PP

Madrid critica que Sánchez "está de vacaciones" pese a que Ayuso lleva sin agenda pública desde el 23 de julio

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso saluda al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, en la toma de posesión como presidente de la Junta de Andalucía de la XII legislatura de Juanma Moreno, su último acto público.

El mes de agosto es el mes de vacaciones por excelencia. También para los políticos, que habitualmente aprovechan el parón de la actividad estival para descansar. Sin embargo, los hay que alternan vacaciones y trabajo. Es el caso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el pasado miércoles se trasladó a la isla de Lanzarote con su familia y, una vez allí, aprovechó para reunirse con el titular del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres, y la presidenta del Cabildo de esa isla, Dolores Corujo. Tras la reunión, celebrada este lunes, los tres comparecieron ante la prensa. 

La agenda de Sánchez no altera el argumentario del Partido Popular, cuyos principales portavoces insisten una y otra vez en que el líder del Ejecutivo está “de vacaciones” y por ese motivo “improvisa” con el plan de ahorro energético. El vicesecretario de organización territorial del PP, Miguel Tellado, ha llegado a exigir a Sánchez que “suspenda” sus vacaciones “si le queda algo de dignidad política". Lo dijo en la rueda de prensa de Génova celebrada el lunes y lo ha vuelto a repetir este martes en RTVE. “Que Sánchez vuelva de sus vacaciones y convoque a los presidentes autonómicos para pactar una política de ahorro energético”, fueron sus palabras.

Una crítica que también ha lanzado el vicepresidente madrileño, Enrique Ossorio, en una entrevista con RNE. “Se han ido de vacaciones muy contentos y nos han dejado ahí este problema", ha señalado. El pasado año, en torno a las mismas fechas, el propio Ossorio argumentó exactamente lo mismo, que Sánchez dejase de “bañarse en Lanzarote” y se “pusiera a trabajar en un plan de acogida para los afganos”. 

Un descanso del que tampoco puede disfrutar, según el PP, la ministra Teresa Ribera, que fue la encargada de negociar con Bruselas el plan de ahorro energético. La titular de Transición Ecológica se reunió con las autonomías el pasado lunes. También lo hizo con los consejeros autonómicos del ramo el 28 de julio, días antes de la aprobación del decreto y con los portavoces parlamentarios para informarles de cuál era la situación los días 19 y 27 de julio.

Asimismo, Ribera fue la encargada de dar las explicaciones sobre el decreto en el Consejo de Ministros celebrado el pasado lunes y en los últimos días ha hablado en diversos medios de comunicación, desmintiendo la acusación de que el Ejecutivo improvisa. "Improvisa quien desconoce la normativa laboral o cómo funciona la eficiencia energética", argumentó ella ante la prensa.

Ayuso dirige sus críticas a través de Twitter

Ossorio, acompañado de la plana mayor del PP, insiste en que Sánchez tiene que "volver" de sus vacaciones de inmediato. Pero no aplica esa máxima a la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, que, según su vicepresidente, puede seguir disfrutando de sus vacaciones sin ningún tipo de problema: “La presidenta de la Comunidad de Madrid está de vacaciones, como es lógico", señaló Ossorio en el programa Espejo Público el lunes.

La líder conservadora lleva sin agenda pública desde el pasado 23 de julio, cuando acudió a la toma de posesión del presidente Juanma Moreno Bonilla en Andalucía. El día anterior, el viernes 22, mantuvo un encuentro con el actor Antonio Banderas en la Puerta del Sol. En esa semana solo tuvo agenda oficial dos días: el lunes 18 y el martes 19. Los fines de semanas previos viajó a Lisboa (Portugal) y Venencia (Italia), pero lo cierto es que en julio mantuvo una agenda muy despejada en comparación con otros meses, concentrados en los primeros días.

Por su parte, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, no tiene nada en su agenda desde el 27 de julio a excepción de su asistencia al Capítulo Serenísimo del Albariño en Cambados el pasado fin de semana.

Donde sí se ha mantenido muy activa la presidenta madrileña es en Twitter. Desde la red social declaró desde el primer minuto (antes de su publicación en el Boletín Oficial del Estado) la guerra al real decreto de medidas de ahorro energético impulsado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. De hecho, la oposición a este plan se ha convertido en una de las máximas prioridades del Gobierno autonómico en pleno mes de agosto. Ayuso comenzó asegurando que las medidas puestas sobre la mesa no se aplicarían en su comunidad, unas palabras que a las pocas horas matizaría Ossorio.

Entonces, el Ejecutivo regional anunció que ponía a trabajar a sus servicios jurídicos para ver si el real decreto se ajustaba a la Constitución. Ahora, una semana después, ha confirmado que pondrá el asunto en manos del Tribunal Constitucional. La Comunidad de Madrid es la única que ha anunciado su intención de llevar el decreto ante la justicia.

La Comunidad de Madrid tiene hasta noviembre para presentar el recurso

Por el momento no hay más que un simple anuncio. Desde el Gobierno madrileño señalan que se encuentran a la espera de ver si finalmente el plan de ahorro energético se acaba convalidando en el Congreso. Pero aseguran que el recurso de inconstitucionalidad está redactado y que tienen hasta el 2 de noviembre para presentarlo. Sin embargo, poco más se sabe del texto. Por el momento, el Ejecutivo regional solo ha difundido un comunicado en el que resume muy vagamente aquellos aspectos del real decreto que considera inconstitucionales. Y que, mayoritariamente, se basan en una supuesta invasión de competencias autonómicas por parte del Gobierno central.

La Puerta del Sol apunta que “el carácter básico” alegado por el Estado para “invadir competencias autonómicas” decae porque “el objetivo” del plan de ahorro energético “no es garantizar el suministro de gas” ya que el mismo real decreto sostiene que España “no tiene ese problema”. Además, mantiene que ese “carácter básico” es “cuestionable” porque el acuerdo europeo “no es obligatorio”. Y resalta, en línea con lo aprobado con Bruselas, que existe “una discrepancia” entre “la duración” prevista de las medidas “entre la normativa europea –un año– y la indicada en el real decreto-ley –hasta octubre de 2023–”.

En su comunicado, la Comunidad de Madrid pone el foco, aunque sin apenas profundidad, en diferentes asuntos. Así, dice que instalando carteles y pantallas para “informar de las medidas de ahorro energético” no se contribuye “directamente a dicho ahorro” y, por tanto, se invaden “competencias autonómicas sin justificación”. Una invasión que también chocaría, en relación con el apagado de edificios públicos, “con la competencia del cuidado y utilización” de los inmuebles propios de la Comunidad de Madrid y con “el desarrollo turístico”. 

Del mismo modo, desde Sol se apunta que el apagado de escaparates a las diez de la noche “colisiona directamente” con la normativa regional que permite abrir las veinticuatro horas del día. Y que el cierre de puertas choca directamente con la necesidad de “ventilación” de la normativa vinculada a la pandemia de coronavirus, que en ningún momento establecía que dicha ventilación tuviera que realizarse exclusivamente a través de las puertas de locales u oficinas.

El PP recrudece su ofensiva contra el plan de ahorro energético sin plantear su alternativa

El PP recrudece su ofensiva contra el plan de ahorro energético sin plantear su alternativa

Más sobre este tema
stats