PORTADA DE MAÑANA
Ver
España se sitúa como uno de los países europeos con mayor brecha de género en la cúpula judicial

Investigación

Mercadona también alquiló un inmueble a dos directivos que hundieron Banco de Valencia

El ex consejero delegado de Banco de Valencia Domingo Parra y el expresidente de la misma entidad y director general de su matriz Bancaja, Aurelio Izquierdo, cobraron 247.875 euros de Mercadona entre marzo de 2010 y febrero de 2011, según consta en las cuentas de la empresa Gestor de Inversiones IZPA SL, propiedad de ambos directivos.

La cadena de supermercados, cuyo propietario mayoritario es el empresario valenciano Juan Roig, ha admitido a preguntas de  infoLibre que los pagos a la firma de los directivos, dos de los responsables del hundimiento de Banco de Valencia, se realizaron a lo largo de los años 2010 y 2011 en concepto del alquiler de una tienda de Asturias. La portavoz de la empresa no ha querido concretar la ubicación de la misma.

Banco de Valencia necesitó más de 17.000 millones de euros de dinero público para evitar su quiebra,

Las mismas fuentes de Mercadona aseguran que en 2011 el arrendador del inmueble "pasó a ser otra empresa", cuya identidad tampoco ha querido facilitar, por lo que entonces finalizó la vinculación con IZPA [Izquierdo y Parra]. Mercadona se ha negado a informar sobre la fecha concreta de inicio del alquiler ni la cantidad total pagada.

Abonos mensuales

Sin embargo, la documentación a la que ha tenido acceso infoLibre prueba que los dos exdirectivos que pasaron a trabajar en Bankia tras la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras entidades de menor tamaño, percibieron abonos mensuales de entre 20.166 y 21.199 euros por parte de Mercadona.

El juez que investiga en la Audiencia Nacional el caso Banco de Valencia y sus 11 piezas separadas, Santiago Pedraz, trata de determinar los motivos por los que Izquierdo y Parra percibieron "11,3 millones de euros gracias a sus relaciones con clientes del Banco de ValenciaBanco de Valencia", según confirma un informe realizado por dos inspectores del Banco de España.

Entre estos clientes de los dos directivos se encontraban las empresas de la familia Calabuig, de la que cinco integrantes están imputados en la Audiencia Nacional por el presunto trato de favor recibido del Banco de Valencia en la operación vinculada a la empresa Aguas de Valencia: "Este informe del Banco de España cierra el círculo", aseguran fuentes de la denunciante Asociación de Pequeños Accionistas del Banco de Valencia (Apabankval), que destacan que los 11,3 millones podrían explicar el supuesto trato de favor de Banco de Valencia hacia los empresarios valencianos.

Favoreció a terceras personas

La querella inicial interpuesta por los pequeños accionistas de Banco de Valencia incluía entre las operaciones sospechosas que perjudicaron a Banco de Valencia la inversión que hizo la entidad levantina en la empresa de energías renovables Renomar mediante la sociedad Med Wind Energy. "Estas operaciones se han realizado en contra de los intereses del Banco de Valencia. En los casos indicados [entre los que se incluía la sociedad Med Wind Energy] se favoreció a terceras personas , por la única razón de tener vinculaciones personales con alguno de los miembros del consejo de administración y se realizaron causando un daño al patrimonio del Banco de Valencia", especifica la querella interpuesta por el abogado Diego Muñoz-Cobo.

En concreto, en esta operación de energías renovables uno de los socios de Banco de Valencia era el empresario Fernando Roig, que era además el presidente de Renomar y propietario de Pamesa, a la vez que dueño del 11% de Mercadona. "El banco llegó a acuerdos con personas que debían comprar un 25% del capital social, asumiendo el banco el 75% restante", especifica la querella.

Pero la implicación de Banco de Valencia en Renomar, que era accionista del 26% según el diario Levante, fue más allá. Según una nota de prensa de esta empresa, en marzo de 2009 Banco de Valencia formó parte del sindicato bancario que "aseguró la financiación del proyecto eólico en plena época de crisis". Es decir, el Banco de Valencia asumió un doble riesgo al ser accionista y prestamista de la operación encabezada por Fernando Roig.

Financiación de 512 millones 

La nota de prensa de Renomar especifica el papel concreto de los bancos en la refinanciación de finales de 2009: "Un sindicato bancario ha aprobado esta financiación por un importe de 512 millones de euros. Las entidades financieras mandatadas organizadas en un único nivel son: Banco Bilbao Vizcaya, Banesto, Banco de Sabadell, Banco Santander Central Hispano, Caja de Ahorros de Madrid, Calyon, The Royal Bank of Scotland, Société Générale y Banco de Valencia", especifica la mencionada nota de Renomar, que explica que este balón de oxígeno de la banca en marzo de 2009 permitía "estructurar definitivamente su balance financiero y con ello garantizar la viabilidad de los proyectos".

infoLibre se ha puesto en contacto con Caixabank, que compró por 1 euro el Banco de Valencia. Un portavoz aseguró que la entidad financiera vendió Renomar hace más de un año al no encajar esta firma en la estrategia de la entidad financiera catalana.

Tanto Parra como Izquierdo fueron arrestados en junio pasado junto al expresidente de la Comunidad Valenciana y Bancaja, José Luis Olivas, por su participación en el agujero de 220 millones que sufrió Bankia por las inversiones de Bancaja en el Caribe mexicano.

Rodrigo Rato

Pero Izquierdo y Parra no son los únicos exdirectivos de Bankia que han obtenido fondos de Mercadona por el alquiler de un inmueble. La semana pasada, el juez de instrucción 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, embargó al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo RatoRodrigo Rato su parte del alquiler que percibe la empresa Paracuga SL de la cadena Mercadona por uno de sus supermercados en la localidad madrileña de Alcorcón.

El 30 de octubre de 2009, tan solo dos días después de que Caja Madrid firmara el primer acuerdo con la banca de Inversiones Lazard, controlada en España por el socio de Rato Jaime Castellanos, el ex director gerente del FMI creó la sociedad Paracuga junto a otros tres compañeros del banco de inversiones.

De hecho, Rato se vio obligado a reconocer (tras negarlo inicialmente en sede judicial) que desde el 30 de octubre de 2009 tenía negocios con su "amigo" Castellanos, en concreto la propiedad del mencionado local comercial de Alcorcón, que alquila desde finales de 2010 a Mercadona.

El resto de socios en Paracuga eran personas vinculadas con Lazard, como por ejemplo Pedro Pasquín, que fue el encargado de firmar los contratos de asesoría a Caja Madrid y a Bankia. En total Rato adjudicó a la firma de su amigo y socio Jaime Castellanos desde Caja Madrid y Bankia por un valor de 16,9 millones, de los que al final solo se abonaron 5,3 millones.

Pujol y Bárcenas

El nombre de la cadena de supermercados de los hermanos Roig también ha aparecido en el caso Oleguer Pujol, que al igual que en el caso Banco de Valencia instruye en la Audiencia Nacional el juez Santiago Pedraz. Según el sumario, el menor de los Pujol alquiló junto a una empresa de Roberto Centeno, yerno de los hermanos Roig, cuatro locales a Mercadona.

Asimismo, Juan Roig declaró como testigo en la causa del caso Bárcenas sobre la presunta caja B del PP. En esa comparecencia negó haber realizado la entrega de 150.000 euros que el extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas anotó en su contabilidad B, el 27 de febrero de 2008, a nombre de Mercadona.

Más sobre este tema
stats