Presupuestos Generales Estado

El PSOE busca el apoyo de Cs a los Presupuestos y le advierte de que es su última oportunidad de despegarse del PP

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, tras su comparecencia a petición propia este jueves en la Comisión Constitucional del Congreso.

La geometría variable sigue viva. O así lo cree el Partido Socialista, que no abandona su idea de llegar a acuerdos con formaciones de izquierda y de derecha en función del carácter de la iniciativa. Un plan perfecto, en teoría, pero complicado en la práctica. La debilidad parlamentaria de la coalición de Gobierno, conformada por el PSOE y Unidas Podemos, con 155 diputados, obliga a buscar acuerdos con otras formaciones para sacar adelante cualquier medida. En ese sentido ha jugado un papel clave Adriana Lastra, exportavoz socialista en el Congreso, encargada de coordinarse con el resto de grupos.

Pero las estrategias de los dos partidos de Gobierno difieren: mientras que los morados insisten en buscar siempre al bloque que facilitó la investidura de Pedro Sánchez, conformado por, entre otros, Esquerra Republicana, Partido Nacionalista Vasco y EH Bildu, los socialistas defienden que hay que llegar a acuerdos también con otras formaciones. La intención del PSOE no es otra que diluir la influencia de estas formaciones, así como la de Unidas Podemos, que rechaza ese método negociador.

En realidad el Partido Popular no es una opción viable –aunque necesitan su colaboración para renovar la cúpula del Poder Judicial tras dos negociaciones frustradas–. Tampoco Vox, al que establecieron un cordón sanitario al inicio de la legislatura. La única alternativa pasa por Ciudadanos, que cuenta con nueve diputados en el Congreso y con la que ya hubo un acercamiento en los anteriores Presupuestos. Entonces, tras varias negociaciones, no se llegó a acuerdo. Ahora, directamente, Cs rechaza cualquier pacto.

Minutos después de que el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, anunciase este jueves que la semana del 20 de septiembre tiene intención de reunirse con los portavoces de todos los grupos del Congreso para pedirles su apoyo a los Presupuestos, Ciudadanos negaba cualquier posibilidad de pacto. "Se lo he dicho por teléfono a Bolaños: no va a haber negociación con el Gobierno", han sido las palabras del vicesecretario general de Cs, Edmundo Bal, este jueves en el Congreso.

Ciudadanos se instala en el nono

Los motivos de esta negativa son variados. Los naranjas salieron muy perjudicados tras la moción de censura frustrada en la Región de Murcia. La mitad de su grupo parlamentario se alineó con el PP e impidió el cambio de gobierno en la autonomía. Como recompensa, los conservadores, bajo la batuta de Fernando López Miras y supervisados por el número dos del PP, Teodoro García Egea, les ofrecieron entrar en su gobierno. Este movimiento también sirvió de excusa a la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso para convocar elecciones anticipadas en la Comunidad de Madrid.

Ciudadanos acabó perdiendo dos gobiernos autonómicos y puso en peligro otros dos, los de Castilla y León y Andalucía, al igual que otras alianzas municipales pactadas con el PP, como el ayuntamiento de Madrid. Ese movimiento también desencadenó una crisis interna con fugas de cargos de primer y segundo nivel hacia el PP, entre los que se encuentran Toni Cantó, Fran Hervías y Marta Rivera de la Cruz.

A estos motivos se le une la decisión del Gobierno de conceder los indultos a los nueve dirigentes catalanes condenados por el procés, muy criticada por los naranjas. Fuentes de la dirección de Ciudadanos consideran que un pacto de Presupuestos con el Ejecutivo les perjudicaría, aunque no presentarán, de entrada, una enmienda total como sí harán otros partidos como el PP y Vox.

El PSOE insiste: "No cerramos la puerta al diálogo"

Pese a la negativa, los socialistas seguirán intentando sumarlos al acuerdo y creen que pueden convencerles. “No cerramos la puerta a dialogar con Ciudadanos, con las formaciones políticas que entiendan que el proyecto en el que estamos trabajando y el proyecto que queremos para España es el que ahora mismo necesita nuestro país”, esas han sido las palabras de Héctor Gómez, el nuevo portavoz socialista, en el diario El País.

La lectura que hacen en el PSOE es que los naranjas pueden demostrar, así, su utilidad como un partido "de derechas pero que mira por los intereses del país". Al mismo tiempo creen que Inés Arrimadas tiene la oportunidad de distanciarse así del PP de cara a los próximos comicios generales. Los últimos sondeos apuntan a que Cs rondaría la barrera del 5% de los votos, lo que se traduciría en dos o tres escaños. 

Montero espera anunciar "en breve" el acuerdo para los PGE, del que desvincula la Ley de Vivienda

Montero espera anunciar "en breve" el acuerdo para los PGE, del que desvincula la Ley de Vivienda

Más sobre este tema
stats