LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El día a día de la ley trans y el 'sólo sí es sí' tras un año: ni fraude en los registros ni rebajas de penas diarias

Comunitat Valenciana

La nueva dirección de Podemos en la Comunitat Valenciana marca distancia con Ximo Puig

El nuevo secretario general de Podemos en la Comunitat Valenciana, Antonio Estañ.

La victoria de Antonio Estañ y su equipo al frente de Podemos en la Comunitat Valenciana marca un antes y un después en el desarrollo del partido en el territorio. Este lunes se conoció el triunfo de su candidatura en el congreso autonómico del partido morado, y su elección –ha obtenido 3.096 votos, el 41%– deja abiertas incógnitas sobre el futuro de las relaciones con el Gobierno de Ximo Puig.

Aprofundir el canvidefiende entre sus propuestas políticas un nuevo modelo de autogobierno para reforzar la "capacidad del pueblo valenciano de construirse como tal y de decidir sobre sí mismo"; una economía sostenible capaz de revertir las políticas del PP; una óptica feminista en todos los ámbitos de la sociedad, y finalmente la "reapropiación y defensa de los bienes comunes" como un "objetivo social e institucional".

El nuevo líder autonómico del partido ha desempeñado su función como parlamentario con una postura próxima al errejonismo, pero su candidatura se caracteriza por reunir a los dirigentes más críticos con la anterior dirección, liderada por Antonio Montiel. La nueva dirección está compuesta por la diputada autonómica Sandra Mínguez, cercana a las tesis de Iglesias, y se encuentra además sellada por un acuerdo con los anticapitalistas, que se unieron también a la lista.

De esta forma, la rama de Podemos en la comunidad deja de funcionar en base a las tesis de Íñigo Errejón, que mantiene el liderazgo en la Región de Murcia y en Euskadi. Se anota un tanto, por el contrario, la facción anticapitalista del partido, que ha ido ganando poder en los últimos meses. El número dos de Podemos, Joan Giner, pertenece a Revolta Global, la rama catalana de Anticapitalistas, mientras en la Comunidad de Madrid los anticapitalistas pactaron con el sector pablista –liderado por Ramón Espinar– una candidatura que finalmente fue la vencedora en el último congreso. A ello hay que unirle el fuerte liderazgo de Teresa Rodríguez en Andalucía, que revalidó hace unos meses su puesto con más del 70% de los votos.

Los resultados de los congresos territoriales que se han conocido este lunes, no obstante, también han traído malas noticias para los anticapitalistas, que han perdido el control de Podemos Navarra, hasta ahora en manos de Laura Pérez. De igual manera, los anticapitalistas no han conseguido alcanzar la dirección del partido en Castilla León y Castilla-La Mancha, que también afrontaban sendas renovaciones. En ambas comunidades han repetido, finalmente, los pablistas José García Molina (Castilla-La Mancha) y Pablo Fernández (Castilla León).

La principal conclusión del triunfo de Estañ, tal y como analizan fuentes próximas al sector errejonista del partido, es "el contundente golpe al oficialismo" que supone. "No ha ganado la candidatura de Pablo Iglesias", quien mostró su rotundo respaldo a la senadora Pilar Lima.

Pacte del Botànic

Estañ no ha ocultado su recelo hacia las condiciones sobre las que se constituye el llamado Pacte del Botànic, por el que PSOE y Compromís gobiernan en la comunidad gracias al apoyo externo de Podemos.

El nuevo secretario general señala en conversación con este diario que su primera medida será "reunir a la comisión de seguimiento del Pacte del Botànic para desarrollar una auditoría ciudadana". La idea, continúa, es que "el pacto es una firma a cuatro, donde están las tres formaciones políticas y también la sociedad valenciana", de modo que "llegados a mitad de legislatura, tiene que ser la sociedad valenciana la que diga si se está cumpliendo".

Fuentes vinculadas al entorno pablista, sin embargo, juzgan que la actividad inmediata de la nueva dirección debe resolver la incógnita sobre su visión del pacto: “Estañ, en campaña, ha dicho que quiere entrar en el Gobierno, pero los anticapitalistas no sólo rechazan eso, sino que además quieren romper el pacto”, recalcan las mismas fuentes.

A priori, interpretan miembros cercanos a la candidata errejonista, Fabiola Meco, la victoria de Estañ "retóricamente le va a poner las cosas más difíciles al Gobierno socialista" y de hecho será muy "problemática para el PSOE, porque la candidatura es más cercana a Compromis a nivel emocional y político".

Antonio Montiel

Por otro lado, el hasta ahora secretario general de la formación en la comunidad, Antonio Montiel, ve con la victoria de Estañ peligrar su puesto como portavoz de Podemos en Les Corts. El nuevo dirigente se ha mostrado habitualmente crítico con su gestión, y aunque subraya que será el próximo Consejo Ciudadano, convocado para este fin de semana, el que decidirá sobre su continuidad, se inclina por que sea una mujer la próxima portavoz.

Antonio Montiel esportavoz del grupo parlamentario con Fabiola Meco, que es portavoz adjunta, y Llum Quiñonero. Estas últimas pertenecen a la candidatura que ha quedado tercera –la errejonista–, mientras que Montiel rechazó en marzo de este año presentarse. "El grupo parlamentario tiene un reglamento propio interno, pero el próximo Consejo Ciudadano puede decidir un cambio en ese reglamento", señalan fuentes errejonistas, "y parece ser que la nueva directiva sí tiene intención de hacer una renovación".

Relaciones con Madrid

Los 'errejonistas' se juegan el control de su penúltimo feudo autonómico

Los 'errejonistas' se juegan el control de su penúltimo feudo autonómico

Otro de los frentes abiertos en la comunidad responde a la pluralidad de corrientes dentro de la candidatura ganadora, que podría complicar las relaciones con la cúpula estatal del partido. Además, Estañ apuesta en firme por la descentralización de la formación morada. "Una descentralización de la organización es lo que exigimos desde el País Valencià para poder empoderar a nuestros colectivos y hacerlos más participativos", dice en su documento político, mientras que en el texto organizativo subraya la necesidad de "descentralizarse y arraigarse en cada singularidad territorial de norte a sur del País Valencià".

Sin embargo, señalan fuentes cercanas a la corriente errejonista, "por práctica política acomodaticia" resulta "poco probable que se enfrenten a Iglesias".  La misma visión la comparte el entorno pablista, que alude al "interés por ambas partes a la hora de mantener una buena relación". Fuentes próximas a Pilar Lima –candidata de Iglesias–, aseguran que "desde Madrid se seguirán planteamientos de normalidad y colaboración", y vaticinan que las dos bandas irán "en la misma dirección". Lo contrario, subrayan, "sería una decepción".

Por su parte, Antonio Estañ manifiesta su intención de "desarrollar el proyecto estatal atendiendo a las especificidades del País Valencià". Entiende como positivo que su candidatura tenga un carácter marcadamente plural, y asegura inclinarse por un escenario en el que "prime lo local y lo autonómico, respetando el proyecto de Vistalegre II".

Más sobre este tema
stats