Caso Bárcenas

El PP utilizó el despacho de Blesa para organizar el pago de sobresueldos

Aznar y Blesa en una conferencia del primero en 2006.

El Partido Popular utilizó los servicios del despacho de abogados del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa para tratar de legalizar el pago de sobresueldos a los dirigentes del PP, según ha confirmado Luis Bárcenas en su declaración de este lunes ante el juez Pablo Ruz. Bárcenas también dijo que el PP recurrió a Blesa para pagar los impuestos de las sociedades fantasma creadas por el extesorero de Alianza Popular (AP) Rosendo Naseiro.

Bárcenas se refirió a Blesa al comienzo de su declaración, pasadas las 11.17 de la mañana. Y lo hizo a preguntas de Pablo Ruz. Fue entonces cuando Bárcenas reconoció haberse inventado en su declaración ante la Fiscalía Anticorrupción el nombre del despacho de abogados que se encargó de asesorar al partido para organizar el sistema de sobresueldos para la cúpula del PP. El extesorero dio el nombre de un inexistente "Crisantemo", pero en realidad se trataba del despacho del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. Él fue quien ideó que los sobresueldos se tributaran, de forma que lo hicieron de forma "correcta" desde un punto de vista fiscal, argumentó Bárcenas. 

La acusación denuncia que Blesa ocultó que en Bankia las preferentes eran calificadas de 'bonos basura'

La acusación denuncia que Blesa ocultó que las preferentes de Bankia tenían la calificación de ‘bonos basura’

En el PP existían dos tipos de sobresueldos: pagos en A, declarados a Hacienda y que son los que diseñó el bufete de Blesa, y pagos en B, que es los que entregaba el tesorero a la cúpula del partido.

Asimismo, el despacho de Miguel Blesa, cuyo nombre aparece en la contabilidad oficial del PP como perceptor de más de medio millón de euros, tal y como adelantó infoLibre, fue el encargado de pagar los impuestos de las sociedades fantasma creadas por el extesorero de Alianza Popular Rosendo Naseiro: Videosoluciones, Ediciones Conosur e Ibérica de Filmes. El PP también encargó al despacho de Blesa que se encargara de la disolución de estas empresas cuando, según Bárcenas, Álvaro Lapuerta se dio cuenta de que estas sociedades tenían poca actividad.

En un comunicado de prensa emitido por el propio Blesa, el expresidente de Caja Madrid reconoció haber recibido únicamente 9.000 euros "por servicios profesionales", aunque destacando que lo había percibido antes de ser nombrado presidente de la caja. Blesa ha ingresado en prisión en dos ocasiones en relación con los sumarios investigados por el juez de Madrid Elpidio José Silva. El expresidente de Caja Madrid también está imputado en una investigación abierta en la Audiencia Nacional.

Más sobre este tema
stats