ABERRI EGUNA

El PNV reclama en el Aberri Eguna una Euskadi y también una Ucrania y un Sáhara "libre" sin "agresiones externas"

El PNV regresa a la Plaza Nueva de Bilbao para celebrar el Aberri Eguna.

infoLibre

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha defendido en el Aberri Eguna (Día de la patria vasca) una Euskadi, Ucrania y Sáhara "libres y justas", que sean lo que su ciudadanía "quiera ser, sin agresiones ni injerencias externas". Además, ha tendido la mano a los partidos vascos para acordar, entre ellos, a EH Bildu, al que ha reprochado que "no sea capaz de decir ni mú ante las barbaries" de Putin, mientras que a PP y PSOE les ha dicho que, si acuerdan para "dejar fuera de juego" a Vox, el PNV "arrimará el hombro para esa salvaguarda democrática".

Ortuzar ha realizado esta reflexión durante la celebración en la plaza Nueva de Bilbao del Aberri Eguna y ha mostrado su ilusión por "volver a estar juntos, en la calle", aunque todavía hay que tener "cuidado" con la pandemia y ha aprovechado para pedir un aplauso para los fallecidos por covid y los sanitarios, según informa Europa Press. La formación jeltzale se ha vuelto a reencontrar con sus afiliados quienes han ondeado cientos de ikurriñas, para celebrar la 90 edición del Día de la patria vasca tras dos años de pandemia, ya que en 2020 fue cancelado el acto por el confinamiento establecido y en 2021 se optó, dada la limitación de aforos, por un encuentro en formato reducido.

El líder jeltzale ha señalado que el Aberri Eguna es un "día señalado para decir en voz alta" que el PNV solo tiene una "patria" y reforzar el compromiso "con la libertad de Euskadi". También ha querido empezar la celebración hablando de otras "dos naciones en apuros, Ucrania y el Sáhara Occidental" porque son "nacionalistas democráticos", porque creen "en la libertad de otros" tanto como en la propia, porque su "abertzalismo no es imposición, sino de defensa" y porque creen "en la armonía entre los pueblos" y son "profundamente antifascistas y antiimperialistas".

"Creer en una Euskadi libre y justa nos tiene que hacer también querer una Ucrania libre y justa, y un Sáhara libre y justo. Que sean como lo que pedimos hoy también para nuestra Euskadi; que sean lo que libremente, sin agresiones, sin injerencias externas, su ciudadanía quiera ser", ha defendido.

Ortuzar ha asegurado que lo que está ocurriendo en Ucrania supone "una alteración, una perversión intolerable de la legalidad internacional". "No hay suficientes palabras, ni suficientemente duras, para enjuiciar lo que está haciendo Putin con el pueblo ucraniano, con civiles inocentes. Y vemos con horror que sigue haciéndolo día tras día, con la desfachatez y la arrogancia de un nuevo zar del siglo XXI", ha denunciado. Por ello, tras destacar la "lección de resistencia" del pueblo ucraniano, ha querido lanzar "un grito alto y claro de 'no más invasiones ni guerras", no más Gernikas, no más Buchas, no más Kromatorsks".

Ortuzar ha reclamado "paz y libertad para todos los pueblos del mundo" y ha reconocido que le avergüenza y entristece que haya quien no quiera ver esta "injusticia", que se produzcan pintadas prorrusas en albergues que acogen a refugiados ucranianos o que haya en Euskadi quien "tenga remilgos en usar la palabra condena".

Por ello, ha pedido a los refugiados ucranianos disculpas por esos comportamientos "muy minoritarios" y les ha ofrecido toda su solidaridad, al igual que hacia el pueblo saharaui, tras el "incomprensible cambio de actitud del Gobierno español".

"Los fachas han entrado en un Gobierno y a este paso no va a ser el último"

Ortuzar ha afirmado que ese cambio de postura es "un síntoma más del deterioro de la política en el Estado español". "Deterioro en las formas de hacer política, en el funcionamiento de las instituciones y en los mínimos exigibles de calidad democrática. Que se presuma de hacer un pacto con la extrema derecha y se diga que se hace 'sin complejos' es un retroceso democrático que mancha casi indeleblemente a quien lo hace", ha dicho en referencia al Gobierno de PP y Vox en Castilla y León.

A su juicio, PP y PSOE debieran haber llegado a un acuerdo para que Vox "no pudiera condicionar la política", pero ha lamentado que no le hacen caso y cree que se arrepentirán de ello. El líder jeltzale ha asegurado que unos están "obsesionados con volver a la Moncloa y la suma sin Vox no les da" y los otros prefieren "dejar campo libre a Vox para desgastar al PP". "Total, que por egoísmos partidistas, los fachas han entrado en un Gobierno y a este paso no va a ser el último. Todavía no es tarde, volvemos a insistir tanto al PP como a PSOE, que acuerden los mínimos necesarios para dejar fuera de juego a la extrema derecha. Y que les quede una cosa clara: el PNV arrimará siempre el hombro para esa salvaguarda democrática, pero jamás nos verá nadie de la mano, ni cerca, de los fachas de Vox ni de quienes se arreglen con ellos", ha dicho.

En este punto, ha defendido que el PNV siempre está "con la libertad y la democracia" y, por ello, ha pedido que el próximo domingo no haya "ni un solo voto abertzale a Le Pen en Iparralde" porque la democracia está "antes que todo".

Mensaje a Bildu: "No les hemos oído decir de Putin lo que le soltaron al lehendakari"

El líder jeltzale ha afirmado que siempre han estado "donde había que estar" y ha sabido decidir "el mejor camino de la patria, Euskadi", para "construir y para preservar la vasquidad y la identidad nacional". Según ha destacado, el PNV está, "por encima de todo, liderando el país y llevándolo por el buen camino". "Y lo seguirá haciendo, pese a quien pese. Porque estos que se autoproclaman nuestra alternativa, están tan obsesionados con quitarnos de en medio que les da igual todo", ha dicho en referencia a EH Bildu.

