La portada de mañana
Ver
La inflación también vota en las europeas

Consulta catalana 2014

Pedro Sánchez percibe un “enrocamiento mayor” en el Ejecutivo

Pedro Sánchez y Josep Antoni Duran i Lleida, durante su reunión en el Congreso este 24 de septiembre de 2014.

Pedro Sánchez y el PSOE seguirán con su estrategia de defensa de reforma constitucional a machamartillo, sin moverse un ápice, convencidos de que la actualización de la Carta Magna "es más necesaria que nunca", porque "lo pide la ciudadanía" y es la "única" salida al desafío soberanista. Mantendrán su apuesta, pese a que lo que llega desde el Gobierno y el PP es un "enrocamiento mayor" de sus posiciones. 

El secretario general de los socialistas se reunió este miércoles en el Congreso con el portavoz de CiU en la Cámara baja y jefe de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, al que volvió a reiterar –porque antes ya se lo contó su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba– cuál es el modelo del PSOE. Y los dos detallaron a los medios su versión de la entrevista, en la que primó la "buena sintonía" personal entre los dos líderes. 

En síntesis, lo que Sánchez puso sobre la mesa fue una reforma constitucional que contenga tres bloques: regeneración democrática, nuevo modelo territorial (mejor definición del reparto de competencias, reconocimiento de la singularidad de Cataluña, incorporación de los principios del sistema de financiación autonómica) y blindaje de derechos que "hoy están siendo puestos en cuestión" por las políticas del Gobierno. Hace unos días, el secretario general pidió incluir asuntos como el matrimonio homosexual o el derecho a una muerte digna. Los socialistas también quieren que se reflejen las "nuevas formas de convivencia familiar" o que se elimine la prevalencia del varón en la sucesión a la Corona. Que se añada a la Carta Magna "aquello que ocurre en la calle".

Los dos compartieron un hecho "evidente", en palabras de Sánchez: que "con el inmovilismo" de Mariano Rajoy "no se garantiza la unidad de España". Pero ambos discreparon precisamente en esa modificación amplia de la Ley Fundamental de 1978. Aunque agradeció que "alguien tenga una respuesta política" a la tensión territorial, Duran le avisó de que "no se puede meter todo" en el cambio constitucional, porque ello dificultaría el consenso. Además, reformando la Carta Magna, "no se va a diluir el problema de Cataluña". 

Duran y Sánchez, según su relato, no hablaron del escenario posterior a la casi segura suspensión de la consulta del 9-N por parte del Tribunal Constitucional. El secretario general apremió al Gobierno a ser "ambicioso" y "valiente", que atienda la "pulsión de cambio". Pero su presión, dijo, no se compadece con una apertura del Ejecutivo ni de su presidente, con el que se reunió en privado en la Moncloa este lunes. "Lo que veo en Rajoy, en el Gobierno y en el PP es cada vez un mayor enrocamiento frente a una reforma cada vez más necesaria" y que "pide la ciudadanía". Pese a esa actitud, los socialistas seguirán "tendiendo la mano" porque creen "fundamental" la renovación del pacto constitucional. 

Artur Mas confirma que convocará la consulta del 9 de noviembre en los “próximos días”

Artur Mas confirma que convocará la consulta del 9 de noviembre en los “próximos días”

Qué le "incomoda" del artículo 13 de la norma de 2010

El líder del PSOE también respondió a los periodistas preguntas sobre la retirada de la Ley del Aborto y la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Sobre la caída de este, aseguró que "podía haber elegido otro momento", por la situación tan delicada, con un desafío a la legalidad constitucional de primera magnitud, con el presidente del Gobierno en China y el rey en Nueva York, en la Asamblea de la ONU. A su sucesor, Rafael Catalá, y al PP les pidió que retiren ya el recurso que presentaron en 2010 a la Ley de Plazos. No tiene "sentido" que se haya renunciado a un proyecto de ley "infame" y al tiempo que se mantenga viva la impugnación. Y es que los socialistas no se fían de lo que pueda hacer el Tribunal Constitucional, cuyo presidente, Francisco Pérez de los Cobos, ha sido un reconocido militante del PP, recordó. Los conservadores, no obstante, no cuentan en absoluto con desistir de su iniciativa al TC.

Sánchez emplazó a Rajoy a decir qué quiere cambiar y qué le "incomoda" del artículo 13 de la vigente norma, el que dice que las chicas de 16 y 17 años tendrán que informar de su voluntad de abortar a al menos uno de sus padres. 

Más sobre este tema
stats