Corrupción en el PP

El papel que jugó en 2015 el futuro presidente de Murcia en el 'caso Novo Carthago'

El candidato del PP de Murcia a la presidencia regional, Fernando López Miras.

El candidato del PP a la presidencia de la Región de Murcia, Fernando López Miras, fue destituido en marzo de 2015 del cargo de secretario general de la Consejería de Economía y Hacienda murciana después de que el presidente Alberto Garre denunciara que la dimisión del exconsejero Antonio Cerdá, que al no estar ya aforado provocaba un cambio de juez instructor del caso Novo Carthagocaso Novo Carthago, se había fraguado en el departamento en el que trabajaba entonces el ahora aspirante a suceder a Pedro Antonio Sánchez.

López Miras cesó en su cargo de secretario general de la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Murcia el 5 de marzo de 2015 en medio de una crisis interna de la formación política conservadora a raíz del caso Novo Carthago, y que acabó con una confrontación directa entre diferentes familias de la formación conservadora.

El aspirante a presidir el Gobierno murciano fue apartado de su puesto tan solo dos días después de que el propio Garre, que hace dos semanas anunció su salida del Partido Popular, destituyera al consejero Economía y Hacienda, Francisco Martínez AsensioFrancisco Martínez Asensio, que fue relevado por Luis Martínez de Salas y Garrigues.

Una dimisión fraguada en la Consejería

Las destituciones, primero la del consejero y después la de López Miras, se produjeron después de que Alberto Garre asegurara a la opinión pública que la dimisión del consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Antonio Cerdá, se había fraguado en la propia Consejería de Economía y Hacienda en la que el candidato a suceder a Pedro Antonio Sánchez era, como secretario general, el número dos del departamento murciano.

 

El expresidente de la Región de Murcia Pedro Antonio Sánchez (d), en presencia del candidato a sucederle Fernando López Miras.

La dimisión de Cerdá, cuñado del exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte, que en esos momentos ejercía el cargo de comisionado del Gobierno murciano para asuntos económicos, tuvo una importante consecuencia en la instrucción del caso Novo Carthago, en el que el entonces magistrado de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJM) Manuel Abadía mantenía imputado al propio Cerdá. Al dejar de ser aforado Cerdá el caso abandonó el TSJ murciano y pasó a ser instruido por un Juzgado ordinario de la ciudad de Murcia, en concreto el número 2 de la capital regional.

Unos días antes de la dimisión de Cerdá, el juez Abadía llegó a considerar al expresidente murciano Ramón Luis Valcárcel "el integrante de la trama que acordó el plan delictivo" trama junto a la senadora Pilar Barreiro y al empresario Rafael Galea para garantizar el éxito del proyecto urbanístico de Novo Carthago.

Un día antes de la dimisión de Cerdá

En un demoledor auto, de 26 de febrero de 2015, un día antes de la dimisión del consejero Antonio Cerdá, el magistrado reclamó a la Fiscalía que emitiera un "dictamen sobre si debe llamarse como imputado" al presidente del PP de la Región y vicepresidente del Parlamento Europeo.

El instructor establecía en el auto de seis páginas, según La Opinión de Murcia, cinco fundamentos jurídicos que justificarían la imputación de Valcárcel en el caso Novo Carthago, en el que también están encausados el exdelegado del Gobierno Joaquín Bascuñana, los exconsejeros Antonio Cerdá y Francisco Marqués, y la exalcaldesa de Cartagena y senadora del PP, Pilar Barreiro, entre otros.

En un segundo auto, que se notificó a las partes el 3 de marzo de 2015, el juez Abadía concedió un mes de plazo al expresidente murciano Ramón Luis Valcárcel para que prestara declaración de forma voluntaria como imputado por los supuestos delitos de prevaricación y cohecho.

 

Presentación de Novo Carthago en 2003

Al final, el magistrado, que abandonó la judicatura y abrió un despacho de abogados, acordó citar a declarar como imputados a la hija de Valcárcel Rosario Valcárcel Cruz; al esposo de esta, Fulgencio Perán Jiménez, y a su cuñado, Juan Francisco Cruz.

La Fiscalía de Murcia, entonces encabezada por Manuel López Bernal, acordó en diciembre de 2006 abrir de oficio diligencias por la construcción de la urbanización Novo Carthago, que incluía 10.000 viviendas y un campo de golf, en una zona protegida. El proyecto fue presentado por el Gobierno presidido por Valcárcel, antes de la recalificación de los terrenos.

El presidente más joven

Si el PP murciano logra el apoyo de Ciudadanos, López Miras podría convertirse en el presidente autonómico más joven tras ser propuesto por Pedro Antonio Sánchez como su sucesor, informa Europa Press. Con tan solo 33 años y natural de Lorca (Murcia), López Miras ha desempeñado diversos cargos en la Asamblea Regional murciana, el PP e incluso el Ejecutivo murciano. Licenciado en Derecho y MBA en Dirección y Administración de Empresas, ha trabajado en Banesto y Banco de Valencia.

Diputado del Grupo Parlamentario Popular desde junio de 2011 hasta 2014, fecha en la que renunció a su escaño antes de ser nombrado secretario general de la Consejería de Economía y Hacienda, también ha desempeñado el cargo de presidente de Nuevas Generaciones de Lorca y ha ejercido como secretaria general de esta formación en la Región.

Presidente de Nuevas Generaciones de Lorca desde 2008 y secretario general de Nuevas Generaciones del Partido Popular en la Región de Murcia, es coordinador territorial del Partido Popular y miembro de la Junta Directiva Nacional de la formación conservadora.

El fiscal acusa al expresidente murciano de utilizar una subvención para construir un auditorio "distinto"

El fiscal acusa al expresidente murciano de utilizar una subvención para construir un auditorio "distinto"

Más sobre este tema
stats