El futuro del PSOE

El PSOE maneja poner condiciones que dejarían sin primarias abiertas al menos a cuatro comunidades

Reunión de la ejecutiva federal del PSOE, el pasado 13 de enero en Ferraz.

El PSOE celebrará primarias abiertas nacionales. Y autonómicas también… pero puede que no en todos los territorios. Al menos cuatro federaciones podrían quedarse fuera del proceso aunque sí lo quisieran: Cantabria, Baleares, Navarra y La Rioja, además de Ceuta y de Melilla. Todo queda en manos del Comité Federal del próximo sábado, pero en el partido sí circula un borrador de reglamento que tacha de partida a las autonomías en las que el PSOE tiene un menor músculo. Ninguna de las cuatro citadas –más las dos ciudades autónomas– cumple el requisito de tener más de 5.000 militantes.

Fuentes de Ferraz reconocen que este asunto "no está totalmente descartado", porque la decisión última corresponde a la reunión del máximo órgano de dirección, pero insisten en que el tema "no está ahora mismo encima de la mesa". Desde Andalucía, el territorio con más peso e influencia del PSOE, se da por hecho que "sí habrá cortes", porque "no tiene sentido que haya elecciones abiertas a los ciudadanos en federaciones pequeñas, sobre todo cuando no se ha consolidado el sistema". En las direcciones afectadas no tienen ninguna confirmación oficial, pero sí se temen lo que una de ellas define como "jarro de agua fría", una barrera imposible de superar. 

El 38º Congreso Federal, celebrado en Sevilla en febrero de 2012, acordó que, “con el fin de abrir más espacios a la participación”, todos los ciudadanos que quisieran inscribirse podrían participar en los procesos de primarias para designar al candidato a la Presidencia del Gobierno de España, y dejó abierta la puerta la posibilidad de elegir por este procedimiento a los aspirantes a las presidencias de las comunidades autónomas. En julio pasado, se cinceló más esta última vía: las primarias autonómicas se celebrarán, previa autorización del Comité Federal, cuando lo pida la ejecutiva regional.

En el verano, Ferraz ya le estaba dando vueltas a añadir un umbral mínimo de población por debajo del cual no sería posible celebrar primarias abiertas en los territorios, con el argumento de que en las comunidades con menos habitantes, el cuerpo electoral es más pequeño y se podrían multiplicar los casos de fraude, el peligro de que se pudieran comprar votos a favor de uno u otro candidato. Sin embargo, esa condición no se pormenorizó en el documento final de la Conferencia Política, celebrada en noviembre en Madrid. El texto afirma que el cónclave, “consciente de la pluralidad territorial y diversidad de las realidades demográficas y políticas, y de la diferencia de estar en el Gobierno o en la oposición, propone que, una vez elaborado el reglamento federal para la celebración de dichas primarias abiertas a nivel estatal, estas se puedan celebrar a nivel autonómico, previa autorización del Comité Federal, cuando así lo solicite la Comisión Ejecutiva Regional, de Nacionalidad o Autonómica correspondiente”.

Uno de los borradores de reglamento federal, que ha circulado en el partido, de 22 páginas y al que ha tenido acceso infoLibre, sí entra al detalle. En su artículo 2. b), se asegura que para que en un territorio puedan convocarse primarias abiertas “deben concurrir dos circunstancias”. Uno, “que la población de la comunidad autónoma en cuestión supere el millón de habitantes”. Dos, “que la federación del partido de dicho ámbito cuente con más de cinco mil militantes”.

La necesidad de cumplir con las dos condiciones descartaría, de un plumazo, a varias CCAA. Por población, según los datos del Instituto Nacional de Estadística a 1 de julio de 2013, sólo tienen menos de un millón de habitantes Navarra (636.652), Cantabria (588.638), La Rioja (316.474), Ceuta (84.672) y Melilla (83.251). En las tres CCAA y en las dos ciudades autónomas, además de en Baleares (1.115.255 habitantes), el PSOE cuenta con una afiliación menor a 5.000 personas. Cantabria tiene “en torno a 4.000 militantes”, Baleares, “unos 3.000”; Navarra, “unos 2.900”, y La Rioja, “unos 1.500”, siempre, en todos los casos, según fuentes oficiales. Estas cuatro fueron también, lógicamente, las que mandaron menos delegados al congreso de Sevilla de 2012 (Cantabria, 17; Baleares, 14; Navarra, 8; La Rioja, 6, y Ceuta y Melilla uno cada una), de un total de 956. El censo del PSOE ronda los "doscientos y pico mil" afiliados, sin contar Juventudes ni el PSC, según las últimas cifras proporcionadas por el aparato, en julio pasado. 

