El PP apoyará la tramitación en el Congreso de la ley abolicionista del PSOE

Archivo - Votación en el hemiciclo del Congreso

infoLibre

El PP votará sí a tramitar en el Congreso la ley abolicionista de la prostitución registrada por el PSOE y cuya toma en consideración se votará, previsiblemente, en el próximo Pleno de la Cámara baja, según han informado a Europa Press fuentes de la formación conservadora.

Las mismas fuentes han indicado que esta postura se debe a que una parte fundamental de la proposición de ley socialista es la enmienda que presentó a la Ley de Garantías de la Libertad Sexual, conocida como ley solo sí es sí, para endurecer las penas al proxenetismo y que, finalmente fue retirada. El PP tenía previsto apoyar esta iniciativa.

En concreto, el texto modifica el artículo 187 del Código Penal para que, según ha explicado el PSOE, "castigue de forma general el proxenetismo, sin exigir relación de explotación".

Este nuevo artículo recoge el castigo de prisión de 3 a 6 años y multa de 18 a 24 meses a quien, empleando violencia, intimidación, o abusando de una situación de superioridad, o de necesidad o de vulnerabilidad de la víctima, determine a una persona a ejercer o mantenerse en la prostitución.

Mientras, en el caso de quien "con ánimo de lucro promueva, favorezca o facilite la prostitución de otra persona, aún con el consentimiento de la misma", las penas irían desde 1 a 3 años y las multas de entre 12 y 24 meses.

Además, determina que estas penas se impondrán en su mitad superior cuando se ejerzan a partir de un acto de violencia, intimidación, engaño o abuso, y también cuando el culpable se hubiera prevalido de su condición de autoridad, agente de esta o funcionario público; cuando el culpable perteneciera a una organización o grupo criminal; cuando este hubiera puesto en peligro de forma dolosa o por imprudencia grave la vida o salud de la víctima; incluyendo cuando la víctima se encuentra en estado de gestación.

Recupera la tercería locativa

Del mismo modo, la iniciativa socialista busca multar a los clientes de la prostitución. Según recoge el texto en su exposición de motivos, "las personas que recurren a las mujeres en situación de prostitución participan directamente del entramado que sostiene esta grave vulneración de los derechos humanos".

Y también recupera la tercería locativa que pena a aquellos que, con ánimo de lucro y de forma habitual, cedan bienes inmuebles o local para favorecer el ejercicio de la prostitución. Es decir, a los dueños de los clubes, locales y pisos donde las mujeres ejercen esta práctica.

Esta medida estaba incluida en la ley solo sí es sí y fue retirada tras un acuerdo entre Podemos, PNV, Junts, PDecAT, EH Bildu, CUP y ERC, ya que estos partidos reclamaban un debate más sereno sobre este tema y pedían tratarlo en una ley específica como la ley de trata.

Igualdad valora "todos los esfuerzos" contra la violencia

La mayoría de estas formaciones son partidarias de luchar contra la explotación sexual, pero, según han explicado, defienden la regulación de la prostitución para proteger la situación de aquellas mujeres que ejercen la prostitución de forma libre.

La otra formación que sustenta el Gobierno, Unidas Podemos, tiene un debate en su seno sobre este tema. Fuentes del grupo parlamentario han indicado que aún se está estudiando el texto, por lo que aún no se ha decidido el sentido del voto.

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, la morada Ángela Rodríguez, fue preguntada este viernes por esta iniciativa y en su intervención celebró "todos los esfuerzos" que hicieran los partidos "para abolir la violencia" contra las mujeres.

El Congreso aprueba la ley del 'solo sí es sí', la gran promesa del Gobierno al feminismo para luchar contra la violencia sexual

El Congreso aprueba la ley del 'solo sí es sí', la gran promesa del Gobierno al feminismo para luchar contra la violencia sexual

Más sobre este tema
stats