Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

La herencia de Aguirre

El PP coloca como número dos de su campaña en Madrid a la secretaria de la fundación con que falseó gastos electorales en 2011

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre a su salida de la Audiencia Provincial de Madrid este lunes.

El PP de Madrid ha colocado como número dos de su comité de campaña para las elecciones municipales y autonómicas a Ana Camins, la dirigente que en 2011 y 2012 era secretaria dela fundación Fundescam. Ya conocida por haber financiado otras campañas anteriores de Esperanza Aguirre, Fundescam fue, según la Guardia Civil, utilizada de nuevo en aquel periodo para camuflar con facturas falsas gastos electorales del PP madrileño pero también otros de carácter ordinario, entre ellos un acto de Pablo Casado como presidente regional de Nuevas Generaciones. En el bienio 2011-2012, Camins ostentaba el cargo de secretaria general de Nuevas Generaciones de Madrid. Hoy secretaria de Familia en la nueva junta directiva nacional de la formación conservadora, Camins mantiene un escaño en la Asamblea de Madrid. Este periódico ha intentado, sin éxito, conocer la versión del PP sobre el nombramiento.

Con Pablo Casado como su jefe directo en la organización juvenil del PP madrileño, Camins ocupó el cargo de secretaria en la ya desaparecida Fundescam entre 2010 y 2014. Hoy, y a la vez que aparece como la primera de los dos adjuntos a Juan Carlos Vera, director de campaña del PP madrileño para las elecciones auotonómicas y municipales de mayo, la diputada también forma parte del comité de campaña nacional. En esta segunda instancia ocupa un papel de menor relevancia: es una de las dos integrantes del área de actos sectoriales.

Como adelantó infoLibre la semana pasada, el último informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil incorporado a las actuaciones de la Operación Púnica desvela que Fundescam no solo "desvió" dinero público para la campaña electoral de Esperanza Aguirre en 2011 sino que al año siguiente sufragó un acto de Nuevas Generaciones (NNGG) al que asistió quien entonces era su presidente regional: Pablo Casado. En aquel momento y como secretaria general de NNGG en Madrid, Camins era la mano derecha del ahora líder conservador.

Camins no ha estado nunca imputada. Y, al igual que ocurre con Pablo Casado, el informe no la menciona. La Guardia Civil focaliza sus afirmaciones respecto de Fundescam en Beltrán Gutiérrez, este sí investigado en la pieza de Púnica donde la Audiencia Nacional examina la financiación del PP y que hacía doblete como regional del partido y de Fundescam.

Al margen de Beltrán Gutiérrez, la UCO solo menciona otros dos nombres en relación a Fundescam: la ahora diputada autonómica Gádor Ongil, que presidió la fundación en su recta final y sobre la que tampoco pesa ninguna imputación; y Francisco Granados, antiguo número dos del PP madrileño y principal investigado en Púnica.

De Ongil, el informe hace constar que fue ella quien firmó y presentó el "resumen completo de actividades" aportado por Fundescam para justificar la subvención concedida por la Comunidad de Madrid en 2011. Documentos de Caja Madrid a los que ha tenido acceso este periódico señalan a Gádor Ongil y Ana Camins como las dos directivas con quienes suscribió en 2011 el convenio por el que la extinta entidad financiera subvencionó a Fundescam con 75.000 euros. El año anterior, Ongil y Camins ya habían firmado un primer acuerdo con Caja Madrid, este por 150.000 euros.

El informe de la UCO resulta inequívoco en cuanto al rol que Fundescam seguía desempeñando para el PP madrileño. "Los elementos probatorios" documentales y los derivados de diversas declaraciones –exponen sus autores– "pondrían de manifiesto cómo diversos gastos del partido, tales como cenas de navidad, gastos de la celebración de congresos, actos de Nuevas Generaciones y, sobre todo, gastos relativos a encuestas" y sondeos de intención de voto "fueron abonados a través de facturas falsas". Y esas facturas falsas, prosigue la UCO, "fueron incorporadas por Francisco Granados y Beltrán Gutiérrez al expediente de una subvención de dinero pública concedida a Fundescam".

El acto de Casado

Cuando el lunes de la semana pasada este periódico detectó en el informe de la UCO la presencia del acto de Nuevas Generaciones entre los financiados de manera ilegal por Fundescam, se lo comunicó de inmediato a los portavoces del PP. No hubo respuesta. Pero una vez publicada la noticia, y a preguntas de eldiario.es durante una reunión de su partido en Segovia,  Casado dijo horas más tarde "desconocer" cómo se había pagado aquel acto que él mismo y en compañía de Ignacio González protagonizó el 22 de marzo de 2012 en el Colegio Mayor Roncalli de Madrid [puedes ver la nota de prensa que difundió NNGG del distrito madrileño de Hortaleza pinchando aquí]. El ahora presidente del PP se zafó del asunto con las siguientes palabras: "Yo, si he ido a algún acto, lo habrá organizado quien se ocupara de ello", dijo. Según su equipo, Nuevas Generaciones "no tiene ni CIF, ni caja, ni nada. Todo lo que organiza Nuevas Generaciones se carga a los presupuestos del Partido Popular de la región que convoca el acto".

La cuantía destinada en marzo de 2012 por Fundescam a la conferencia impartida en el Roncalli por Pablo Casado e Ignacio González –entonces aún vicepresidente de Esperanza Aguirre y de quien dependían directamente las subvenciones a Fundescam– resulta nimia en comparación con otras magnitudes que afloran en el informe: 1.652 euros.

El PP asegura que no volverá a apoyar ningún decreto de Sánchez en el Parlamento porque "no es un interlocutor válido"

El PP asegura que no volverá a apoyar ningún decreto de Sánchez en el Parlamento porque "no es un interlocutor válido"

La UCO conoce el coste exacto porque así consta en uno de los documentos incautados a uno de los empresarios que accedieron a camuflar gastos del PP con facturas falsas giradas a Fundescam. El papel, una especie de balance económico de los servicios prestados a la organización que dirigía Aguirre, permitió también a la Guardia Civil sumar a la lista de gastos falsos de Fundescam la cena de Navidad del PP (31.496 euros) y una pequeña cantidad pendiente por el congreso regional del partido (1.060 euros).

Como desveló el diario Público en 2009, Fundescam ya había financiado la campaña autonómica que en 2003 aupó a Esperanza Aguirre a la Presidencia de Madrid. Solo entre 2003 y 2004, recaudó casi un millón de euros entre empresarios que habían obtenido, y continuarían obteniendo en el futuro, múltiples contratos públicos del Gobierno regional. 

 

Más sobre este tema
stats