Protestas sociales

La Policía carga en las inmediaciones de la sede del Partido Popular

infolibre

Durante toda la tarde las masivas Marchas de la Dignidad recorrieron Madrid de forma pacífica y reivindicativa. Sólo al final de la jornada, pasadas las 20.25 horas, se produjeron algunos disturbios cuando grupos de alborotadores comenzaron a lanzar objetos contra el fuerte cordón policial colocado en las inmediaciones de la sede nacional del PP, situada en la calle Génova de Madrid y muy cerca de la plaza de Colón, donde estaba situado el escenario y se celebró el acto central de la protesta. Los agentes respondieron con virulencia y tras este incidente hubo varias cargas policiales y disparos con pelotas de goma. 

A pesar de los porrazos y de lo contundente de su actuación, la Policía no consiguió atajar la protesta. Al filo de las 21 horas todavía se podía ver miles de manifestantes en las calles del centro de la capital. De hecho, algunos de los convocados comenzaron a instalar tiendas de campaña en los parterres del paseo de Recoletos.

Al menos 29 personas fueron detenidas, mientras que 101 fueron atendidas por los servicios de emergencia. Del total, 67 eran policías. 

Las detenciones produjeron por resistencia y atentado contra la autoridad. Los detenidos están acusados de agresión con lanzamiento de objetos, vallas y adoquines, de vandalismo y de destrozo inmobiliario.

La Delegación del Gobierno en Madrid ya había advertido en los últimos días de que no permitiría acampadas en ninguna zona de la capital y fijó en las nueve de la noche la hora límite en la que los manifestantes podían mantener su protesta. A partir de ese momento la convocatoria no cuenta con autorización alguna de la Administración. 

Las Marchas de la Dignidad, bajo la lupa internacional

Las Marchas de la Dignidad, bajo la lupa internacional

Más sobre este tema
stats