La portada de mañana
Ver
El Gobierno sacará adelante el plan de reparación para víctimas de abusos con o sin la Iglesia

El futuro de Cataluña

Puigdemont ve "delirante" que el juez diga que no le quiere detener porque quiere ser detenido

infoLibre

El candidato de JxCat a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, ha tachado este martes de "delirante" que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, no curse una euroorden de detención contra él argumentando que él quiere ser detenido, ha sostenido en rueda de prensa tras reunirse con diputados en el Parlamento danés.

"Estoy sorprendido de la argumentación de un juez que dice que no detiene a un peligroso criminal porque este peligroso criminal quiere ser detenido. Es algo muy delirante", ha dicho Puigdemont y ha ironizado con que los criminales perseguidos por Europa también tienen que estar sorprendidos por el argumento.

Considera "débil" el discurso del juez y asegura que el único propósito de su viaje a Dinamarca era participar en un debate en la Universidad de Ciencias Políticas danesa el martes y la reunión de este miércoles con los diputados daneses.

Tras pedir volver a Cataluña sin consecuencias para llevar a cabo una "restauración democrática", ha definido lo que entiende por democracia, en respuesta a los periodistas.

Leyes pero también participación

Ha concretado que la democracia sin leyes no puede existir, pero tampoco sin participación: "Es un equilibrio permanente entre la voluntad popular, las decisiones de sus representantes y los cambios que un sistema democrático debe operar. No es una foto fija".

Puigdemont también ha respondido implícitamente al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que este mismo martes ha dicho que están reforzando las fronteras para impedir la entrada del presidente cesado en Cataluña: "Vamos a procurar que no pueda entrar ni en el maletero de un coche".

"Que nadie haga más especulación de la cuenta, como reforzar fronteras", ha dicho, y ha subrayado que él habla de cómo respetar mejor la decisión democrática de los catalanes.

Trabaja para volver a España

Puigdemont ha afirmado que trabaja para volver a España y debatir con los representantes del Parlament y las autoridades españolas. El candidato ha considerado que su posible regreso a Cataluña sería un primer paso para restaurar "la situación democrática".

Tras reclamar respeto por los resultados electorales, ha subrayado que trabaja por estar en Cataluña para poder iniciar un debate con todos los representantes del Parlament y también con las autoridades españolas: "Deben reconocer la decisión del pueblo catalán en las urnas".

"Una señal muy poderosa de este restablecimiento democrático sería que pudiera volver libremente a nuestro Parlament para escuchar a las otras partes, a los otros grupos para decir lo que quieran decir libremente", ha añadido.

Según Puigdemont, si ahora entrara en el Parlament sería detenido, una situación "que no sirve para resolver el conflicto", por lo que ha llamado a todas las partes del conflicto, también al Gobierno central, a hacer todos los esfuerzos para buscar una salida a esta situación.

Como candidato a la Presidencia de la Generalitat secundado por una mayoría de catalanes en las elecciones del 21 de diciembre, ha asegurado que su regreso a Barcelona será una buena noticia para el pueblo catalán y también "para los ciudadanos españoles y la democracia española". "Tendría que poder volver ahora mismo, si se respetaran los resultados de las elecciones", ha subrayado.

También espera reunirse con el presidente del Parlament, Roger Torrent, un encuentro que está previsto que se produzca este miércoles en Bruselas, para explorar su posible regreso y "restablecer la situación democrática".

El vídeo de la bandera de España

El president de la Generalitat cesado y candidato de JxCat, Carles Puigdemont, ha besado la bandera española ante las increpaciones de un individuo que le ha grabado, y ha alegado que no tiene "ningún problema" con España.

En un vídeo compartido en redes sociales, el individuo se acerca a Puigdemont —que está sentado en una cafetería este martes en Copenhague junto a otras personas— con una bandera de España y lo increpa en castellano para que la bese, a lo que Puigdemont accede dos veces y responde que tampoco tiene "ningún problema con España".

Ante la insistencia del autor del vídeo, que le reprocha que el independentismo ha generado confrontación entre catalanes y que acabará en la cárcel si regresa a España, Puigdemont responde: "Hemos votado en masa".

 

Más sobre este tema
stats