Corrupción política

Peñas al juez de 'Gürtel': "Aguirre no me quiso recibir para denunciar el urbanismo de Majadahonda y me fui a la Fiscalía"

José Luis Peñas a su llegada este martes a la Audiencia Nacional.

El denunciante del caso Gürtel y exconcejal del PP de Majadahonda, José Luis Peñas, declaró este miércoles al tribunal que juzga a los 37 acusados de la trama liderada por Francisco Correa, y que preside el magistrado Ángel Hurtado, que la entonces presidenta del PP madrileño y de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se negó a recibirle cuando acudió a la sede de la calle de Génova a denunciar con un dossier el urbanismo del municipio.

"Cuando [el exalcalde] Guillermo Ortega estaba recibiendo las presiones para irse, vamos al aeropuerto Madrid-Barajas porque Aguirre tenía un viaje a China, y ella dijo: pues Guillermo, si tú me dices que esto está así, que el urbanismo es tan malo, hazme un informe y yo te apoyaré. Hicimos un informe sobre las permutas de [parcelas municipales de] Majadahonda, y cuando fui a una reunión en Génova, porque acababa de llegar la presidenta de ese viaje a China, pues no me quiso recibir. Me largó con cajas destempladas. El informe estaba sobre su mesa, pero no quiso recibirme para explicárselo", especificó Peñas a preguntas de la acusación de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade). 

El denunciante explicó que, sin embargo, sí se celebró una reunión en la que participaron "Esperanza Aguirre, Francisco Granados, y algún otro miembro del PP", que tuvieron acceso a "cinco o seis dossieres" del urbanismo de Majadahonda. Y preguntado nuevamente por la letrada de Adade sobre qué hizo después, Peñas espetó: "Si la propia presidenta no te quiere recibir, no quiere saber de primera mano los problemas, pues evidentemente luego ya fuimos a la Fiscalía y ahí estuvimos declarando en numerosas ocasiones".

Aguirre destapó la 'Gürtel'

Peñas se refiere al denominado por la prensa caso Majadahonda, y que la presidenta Esperanza Aguirre utiliza para asegurar que ella destapó el caso Gürtel. Pese a la denuncia de Peñas y de otro concejal del PP Juan José Moreno, el asunto se archivó, aunque después acabó siendo investigado por las fiscales de la trama de Francisco Correa. Aguirre aseguró que al final ella paralizó la venta de las mencionadas parcelas, por las que el Ayuntamiento obtuvo importantes ingresos.

El caso Majadahonda consistió en la denuncia de los exconcejales Peñas y Moreo del intento de venta de un terreno municipal a un precio que ellos consideraban bajo: "Yo denuncié el urbanismo de Majadahonda junto con Juan José Moreno", explicó Peñas a preguntas de la fiscal Concepción Nicolás, a la que dijo que las consecuencias fueron que le expulsaron del grupo municipal y del PP.

Peñas aseguró que el anterior regidor de Majadahonda, Guillermo Ortega, había recibido presiones de un empresario de la constructora Dico para que dejara la alcaldía: "Francisco Granados estuvo allí, en Majadahonda, presionando a Guillermo y a todos nosotros", completó Peñas. Dico es una de las empresas que aparecen en el sumario de la operación Púnica, por la que permanece Granados en prisión. Peñas declaró como testigo ante el instructor de Púnica, Eloy Velasco. Según testificó el propio Peñas el pasado martes, en sus grabaciones fue la primera vez que se habla de las actividades de Granados y de su socio y ahora arrepentido, David Marjaliza.

Un partido con Correa

Y fue tras la expulsión de Peñas del PP, según relató este a la fiscal Concepción Nicolás, cuando creó junto con Correa un partido político. En este sentido, el exconcejal reconoció que varios empresarios dieron hasta 300.000 euros al presunto cabecilla del entramado para financiar el partido Corporación Majadahonda (CMA), fundado en 2005 junto al también exedil del municipio madrileño y acusado Juan José Moreno. "Era un nexo de unión para estar cerca del señor Correa y poder grabarle", enfatizó.

Peñas, que ha contestado en su segunda jornada de declaración a todas las acusaciones y las defensas de otros procesados –salvo a la del exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, ya que éste anunció que sólo iba a contestar a su letrado–, recalcó que durante el tiempo que estuvo grabando a Correa nunca le pidió nada: "Durante dos años y medio no le pedido jamás nada al señor Correa, es él el que me pide cosas a mí", respondió a una de las preguntas del defensor del empresario, Juan Carlos Navarro, informa Europa Press.

"Es él el que me propone que montemos el partido y me dice que no me preocupe del tema económico", añadió. En este sentido, recordó que el empresario le informó de que los 300.000 euros que se ingresan en las cuentas de CMA era dinero "que le daban los empresarios".

"Era la forma de actuar del señor Correa, luego la contabilidad suya no sé como la llevaba, seguro que como un buen y ordenado comerciante que era", agregó. No obstante, apostilló que tanto él como Moreno recibieron 3.500 euros mensuales que les facilitaba Correa y precisó que esa cantidad "se ingresaba en las cuentas del partido".

Alertó a la Policía

Asimismo, Peñas declaró que su abogado, Ángel Galindo, alertó "a quien fuera" de la última reunión que mantuvo el exconcejal del Ayuntamiento de Majadahonda con Correa el 12 de diciembre de 2007. El acusado, para el que la Fiscalía solicita seis años y cinco meses de prisión, dijo que un mes después de presentar una denuncia ante el Ministerio Público, Correa le llamó para pedirle una reunión y comentarle "cosas importantes".

Peñas afirmó, a instancias del abogado de Álvaro Pérez, El Bigotes, José Javier Vasallo, que le preguntó en concreto por el comisario Manuel Morocho, que accedió a encontrarse con el empresario para continuar grabándole, pues, a su juicio, podía aportar más "material" a la investigación. En la jornada del martes, el denunciante de la Gürtel ya había comentado a la fiscal Nicolás que pasó "muchísimo miedo" porque pensaba que los líderes de la trama tenían conocimiento de la denuncia interpuesta. "Correa tenía mucha influencia en la Administración del Estado", relató Peñas.

En este sentido, apostilló que informó a su abogado de dicha reunión por temor a "tener algún problema" en el encuentro. Galindo "habló con quién fuera" para alertar de ello, en referencia a la presencia policial que hubo alrededor de la sede de las empresas de Correa, en la Calle de Serrano de Madrid, y de una cafetería situada en la calle Hermosilla a la que se trasladaron. "Fue por un tema de seguridad personal que estuviese la Policía", ha recalcado, al mismo tiempo que ha apostillado que se enteró por el sumario de esta causa que le "siguieron" el día de la celebración de la reunión.

Mato dice que nunca supo lo que ganaba su marido y que no le extrañó que tuviera un Jaguar

Mato dice que nunca supo lo que ganaba su marido y que no le extrañó que tuviera un Jaguar

Más sobre este tema
stats