Sanidad

Madrid recorta 39 millones a los hospitales públicos y da 153 más a los privados

El presidente Ignacio González, junto al consejero de Sanidad, Javier Rodríguez.

Los presupuestos de la Comunidad de Madrid para el próximo año consolidan la apuesta del Gobierno de Ignacio González por la sanidad privatizada. Los datos son claros: mientras los hospitales de gestión pública pierden en total 39 millones de euros (-1,1%), los administrados por empresas ganan 153 millones (+34,8%). A este aumento contribuye especialmente el crecimiento de los fondos de la Fundación Jiménez Díaz, un centro sanitario propiedad de la multinacional IDC Salud –antigua Capio– y que mantiene un concierto singular por el que tiene transferida la atención sanitaria de 426.136 pacientes del sistema público (según los datos de 2012, que son los últimos publicados). Pues bien, esta clínica verá aumentado su presupuesto en 2015 en 102 millones de euros. Pasa de 193 a 295, según el proyecto de cuentas públicas presentado en la Asamblea de Madrid

Este documento no ofrece comentario alguno que explique el por qué de un aumento de más de cien millones de euros en el presupuesto de este hospital y se limita a dar cuenta de que en 2011 "se firmó un acuerdo de novación al convenio singular que adecua la población asignada al centro" tras la incorporación de nuevos pacientes como consecuencia de la apertura del nuevo hospital de Puerta de Hierro de Majadahonda. Una explicación puede ser la pretensión de la Administración regional de adaptar los presupuestos al gasto real, pues de forma habitual el coste de los hospitales madrileños suele ser actualizado al alza todos los años por el Consejo de Gobierno. Algunos ejercicios, la sanidad madrileña ha tenido desviaciones de hasta 1.000 millones de euros, según refleja una información de El País. Este hecho viene siendo criticado de forma reiterada por los grupos de la oposición. 

La otra gran parte de la subida corresponde Hospital General de Villalba, integrado en la red pública pero gestionado también por IDC Salud. A pesar de que las obras acabaron en noviembre de 2012, la Comunidad de Madrid no lo abrió hasta el pasado octubre bajo el argumento de que no había dinero. No obstante, desde que finalizaron las obras el Ejecutivo venía pagando a esta compañía 12,7 millones de euros por año sólo por la parte correspondiente a la amortización de la inversión y el mantenimiento de la infraestructura aunque estuviera cerrada. Ahora, una vez abierto, hay que dotarlo de más fondos para financiar su funcionamiento. Está previsto que en 2015 este hospital cueste en total 62 millones de euros. 

En los otros tres centros que están gestionados enteramente por empresas, en los que estas se encargan incluso de contratar al personal sanitario, los presupuestos se mantienen prácticamente igual que en el año 2014. Es el caso de los hospitales de Valdemoro y Torrejón de Ardoz, así como el Rey Juan Carlos de Móstoles. Estos tres costarán el próximo año 236 millones de euros. En total el coste de todos los hospitales de la red pública pero de gestión 100% privada será de 593 millones de euros.

La gestión mixta 

Pero el modelo de concesión administrativa no es el único que la Comunidad de Madrid ha implantado en su empeño de hacer ver a la ciudadanía la idea de que era necesario construir más hospitales y acercar así los centros sanitarios a los municipios. El otro modelo en cuestión es el de llamado semipúblico, en el que la Administración pone el personal sanitario, pero otros servicios como la lavandería, restauración o administración está en manos de empresas, que también se han encargado de construir las instalaciones. 

Estos centros, que son los seis cuya gestión pretendía privatizar la comunidad, verán aumentado su presupuesto, de media, un 20,7% el próximo año. El que más sube es el del Tajo, que contará con 10 millones de euros más, lo que supone un aumento del 25%. Le siguen el de Vallecas, que gana un 22,7%; el de San Sebastián de los Reyes, que sube un 22,1%; el de Parla, con un 20,3% de subida y el del Henares, con un 20%. El del Sureste aumenta un 15,4% al pasar de 52 a 60 millones de euros. 

Los públicos pierden fondos

Mientras, los hospitales públicos pierden 39 millones de euros al pasar de 3.623 a 3.584 millones. El hospital 100% público que más pierde en porcentaje es el de Getafe (-4,8%), que tendrá que atender a los 211.659 pacientes que tiene asignados con siete millones de euros menos de presupuesto. Le sigue el Gregorio Marañón, uno de los grandes centros de referencia de la comunidad –cuenta con 1.671 camas– que tendrá que funcionar con 20 millones menos (un  menos respectivamente. También pierden el Hospital de Móstoles (-3,4%), el de La Princesa (-3,1%), el Santa Cristina (-2,6%) y el Clínico San Carlos (-1,5%).

El Puerta de Hierro, a pesar de que el proyecto detalla que "su población ha disminuido como consecuencia de la puesta en marcha del Hospital Collado Villalba, gana cuatro millones de euros. Pasa de 263 a 267 millones de euros. El del Escorial que también "tendrá que adaptarse a la nueva situación asistencial" tras la apertura de ese centro pero permanece con los mismos fondos. Entre los públicos que ganan más fondos está el de Alcorcón, que aumenta un 7,5% al pasar de 133 millones de euros a 143. Y también los de Fuenlabrada, que pasa de 109 a 115 (+5,5%) o Niño Jesús, que aumenta un millón de euros y pasa de 62 a 63 millones de euros. 

Críticas de la oposición 

El proyecto de cuentas públicas, que este jueves centrará buena parte de las intervenciones en el pleno de la Asamblea de Madrid, ha recibido las críticas de la oposición. El portavoz de Sanidad del PSM, José Manuel Freire, considera que estas cuentas son "papel mojado" y recuerda que "todos los años los pagos son actualizados al alza por el Consejo de Gobierno". Además, señala que es muy complicado conocer el coste final, pues la liquidación no permite saber la cuantía exacta de este gasto al no estar desagregada. Para IU estas cuentas tienen "prioridades alejadas de las necesidades de una mayoría social". 

El juez investiga a tres directivos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid por malversación y cohecho en la reforma de la UCI

El juez investiga a tres directivos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid por malversación y cohecho en la reforma de la UCI

Más sobre este tema
stats