Cambio climático

Oxfam y Amnistía le ponen ‘deberes’ a Rajoy en su visita a Marruecos: mayor compromiso con el clima y los derechos humanos

Oxfam y Amnistía Internacional le ponen 'deberes' a Rajoy en su visita a Marruecos:

Las organizaciones Oxfam Internacional y Amnistía Internacional han aprovechado la visista que Mariano Rajoy realiza este martes a Marruecos con motivo de la cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático para recordarle, por un lado, que los compromisos que España hizo en la Cumbre de París fueron "totalmente insuficientes" y, por otro, que en el país vecino se sigan violando de forma sistemática los derechos humanos.

Las dos ONG pretenden poner el foco en estos temas para que sean tenidos en cuenta por el Gobierno a lo largo de la legislatura que acaba de comenzar.

1. cambio climatico

Oxfam, pese a valorar "positivamente" la participación de Rajoy en la 22ª Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 22),  asegura echar en falta que este gesto vaya acompañado de un "compromiso claro en la lucha contra el cambio climático, tanto en reducción de emisiones como en el desembolso de fondos".

La organización ha recordado que, de un total de 120 millones de euros que España se comprometió a dedicar a la lucha contra el cambio climático en la Cumbre de París, solo ha aportado un millón.

“España hizo promesas totalmente insuficientes durante la cumbre de hace un año en París, pero es que además, de lo poco prometido no se ha llegado a desembolsar a estas alturas ni el 1%. No se puede seguir jugando con algo tan serio que compromete las vidas de tantos millones de personas”, ha denunciado José María Vera, director general de Oxfam Intermón, para añadir que el nuevo Gobierno debe también "presentar con urgencia una nueva estrategia de reducción de emisiones”.

2. Derechos y libertades

Amnistía Internacional, a cuyos equipos de investigación se les viene negando el acceso a Marruecos desde octubre de 2014, ha querido transmitir al presidente del Gobierno la preocupación que despiertan las constantes violaciones de derechos humanos que tienen lugar en el país vecino.

En primer lugar, la organización denuncia que tanto periodistas como activistas que se oponen al régimen de manera pacífica están siendo procesados y condenados por expresar sus opiniones. Esta falta de una verdadera libertad de expresión lleva, en muchos casos, incluso a penas de prisión. 

Además, las fuerzas de seguridad marroquíes continuan haciendo uso de una fuerza "innecesaria o excesiva" para dispersar manifestaciones pacíficas. Esta situación, denuncian, se agrava aún más cuando los manifestantes reclaman el derecho de autodeterminación del Sahara Occidental. 

Por otro lado, el registro en los archivos oficiales de organizaciones de derechos humanos continúa encontrando constantes trabas, llegándose incluso a impedir la celebración de reuniones y asambleas de forma periódica.

Por último, y respecto a los colectivos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, Amnistía Internacional recuerda que el artículo 489 del Código Penal de Marruecos tipifica como delito las relaciones sexuales homosexuales consentidas, pudiendo llegar los procesados a ser castigados con penas de prisión.

3  Refugiados

El último foco sobre el que se centra Amnistía Internacional son los inmigrantes y refugiados. Este punto, además, cobra especial relevancia por el control fronterizo establecido entre España y Marruecos. La expulsión ilegal de inmigrantes de terceros países desde España a Marruecos han sido motivo de reiteradas denuncias de violaciones de derechos humanos. Las autoridades marroquíes, denuncian, han cometido excesos en los controles fronterizos de Ceuta y Melilla contra migrantes, solicitantes de asilo y refugiados.

La organización asegura que, desde 2005 (año en el que se intensificó esta colaboración entre ambos países), no ha cesado de documentar casos de graves violaciones de derechos humanos cometidos en la frontera. Aseguran, además, que estos casos no han sido investigados adecuadamente.

La organización expresó su máxima preocupación por la introducción en la Ley de Extranjería de la figura del "rechazo en frontera" únicamente aplicable en las ciudades de Ceuta y Melilla, en un intento de amparar las expulsiones en caliente en el perímetro fronterizo de ambas ciudades. Para Amnistía, estas son en realidad "expulsiones sumarias y colectivas prohibidas por el derecho internacional".

La jueza declara improcedente el despido de la empleada de un banco marroquí que se manifestó en apoyo a la protesta del Rif

Más sobre este tema
stats