La portada de mañana
Ver
La inflación también vota en las europeas

Crisis en el PSOE

PSOE y PSC evitan de momento la ruptura y nombran una comisión para reformular su relación

El presidente de la gestora, Javier Fernández, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, este lunes en Ferraz.

Ibon Uría

PSOE y PSC aplazan su posible ruptura, al menos por ahora, y crean un nuevo órgano para diseñar la futura relación entre ambos partidos. El presidente de la gestora de Ferraz, Javier Fernández, se reunió este lunes con el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y no adoptaron más decisiones que la de establecer una comisión con "tres o cuatro" miembros de cada formación para reevaluar el protocolo vigente y proponer cambios. Iceta precisó que en "unos dos meses" debería haber resultados. Fernández agregó que quiere que todo se desarrolle "lo más rápido posible". Por ahora no se conocen los nombres que integrarán este órgano ni su método de trabajo.

El encuentro duró aproximadamente hora y media. Después comparecieron por separado: primero Iceta, después Fernández. Coincidieron en que la unión entre PSOE y PSC, que data de 1978, atraviesa dos problemas: uno organizativo u orgánico, que deriva de la decisión de los socialistas catalanes de mantener el no a Rajoy en la investidura. Y otro político, que gira en torno a si el PSC se excede en sus planteamientos de las líneas rojas que marca la declaración de Granada, la hoja de ruta acordada en 2013 por el PSOE para caminar hacia un Estado federal. Hasta que estos aspectos se aclaren, otros quedan en el aire: Fernández e Iceta también decidieron este lunes que por ahora no se designará al representante del PSC en la gestora federal.

El primer secretario de los socialistas catalanes afirmó que el vínculo con el PSOE ha funcionado "razonablemente bien" durante estos casi cuarenta años, pero concedió que, tras una "disfunción particularmente importante", como supone el voto diferenciado en la investidura, cabe "explorar posibilidades" para revisar esa relación, sin "prefigurar" la forma en la que superar las discrepancias. Iceta recalcó que la voluntad de las dos partes es "seguir caminando juntos", pero matizó que la "fórmula concreta de relación orgánica" está en el aire. También está por ver la cuestión "procedimental": es decir, si el protocolo se modifica en un Comité Federal o en un Congreso, aunque afirmó que si hay cambios el PSC los llevará a un Congreso.

Eso sí, preguntado por si las bases catalanas deberían poder votar al próximo secretario general del PSOE, como ha sucedido hasta ahora, subrayó que le parecerá "muy bien que los militantes del PSC puedan seguir ejerciendo su derecho a la participación en todos sus extremos". "Pero al parecer es una de las cuestiones que se suscita por parte de algunos", admitió el líder de los socialistas catalanes, que dijo no querer pensar "que pueda haber un interés orgánico concreto" en las actuales tensiones entre PSC y PSOE, porque "lo que está en juego va mucho más allá de la relación entre dos partidos". Añadió que en la reunión de este lunes se "cosió muchísimo" y que la voluntad de "superar las discrepancias" es "firme".

En las últimas semanas, sectores del PSOE próximos a la gestora han manifestado que no se entiende que el PSC siga en los órganos federales –la Ejecutiva federal, el Comité Federal y los congresos del partido– si no está dispuesto a acatar las decisiones que adopte la mayoría. Aunque las voces que han planteado recuperar una federación socialista catalana son claramente minoritarias, la idea de sacar a los socialistas catalanes de los órganos del PSOE tiene muchos más adeptos. De cara a la próxima batalla por el liderazgo del partido, supondría que no podrían votar en las primarias los militantes del PSC –segundo territorio con más afiliados por detrás de Andalucía y, hasta ahora, uno de los más próximos a Pedro Sánchez–.

La gestora del PSOE no descarta excluir a las bases del PSC de la elección del secretario general

La gestora del PSOE no descarta excluir a las bases del PSC de la elección del secretario general

Javier Fernández, por su parte, no quiso avanzar ningún escenario. Su respuesta a las preguntas sobre si el PSC puede seguir participando de los órganos federales del PSOE, sobre cuál debe ser la relación entre ambos partidos o sobre si los cambios pueden aprobarse en un Comité Federal o deben elevarse a un Congreso, su respuesta fue siempre la misma: "Sería imprudente adelantar nada". El presidente de la gestora, eso sí, fue duro al calificar la decisión de los socialistas catalanes de desoír la orden de abstenerse ante Rajoy: fue "antidemocrático" no acatar la decisión del máximo órgano entre congresos. "No fue serio. Eso es lo que ha generado este problema de carácter organizativo. A partir de ahí decidimos revisar la relación", dijo.

Sobre la cuestión política, Fernández dijo que para el PSOE el "punto de llegada" es la citada declaración de Granada, y que debe aclararse si cuando el PSC se refiere a Cataluña como nación lo hace en términos culturales, históricos, coloquiales o de naturaleza político-jurídica. "Habrá que aclararlo", remarcó. Iceta, a este respecto, comentó que "los acuerdos de Granada siguen vigentes", que para los socialistas catalanes son "muy importantes" y que los defenderán "siempre". "Lo cual no quiere decir que no podamos agregar un matiz, pero será un matiz nuestro. Nuestra función era alcanzar un acuerdo con el resto de socialistas y eso está en Granada", clarificó.

El debate sobre la relación entre PSOE y PSC, por lo tanto, no quedó zanjado este lunes. Tampoco en la gestora parece haber unanimidad sobre la conveniencia de que sea la dirección provisional la que pilote la revisión del protocolo. Minutos antes de empezar la reunión entre Fernández e Iceta, el riojano Francisco Ocón, miembro del órgano, denunció que la cúpula de Ferraz no había abordado la cuestión y que, por tanto, la posición de Javier Fernández era individual y no consensuada por los diez miembros de la comisión. Además, exigió no tocar "una coma" del protocolo PSOE-PSC. Fernández, en su rueda de prensa, replicó que la gestora es un órgano "ejecutivo" y que actúa como tal. Agregó que en la próxima reunión de la dirección trasladará al resto de miembros sus planteamientos. Ese encuentro está previsto, en principio, para el jueves. 

Más sobre este tema
stats