Barómetro del CIS

PP y PSOE bajan ligeramente y Podemos se mantiene tercero pese a caer casi dos puntos

La crisis catalana no ha tenido una gran influencia sobre las perspectivas electorales de PP y PSOE. Así lo pone de manifiesto el último sondeo del CIS, que predice una caída ligera de ambas formaciones. Los conservadores seguirían siendo primera fuerza (28%) y perderían 0,8 puntos desde julio. Los socialistas, tras haber ganado terreno en los últimos sondeos tras el regreso de Pedro Sánchez al liderazgo del partido, perderían 0,7 puntos y se mantendrían en segunda posición con el 24,2% de los apoyos. 

Pese a haber perdido 1,8 puntos respecto a julio, la tercera posición seguiría siendo para Unidos Podemos y sus confluencias, que caen al 18,5% desde el 20,3%. Ciudadanos es la única formación política que mejora sus perspectivas de voto según este último barómetro. La formación de Albert Rivera sube tres puntos respecto al sondeo del pasado julio: del 14,5% al 17,5%. Aunque seguiría manteniéndose en cuarta posición, se queda a sólo un punto de la suma de votos de Unidos Podemos, Compromís, En Común Podem y En Marea. Los partidos soberanistas catalanes en el Congreso caen unas décimas: ERC pasa del 2,9 al 2,7% y el PDeCAT del 1,7 al 1,6%.

El estudio [ver en PDF] se realizó entre los días 2 y 11 de octubre, de modo que no recoge el efecto de los últimos acontecimientos políticos. Es decir, la proclamación de independencia del Parlament de Cataluña y la tramitación y aplicación del artículo 155 de la Constitución. Y tampoco el encarcelamiento de ocho miembros destituidos del Govern y de los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, así como la huida a Bélgica de Puigdemont y cuatro coselleres cesados.

La subida del partido naranja permitiría consolidar el liderazgo del bloque de la derecha en unas elecciones generales tras su caída en el sondeo anterior, cuando la suma del PSOE y Unidos Podemos superó por primera vez a PP y Ciudadanos tras un año por debajo. Las derechas sumarían ahora el 45,5% de los votos y las izquierdas el 45,2%. En julio de 2017, la suma de las derechas tenía el 43,3% y las izquierdas subieron hasta el 47,8%.

Tres meses antes, en abril de 2017, las derechas estaban por delante: 46,4% contra 42,5%. Igual situación en enero de 2017: 45,4% contra 42,9%. El de julio de 2016, justo después de las elecciones generales, el CIS daba igualmente ventaja a la alianza de derechas: 44,5%, contra el 44,9% de la posible suma de izquierdas.

Comparación 

El PP ganaría unas elecciones generales con el 28% de los votos, aunque los conservadores tendrían el peor resultado de la legislatura. Aunque seguirían siendo la primera fuerza, obtendrían cinco puntos menos que en los comicios de 2016 y siete décimas menos que en los de diciembre de 2015. 

Por detrás, en segunda plaza, el PSOE ve truncada la recuperación que había experimentado desde enero de 2017 y, especialmente, desde el pasado julio tras el regreso de Pedro Sánchez a la Secretaría General. Los socialistas obtendrían ahora el 24,2% de los votos, siete décimas por debajo del resultado del pasado julio (24,9%). No obstante, no caen por debajo del 20% que sí alcanzaron en octubre de 2016 (17%), enero de 2017 (18,6%) y abril de 2017 (19,9%). 

También cosecharía el peor resultado de lo que va de legislatura Unidos Podemos. La coalición morada caería 1,8 puntos con respecto al barómetro de julio –entonces tuvo un 20,3% de estimación de voto– y se quedaría ahora en el 18,5%. El pasado abril el partido de Pablo Iglesias y sus confluencias se quedaban en el 19,7%, en enero en el 21,7% y en octubre en el 21,8%. También obtendrían 3,3 puntos menos que en las elecciones de 2016. 

Ciudadanos, en cuarto lugar, obtendría un 17,5% de los votos. Los de Rivera suben tres puntos con respecto a julio de 2017, cuando cosecharon el 14,5%. Su resultado sería 4,5 puntos superior al logrado en las generales de 2016. 

Sánchez decide situar a Cs como adversario, marcar distancias con el PP y evitar el cuerpo a cuerpo con Podemos

Sánchez decide situar a Cs como adversario, marcar distancias con el PP y evitar el cuerpo a cuerpo con Podemos

Más sobre este tema
stats