La "coherencia" con la trayectoria del partido

En estas cuatro federaciones y dos ciudades, si hubiera competición de dos o más dirigentes, la única solución posible sería, de fijarse ese doble corte, organizar elecciones internas en las que sólo puedan participar los militantes. Es decir, siguiendo el procedimiento anterior, y que es el único al que pueden acceder, por cierto, los municipios a la hora de elegir a sus candidatos a alcalde. La diferencia no es baladí, porque el procedimiento cerrado confiere más poder a los aparatos, dado que la militancia es más fácilmente controlable

"No hay nada cerrado y todo está muy verde. No hay definitivo", responden en Ferraz sobre esa doble condición (población y militancia) para acceder a las primarias abiertas. Que se pongan condiciones "totalmente descartado, no está", aunque ese asunto "no está encima de la mesa", según subraya un dirigente del equipo de máxima confianza de Alfredo Pérez Rubalcaba. "Se manejó, como se manejan distintas sugerencias e ideas, pero no está ahora mismo encima de la mesa", remacha tajante este alto cargo. 

En Andalucía, la federación con más acciones dentro del PSOE, un miembro del aparato explica en cambio que el debate "está aún abierto", pero agrega que "hay que poner cortes, y cortes los habrá". La discusión radica en cuáles son. Este responsable próximo a Susana Díaz espera que se sea "coherente" con la trayectoria del partido respecto a las primarias entre militantes: "Al principio estaban restringidas a las grandes ciudades, y luego se ha ido abriendo la mano progresivamente, hasta afirmarse, en el último congreso, que se ampliará la celebración de primarias a los municipios de más de 20.000 habitantes. Siempre hay un corte. Por tanto, no podemos implantar este nuevo sistema en todas las federaciones. Debe haber una consolidación del sistema, para evaluar, aprender. ¿Cómo va a haber primarias abiertas en Ceuta, que tendrá pocos centenares de militantes? Sería fácil de que uno llegara y comprara el resultado. Hay cosas que no son sostenibles, y más cuando se trata de la primera vez".

¿Y si fueran ocho las comunidades excluidas?

El PSOE-A cree "lógica" la necesidad de la doble condición –población y afiliados–, aunque aún queda discusión por delante. Los socialistas andaluces aportan además otra pista: el borrador citado ya está superado, y se apuesta a que la barrera de habitantes se alce hasta el millón y medio. Si fuera así, quedarían excluidas de las primarias abiertas Extremadura, Aragón, Asturias y Murcia. Ocho comunidades en total.

Desde otra federación importante, Extremadura, también perciben que "hay un principio de acuerdo" en imponer un umbral de acceso a las elecciones abiertas, pero no de un millón y medio. Guillermo Fernández Vara, de hecho, quiere elecciones abiertas. En Castilla-La Mancha, otro territorio de peso, se pone más de perfil. "No nos afecta. Si a quien le afecta está de acuerdo, no hay nada que decir", indican fuentes próximas al secretario general, Emiliano García-Page que, sin embargo, apuestan que también habrá un "doble corte".

"Un jarro de agua fría"

Precisamente en las cuatro federaciones afectadas dicen no contar aún con una "confirmación oficial". Les han llegado "rumores" y la impresión de que podrían quedarse fuera. Roberto Jiménez, el secretario general de Navarra, ya ha defendido públicamente que quiere primarias abiertas para elegir al cabeza de cartel en la Comunidad foral, y de hecho fuentes del aparato regional reconocieron a este diario que confían en que las condiciones se relajen. "Y hemos percibido cierta sensibilidad en Ferraz", asegura un jefe de la cúpula navarra. En Baleares aún no ha llegado documento alguno, según fuentes cercanas a la líder, Francina Armengol. La federación del archipiélago defendió en la Conferencia Política que se celebraran elecciones abiertas "para todas las instituciones", incluso en las candidaturas a las alcaldías o a los Consells insulares. Y se perdió. "Nuestra postura era maximalista. Y si se nos prohíbe organizar primarias abiertas, será como un jarro de agua fría. Igual hay razones de peso, quizá es comprensible. Algo tendremos que protestar, pero nuestra capacidad de hacer ruido es limitada", lamenta un dirigente de la ejecutiva regional. 