En este sentido, ha apuntado que en el pleno monográfico del Parlamento sobre Ucrania "lo dejaron clarísimo" con su "falta de categoría y respeto" hacia el lehendakari, porque les "molestó" que Urkullu tuviera "planes con iniciativas" para hacer frente a la crisis por la guerra en Ucrania. "Claro, porque se les caía el arbolito. Se quedaban sin su matraca del fracaso en la gestión del PNV. Y les contrarió tanto que perdieron los papeles. Y llegaron al insulto, esto que voy a decir es grave: no les hemos oído decir de Putin lo que le soltaron al lehendakari. ¿Qué le pasa a esta gente que es capaz de atacar con tanta saña a un representante democrático de su pueblo, pero no es capaz de decir ni mú ante las tropelías y las barbaries de un dictador?", se ha preguntado.

Ha recordado que, en su día, les comparó con una vaca, pero se equivocó porque son "caprinos" y tiran "al monte, aunque les guste "pisar moqueta madrileña", y tras decirles que "sigan en el monte", ha dicho, en todo caso, que, si se consideran abertzales, "tienen la mano tendida del PNV" para acordar, pero "que vengan a construir y no a destruir" y que piensen en Euskadi y "no dónde está el camino más corto a Ajuria Enea".

Tras recordar el acuerdo alcanzado en educación, ha asegurado que siempre que defienden posiciones "razonables", el PNV está dispuesto a pactar. "Ahí queda este sincero ofrecimiento de colaboración, a EH Bildu y al resto de formaciones, es el momento de acuerdos. Mientras se lo piensan, nosotros, a lo nuestro, sacando adelante este país", ha dicho.

Urkullu rechaza el nuevo internacionalismo socialista de gasto público para todo

Por su parte, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado los "cantos de sirena" de quienes se presentan en Euskadi con la nueva "receta mágica del neoliberalismo", de "menos impuestos y menos Estado", y de otros que vuelven con el "nuevo internacionalismo socialista" basado en que la Administración Pública "lo ocupe todo, gasto público para todo, como si los recursos fueran infinitos".

Por otra parte, ha manifestado que la Unión Europea es el instrumento que permite superar las limitaciones del Estado-Nación. "Hoy se acentúa la necesidad de fortalecer la gobernanza compartida con una aplicación seria del principio de subsidiariedad en base al espíritu fundacional europeo: Ser una Unión entre Pueblos", ha indicado.

En su alocución, Urkullu se ha mostrado convencido de que se va a superar la actual crisis, "no con recetas mágicas ni con utopías de modelos-paraíso", en referencia a quien se presentan en Euskadi con la nueva receta mágica del "neoliberalismo". "Menos impuestos y menos Estado. Esto significa ayudar al que vive bien, para que viva mejor. Menos impuestos supone menos recursos generales, menos servicios públicos, menos sanidad, menos educación y menos protección social. No es nuestro modelo", ha dicho.

Por otra parte, ha criticado a quienes vuelven con el "nuevo internacionalismo socialista, un modelo basado en que la Administración Pública lo ocupe todo". "Gasto público para todo como si los recursos fueran infinitos. No, el dinero viene de la aportación de todas y todos vía impuestos", ha aseverado.

Por ello, ha apuntado que lo que corresponde es gestionar "con rigor y previsión, con un modelo de desarrollo humano colectivo basado en la justicia social". "Nuestro modelo es trabajo, esfuerzo, gestión honesta y responsable, con los pies en la tierra. Nuestro compromiso social y humanista es que Euskadi sea lo más cohesionada socialmente posible", ha constatado. "Nos dirigimos a la sociedad con la verdad por delante, -ha proseguido- sin infantilismos, sin falsas promesas, sin recetas mágicas sacadas de la chistera". "Vamos a superar la crisis con los valores, compromiso y solidaridad de Euskadi, con esfuerzo y sacrificio", ha agregado, para llamar a la colaboración público-privada "asumiendo cada cual su responsabilidad".

"Ahora, la urgencia procede de Ucrania"

También se ha referido Iñigo Urkullu en su intervención a la "agresión militar unilateral del Ejército ruso que vulnera la legalidad y el derecho internacional", que ha condenado "radicalmente" desde la defensa de los valores éticos, democráticos, de libertad y convivencia. "Valores Partido Nacionalista Vasco", ha asegurado.

"Ahora, la urgencia procede de Ucrania. Hemos trabajado, desde el primer momento, un Plan de contingencia para garantizar alojamiento y sustento vital a todas las personas, acceso a la educación, la salud y los servicios de empleo", ha manifestado.

Tras recordar que hace 85 años el pueblo vasco sufrió los primeros bombardeos indiscriminados contra la población civil, como ocurrió en Durango o Gernika, que sufren ahora cualquier ciudad en Ucrania, ha vuelto a recordar la propuesta del Grupo Vasco en el Senado en 2018: "Instar al Gobierno Español a que reconozca la responsabilidad del Ejército sublevado y del posterior Gobierno franquista del ataque, daño y sufrimiento causado por el bombardeo de Gernika el 26 de abril de 1937, como símbolo de todos los ataques aéreos contra la población civil". "No prosperó por decisión del PP", ha lamentado.

El PNV critica la actitud "kafkiana" del PP en el reparto de los fondos europeos: busca "desbaratar" la estabilidad

El PNV critica la actitud "kafkiana" del PP en el reparto de los fondos europeos: busca "desbaratar" la estabilidad

Más sobre este tema
stats