Crisis del coronavirus

Más de medio millón de dependientes severos quedan fuera de los prioritarios para vacunar, según el sector

El sistema de Dependencia pierde beneficiarios cada mes.

infoLibre

La estrategia de vacunación contra el covid deja fuera de los grupos prioritarios a más de medio millón de dependientes severos, así como a las cuidadoras no profesionales que se encargan de ellos, según ha criticado la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, ha informado Europa Press.

El protocolo de vacunación prevé administrar dosis a 313.000 personas grandes dependientes que no están en residencias durante las próximas semanas. No obstante, se quedarían fuera las 32.000 personas que han solicitado este grado de reconocimiento de su dependencia, pero están a la espera de ser valoradas. "Estas 32.000 personas se encuentran en un limbo", ha explicado el presidente de la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, José Manuel Ramírez Navarro.

Además, la organización apunta que en España existen 450.517 personas con prestación económica para cuidados en el entorno familiar (PECEF), de las cuales aproximadamente 133.679 son de Grado III, el más alto nivel de dependencia. A estas personas las atienden al menos una trabajadora no profesional, de lo que se desprende que hay, como mínimo, 133.679 cuidadadoras que no serán vacunadas por no ser profesionales, a pesar de que están en estrecho contacto con estos grandes dependientes.

Esta cifra se eleva hasta 187.833 en el caso de las personas con dependencia severa (GII). Asimismo, la entidad recuerda que el 75% de las personas cuidadoras no profesionales son mujeres con condiciones labores precarias.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, José Manuel Ramírez Navarro, ha calificado de "barbaridad" que se excluya de los grupos prioritarios de vacunación a las cuidadoras no profesionales. "Hay que tener en cuenta que están atendiendo a personas de gran vulnerabilidad y que si caen enfermas no tienen quienes se ocupen de ellas", ha indicado Ramírez Navarro en declaraciones a Europa Press.

La asociación cuestiona que le decisión sobre la vacunación de los dependientes que no estén en residencias se las deja al albur de que un médico acredite enfermedades que requieran apoyos para la vida diaria, "como si el personal de medicina estuviese especializado en valoración de la dependencia, además de darles una nueva actividad que sobrecargue aún más su trabajo y sature más, si cabe, los servicios sanitarios en plena pandemia".

José Manuel Ramírez Navarro ha acusado al Ministerio de ignorar al sector de la dependencia en la estrategia de lucha contra la pandemia y no incluir expertos en esta materia entre sus asesores. "Nos han abandonado ya en la primera ola y entre los expertos no hay nadie que sepa de dependencia", ha indicado Ramírez quien ha puesto el énfasis en algunas comunidades autónomas donde existe una mayor lista de espera en dependencia como es el caso de Canarias y Cataluña.

El Gobierno quiere reducir "rápidamente" las listas de espera de la Dependencia

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha asegurado que el Gobierno quiere reducir "rápidamente" las listas de espera de la Dependencia, en las que actualmente hay unas 230.000 personas, como uno de los objetivos del Plan de Choque en Dependencia, con el que el Ejecutivo se ha comprometido a inyectar hasta 6.000 millones de euros hasta 2023.

"El primer objetivo, el prioritario, es reducir rápidamente las listas de espera de la dependencia, hace años que acumulamos personas en la lista de espera y este problema sigue vigente, en este momento tenemos más de 230.000 personas en el llamado limbo de la dependencia, que tienen reconocido el derecho pero no concedida la prestación", ha indicado Álvarez. Así lo ha señalado el secretario de Estado de Servicios Sociales este martes 2 de febrero en una rueda de prensa con la consejera de Derechos Sociales de Navarra, Carmen Maeztu, para informar del Plan de Choque en Dependencia.

En concreto, Álvarez ha destacado algunas medidas que contempla el Plan de Choque para conseguir el objetivo de reducir la lista de espera, a través de procedimientos administrativos que "aceleren" esta gestión y mediante una dotación especial en el nivel acordado para CCAA que tienen que hacer un mayor esfuerzo.

Asimismo, Álvarez ha precisado que otro de los grandes objetivos es mejorar las condiciones laborales en el sector y conseguir una mayor profesionalización de los cuidados.

Entre otras medidas, se destinarán 25 millones de euros para la mejora de la cualificación de los profesionales; en 2022 el servicio de teleasistencia pasará a considerarse derecho subjetivo de toda persona con dependencia; y a lo largo de 2021, se regulará la figura del asistente personal.

También en este año, el Gobierno acordará con las CCAA la elevación de las intensidades horarias, la mejora de las prestaciones económicas, la ampliación de las compatibilidades entre prestaciones y servicios o la extensión de la escala de valoración específica desde los 3 a los 6 años, según ha enumerado el secretario de Estado.

6.000 millones de euros

Para ello, este año han realizado una inyección de 600 millones de euros y calculan que la inversión alcanzará los 3.500 millones de euros en los próximos tres años, a los que se sumarán los fondos europeos llegando a los 6.000 millones de euros.

"Además de los fondos consagrados en los Presupuestos Generales del Estado, el Plan de Choque en Dependencia va a ser reforzado en este ejercicio con otros 900 millones y a lo largo de la legislatura con hasta 3.500 millones adicionales, con lo cual sumaremos más de 6.000 millones de euros en inversión en cuidados de larga duración y en el sistema de atención a la dependencia porque el Gobierno ha decidido incorporar inversiones vinculadas al despliegue de los fondos europeos", ha explicado Álvarez.

Madrid es la última comunidad en comenzar a vacunar a grandes dependientes, dos meses después de la primera

Madrid es la última comunidad en comenzar a vacunar a grandes dependientes, dos meses después de la primera

Más sobre este tema
stats