Las más frías, en cambio, son Cantabria y La Rioja. La primera, que encabeza Eva Díaz Tezanos –presidenta por cierto del Comité Federal–, no ha decidido aún cómo designará a su cabeza de cartel para las autonómicas de 2015. En el segundo caso, el secretario general, César Luena, sí es partidario de primarias abiertas, aunque primero quiere escuchar a la militancia de la federación. "En La Rioja nunca ha habido elecciones internas, y quizá esta vez los afiliados se quieren dar el gusto y votar primero ellos solos. Quisiéramos pasar de 0 a 100, pero entendemos que se pase de 0 a 50", sancionan desde el entorno de Luena. El líder riojano tiene además un conflicto interno grave en su principal agrupación, Logroño, a cuyo frente está una gestora

No obstante, incluso aquellos territorios que podrían acogerse al procedimiento abierto no están tan seguros de quererlo asumir. Es el caso de Aragón, donde el aparato se inclina más por unas elecciones entre militantes. En Murcia, los afiliados votaron en una consulta que preferían primarias cerradas, pero no era vinculante. La ejecutiva también prefiere este sistema por el "riesgo serio" –a juicio de una señalada dirigente– de que el PP "interfiera" en la votación, pero prevé que haya "presiones para que sean abiertas". "Y la dirección tendrá que sopesarlo porque aquí son nuestra oportunidad para plantar cara al PP", analiza esta responsable. Murcia barajó la idea de adelantar la elección de su candidato por la marcha del presidente regional, Ramón Luis Valcárcel, en abril. Ahora no lo tiene tan claro.

Murcia es, precisamente, una de las federaciones que están rozando ese límite que se plantea en el borrador. No por población (1,4 millones de habitantes), pero sí por volumen de militantes, en torno a unos 5.900 (ese era el censo en 2010, en las anteriores primarias). El PSE ronda los 5.600 miembros con carné y al corriente de cuota. 

Por si no da tiempo a convocarlas

Otros aspectos del reglamento sí están ya más claros y consensuados. Por ejemplo, que sólo habrá una vuelta. O la composición de la autoridad electoral –11 miembros (cinco elegidos por la ejecutiva, seis por el Comité Federal) y un vocal representante de cada candidatura– y sus competencias de vigilancia y control, el número mínimo y máximo de avales (del 5% al 10% en las primarias nacionales, y del 10% al 20% en las autonómicas), 15 días de campaña de los aspirantes... 

El censo previo y cerrado es un asunto zanjado, porque también entienden las federaciones que es conveniente, pese a que algunas voces avisan de que mermará la participación. La pretensión, según Ferraz, es que los ciudadanos tengan "en torno a un mes" para inscribirse. El último día para apuntarse "estará lo más cerca posible de la jornada de votación". Es decir, que se quiere "apurar los plazos" al máximo, pero en ningún caso se quiere que los participantes puedan registrarse una vez abiertas las urnas. "No queremos líos y queremos garantías plenas", insisten en Ferraz. 

El reglamento se cerrará, si se sigue el patrón del borrador, con una cautela en forma de disposición adicional: en caso de que haya elecciones anticipadas, la Mesa del Comité Federal y la Comisión Ejecutiva Federal "se reunirán con la máxima urgencia para decidir si se dan las condiciones y los plazos temporales para organizar el proceso de primarias abiertas a la ciudadanía". Una prevención que, en principio, estaría destinada a no cumplirse, ya que el PSOE contempla que todos sus candidatos estén elegidos al finalizar 2014, incluido el cabeza de cartel para las generales de 2015. 

Respecto al calendario, por cierto, pocas novedades: cada vez se da más por seguro que los aspirantes autonómicos y municipales se designarán el próximo septiembre, y el candidato a la Moncloa, entre la segunda quincena de noviembre y la primera de diciembre. 

El PSOE insiste en cerrar el censo antes de las primarias para asegurar su “limpieza”

El PSOE insiste en cerrar el censo antes de las primarias para asegurar su “limpieza”

Más sobre este tema
stats