Elecciones 26-J

El PSOE asegura que votará en contra

Pedro Sánchez, en la reunión de la Ejecutiva del PSOE este lunes.

Ibon Uría

El portavoz del Comité Electoral del PSOE, Antonio Hernando, ha asegurado este lunes que el PSOE no votará a favor de la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, y que tampoco se abstendrá. "No vamos a apoyar su investidura y tampoco nos vamos a abstener. Rajoy tendrá que buscar apoyos entre sus afines ideológicos, entre los que es evidente que no está el PSOE", ha añadido el dirigente socialista, quien ha emplazado al líder conservador a buscar aliados entre las "derechas", incluidas las nacionalistas.

Hernando ha comparecido ante los medios de comunicación este lunes, día en el que se ha reunido la Ejecutiva federal socialista desde las 11.00 de la mañana en la sede de la calle Ferraz de Madrid para analizar los resultados de las elecciones de domingo, en las que el PSOE logró mantener la segunda plaza en votos y escaños frente a Unidos Podemos con 85 actas –cinco menos que en los comicios de diciembre– y un 22,66% de los votos –casi siete décimas más que hace seis meses–.

Ya en una primera valoración la misma noche de las elecciones el candidato y secretario general, Pedro Sánchez, puso en valor que, pese a los "malos augurios" y a las "dificultades extraordinarias", los socialistas habían "vuelto a reafirmar su condición de partido hegemónico de la izquierda". Sánchez admitió que no estaba "satisfecho", pero recalcó que, "con todo", el PSOE se mantenía como "la primera fuerza política de la izquierda". "El PSOE es la fuerza más importante del cambio", zanjó.

La presión está en Génova

En su comparecencia, Hernando ha añadido que el PSOE estará ahora donde lo "han puesto los ciudadanos en este momento, en la oposición" y que tendrá que ser Rajoy "quien dé el primer paso y los subsiguientes". "Mientras tanto podemos hacer muchas otras hipótesis, pero van a depender de las decisiones del PP", ha respondido el diputado, repetidamente preguntado sobre la posibilidad de que Pedro Sánchez intente reunir una mayoría alternativa a la de la derecha en el Congreso surgido del 26-J.

Así, el portavoz del comité de campaña del PSOE ha dicho que en el partido no están "dispuestos" a que la "presión" esté sobre los socialistas: "La presión la tiene el PP y la tiene Rajoy. Quien tiene que empezar a dar respuestas es Rajoy. Tiene 137 diputados, que empiece a hablar y a sumar. Vamos a esperar a que Rajoy tome la iniciativa. Según nos vaya contando, nosotros tomaremos nota", ha subrayado Hernando, quien ha argumentado que el PP tiene una "amplia mayoría respecto a la segunda fuerza".

Hernando no ha querido pronunciarse sobre otras vías. Se ha limitado a decir que el PSOE "intentó que hubiera un Gobierno de cambio" tras el 20-D, que ahora "la union entre el PSOE y Podemos no da" porque suma "mucho menos que la vez anterior" y que los socialistas esperarán a "agotar todas las hipótesis del PP". En esa línea, tampoco ha comentado la hipótesis de que el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, quien concurrió en coalición con los socialistas, se abstuviera para facilitar la investidura de Rajoy.

Los cálculos en ese escenario serían los siguientes: en una segunda votación de investidura, Rajoy podría intentar reunir los votos a favor de PP, Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, que suman 175 diputados. Enfrente, votarían en contra el PSOE, los grupos catalanes y EH Bildu (174 actas). Quevedo, con su abstención, podría deshacer el empate. Preguntado por si el PSOE daría "permiso" al diputado canario para abstenerse, Hernando ha replicado: "¿Pero Rajoy se va a presentar a la investidura?".

Un resultado agridulce

Sobre los resultados del 26-J, el socialista ha admitido que el PSOE salió "a ganar a la derecha" y que fracasó: "Por lo tanto, no estamos satisfechos. Ni autocomplacencia ni euforia. El PSOE quiere ser alternativa a la derecha y no lo hemos conseguido". Sin embargo, ha destacado que "Iglesias y Podemos plantearon esta batalla como la oportunidad para dar el sorpasso al PSOE" y que ese adelanto no se ha producido. "Anguita le dijo a Iglesias 'es ahora o nunca'. Pues va a ser nunca, Pablo", ha subrayado.

