La financiación de los partidos

El PP busca una fundación que sustituya a FAES y reciba subvenciones públicas

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el presidente de FAES, José María Aznar.

Yolanda González

El Partido Popular busca sustituta para la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) desde que anunciaron, el pasado 3 de octubre, la ruptura de relaciones después de 25 años de colaboración. Fuentes de la dirección nacional del PP consultadas por infoLibre admiten que el partido está en estos momentos reflexionando sobre la creación de una nueva fundación o potenciar una ya existente. En los tiempos de sintonía entre el partido y FAES esta fundación, presidida por José María Aznar, era clave como laboratorio de ideas, como forma de aportar contenido a las iniciativas políticas y a los programas electorales. También, en su condición de fundación vinculada a un partido político, ha podido optar a las subvenciones de diferentes organismos de la Administración.

Roto ya el vínculo entre Génova y FAES, las fundaciones afines al ideario del PP son dos: Mujeres en igualdad, cuyo objetivo principal es promover la participación de la mujer en la sociedad, y Humanismo y Democracia, que trabaja "por la erradicación de la pobreza en el mundo"

La propia FAES publica en su página web, en el apartado destinado a transparencia, las subvenciones públicas recibidas en los últimos tres años. En 2013 recibió un total de 1,6 millones de euros; en 2014 , de 1,4 millones y 1,2 en 2015. En total, 4,2 millones en tres años. Como puede apreciarse, las cantidades fueron decreciendo, hecho principal por el que José María Aznar decidió replantear la relación de su fundación con el PP. Tampoco pasa inadvertido que la relación entre Rajoy y Aznar lleva años congelada, lo que llevó a que en diferentes sectores del PP se instalara la idea de que a FAES se le estaba cortando el grifo de las subvenciones públicas por estas diferencias.

Sin lazos con Génova, FAES podrá abrirse con menos trabas legales a financiadores privados. La ley de control de la actividad económico-financiera de los partidos políticos, aprobada en la primera legislatura de Rajoy, prohíbe a las las fundaciones y entidades vinculadas a las formaciones políticas "aceptar o recibir directa o indirectamente, donaciones de organismos, entidades o empresas públicas".

Falta de financiación 

En lo que va de año, el portal de la transparencia de la Administración General del Estado refleja que la fundación liderada por Aznar se ha embolsado 967.063,7 euros. El grueso de estas ayudas tienen como entidad concedente a los ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación y Educación, Cultura y Deporte. Con casi total seguridad, el nuevo año arrancará con los presupuestos de 2016 prorrogados. A día de hoy, pues, es imposible saber cuál va a ser la dotación del Estado a las fundaciones vinculadas a los partidos políticos.

En el comunicado mediante el que PP y FAES sellaban la ruptura de relaciones, se señalaba que el nexo entre el partido y la organización vinculada al mismo había respondido "al modelo actualmente contemplado en la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos basado en una financiación fundamentalmente pública". "Por diferentes razones –añadía–, la Fundación FAES entiende que ese modelo de financiación pública no es el adecuado ni a las circunstancias actuales ni para el futuro de la fundación". 

Por primera vez en su historia, Aznar decidió el pasado verano no celebrar el tradicional campus FAES, unas jornadas por las que desfilaban la plana mayor del PP y que eran clausuradas por el presidente del partido. Como vía intermedia, FAES integró este foro en los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid. Desde la fundación se esgrimieron motivos económicos para justificar el cambio de escenario. Pero ni en FAES ni en el PP ocultaban que la foto Rajoy-Aznar era cada vez más incómoda. 

¿Qué ocurre con las otras fundaciones?

Desde que el portal de la transparencia hace públicos los datos de las subvenciones a fundaciones –1 de enero de 2014– a día de hoy, de las dos fundaciones ahora vinculadas con el PP la que mejor parada ha salido a la hora de captar fondos públicos es Humanismo y Democracia, con 6 millones. Por su parte, Mujeres en Igualdad ha ingresado 1,4 millones en el mismo tiempo.

Se de la circunstancia de que Humanismo y Democracia está salpicada por el escándalo de los papeles de Bárcenas. Según la contabilidad del extesorero del PP, esta fundación recibió 70.000 euros en sobres procedentes de la caja B

"El laboratorio de ideas contra el PP"

Antes del divorcio oficial entre FAES y el PP, destacados dirigentes del PP se quejaban de que desde la fundación y desde el entorno de Aznar se sacudiese con tanta dureza y frecuencia a Rajoy, a sus políticas y a su Gobierno. Estas fuentes coincidían en lo contradictorio de que una fundación vinculada a un partido lanzase munición contra ese partido. Con cierta ironía comentaban que FAES había pasado de ser "el laboratorio de ideas del PP" a ser "el laboratorio de ideas contra el PP".

La gota que colmó el vaso de la paciencia de Rajoy y los suyos fue el comunicado que Aznar emitió el 28 de septiembre de 2015, un día después de las elecciones catalanas. "El electorado del PP ha dado un aviso en las elecciones europeas, muy serio; otro en las municipales; otro en las autonómicas; otro en las andaluzas, y le acaba de dar otro aviso en las elecciones catalanas. Son cinco veces consecutivas en pocos meses en los que el electorado te está diciendo que no está contento con cómo están las cosas. Ya va el quinto aviso y no se puede desoír", había dejado Aznar por escrito.

En este contexto, desde la dirección nacional se avisaba de que la relación entre PP y FAES necesitaba ser revisada. En el PP se quejaban de que cada vez que Aznar abría la boca lo hacía para reñir a su propio partido. Y en el entorno de expresidente del Gobierno criticaban que el partido no tenía presentes sus sugerencias a la hora de redactar los programas electorales, que los cauces de comunicación eran mínimos y que desde determinados sectores de Génova y del Gobierno se había intentado desprestigiar a la figura de Aznar con informaciones falsas.

Fin a 25 años de colaboración

Hay quien intentaba, en medio de la polémica, hacer un llamamiento a la calma recordando que las fundaciones de los partidos cuando "más útiles" son es en el momento en el que estos no ostentan el Gobierno. Señalaban que es en esa etapa cuando más requieren de asesoría, de informes... Con el partido instalado en Moncloa es frecuente que tire mucho de los departamentos ministeriales a la hora de recabar ideas.

En el comunicado emitido por FAES y el PP se señalaba lo siguiente: "El Partido Popular y la Fundación FAES, que han desarrollado una relación estrecha y fructífera en los terrenos ideológico, programático y de la formación política, se muestran abiertos y dispuestos a seguir colaborando en el futuro desde sus respectivos ámbitos de actividad". No obstante, desvinculados ambos actores tras más de 25 años de relación, las fuentes consultadas creen que el PP debe buscar un "verdadero" laboratorio de ideas.

Casado asume que la legislatura será larga y abre la 'batalla cultural' por la hegemonía del centro derecha

Casado asume que la legislatura será larga y abre la 'batalla cultural' por la hegemonía del centro derecha

Más sobre este tema
stats