euros en la cuenta, a pesar del millón que cobró en comisiones

Más sobre este tema
stats