Además, ha dicho que Rajoy tiene que estar "profundamente agradecido" a Pablo Iglesias porque la "actitud" del líder de Podemos "ha debilitado a la izquierda". "Y eso ha sido profundamente negativo para el cambio en España", ha insistido Hernando, quien ha calificado la situación previa a las elecciones de "extraordinariamente difícil" para el PSOE, pues se enfrentó a "catastróficas previsiones" y a encuestas muy negativas. "Las empresas demoscópicas deberían hacérselo mirar", ha comentado al respecto.

Finalmente, el dirigente ha anunciado la convocatoria de un Comité Federal para el sábado 9 de julio con el fin de "seguir analizando" la situación y "reflexionar sobre la necesaria modernización, el relanzamiento y la unidad del PSOE". "Hemos visto que cuando el PSOE actúa conjuntamente los resultados son mejores". Hernando, en cambio, no ha precisado cuándo se convocará el congreso federal que tiene pendiente de celebrar el partido, y en el que se elegirá al próximo secretario general.

El debate en el PSOE

En la mañana de este lunes, antes de la rueda de prensa de Hernando, varios dirigentes socialistas se pronunciaron sobre los resultados de este domingo y en torno a la aritmética del nuevo Congreso de los Diputados surgido de las urnas, donde PP y Ciudadanos suman 169 escaños frente a los 156 diputados que alcanzaría una eventual alianza de PSOE y Unidos Podemos, de modo que ninguno de esos dos bloques cuenta con una mayoría suficiente por sí sola para una investidura.

La presidenta del PSOE, la andaluza Micaela Navarro, aseguró que los socialistas tienen que "reflexionar" sobre sus datos en las urnas, pero destacó que siguen "vivos" y como "referencia de la izquierda". Navarro admitió que los 85 escaños obtenidos este domingo no son, "evidentemente", el "mejor resultado del mundo", y no quiso responder a la pregunta de si el partido se abstendrá para facilitar que gobierne Mariano Rajoy, posibilidad que Sánchez rechazó en campaña.

El secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, sostuvo en cambio en una rueda de prensa este lunes que los 52 escaños que separan a PP y PSOE son "muchos escaños", de modo que "el juego se ha acabado" y es necesario un Gobierno cuanto antes. Vara pidió que el PSOE se vaya "a la oposición" y que Rajoy "forme Gobierno" tan pronto como sea posible. "Y los demás eso no lo pueden obstaculizar, no lo deben obstaculizar", zanjó.

También el portavoz parlamentario del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, subrayó que los votantes "han situado claramente en la oposición" al PSOE, mientras que a Rajoy le toca "mover ficha". "Parece que hay una opción muy clara de conformar un Gobierno que responda a la mayoría que se ha articulado con más claridad todavía que en el 20-D en el Congreso, una mayoría de derechas", opinó Jiménez, que dijo que el PSOE no respaldará "bajo ningún concepto" a Rajoy.

El propio Antonio Hernando, en una entrevista en Telecinco, consideró a primera hora de la mañana que no hay posibilidad de "una gran coalición ni de la abstención", si bien concedió que el PSOE "tiene que hacer su reflexión" y que la decisión final será "colectiva". El secretario de Organización, César Luena, apuntó en otra entrevista en la Cadena SER que el PSOE no apoyará a Rajoy "ni por acción ni por omisión", y que una abstención del PSOE ante el PP se estudiará "en su momento".

Finalmente, la secretaria de estudios y programas del PSOE y cabeza de lista del PSC por Barcelona este domingo, Meritxell Batet, aseguró que el partido no contempla "la posibilidad de apoyar al PP ni facilitar un Gobierno del PP". Batet agregó que el PSOE ya fijó su posición de manera "muy clara" tras el 20-D y defendió que los resultados de este domingo "en absoluto justifican un cambio de esa posición".

Vara defiende que Rajoy “forme gobierno” cuanto antes

Más sobre este tema
stats