21D | Elecciones en Cataluña

Rajoy descarta adelantar las generales y responde con evasivas sobre Puigdemont

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este viernes en la Monlcoa.

El discurso de Mariano Rajoy antes y después del 21D es prácticamente idéntico, pese a que los independentistas mantienen la mayoría absoluta en Cataluña y que el PP ha obtenido un resultado catastrófico. Eso sí, este viernes no advirtió, como sí hizo en la recta final de campaña del 21D, de que los futuros gobernantes de Cataluña saben que se enfrentarán de nuevo al 155 si se saltan la ley.

¿Habrá adelanto electoral? No, contestó Rajoy, en la comparecencia ante los medios que realizó este viernes en la Moncloa:  "El Gobierno sigue adelante, las legislaturas son para cuatro años. Con lo que está pasando en España, lo que nos faltaba es convocar elecciones generales". Así que su intención, recordó, es seguir gobernando hasta mediados de 2020.

¿Tiene alguna autocrítica que realizar sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña a la vista de los resultados electorales? Tampoco. "El artículo 155 se aplicó como debía hacerse y de forma inteligente. Y las cosas han funcionado muy bien. Además, se aplicó con el consenso de toda Europa".

Mariano Rajoy contestó con evasivas a dos preguntas sobre si se reuniría con Carles Puigdemont y si lo reconocería como futuro presidente catalán. A la primera dijo que preferiría reunirse con Inés Arrimadas, "que es quien ha ganado las elecciones". Al ser repreguntado, indicó que lógicamente tendrá que "hablar con quien ejerza la Presidencia de la Generalitat". Pero recordó que Puigdemont, fugado a Bélgica, primero "tiene que tomar posesión de su escaño, ser elegido presidente y estar en condiciones de hablar conmigo".

En todo caso, insistió en ofrecer al futuro gobierno catalán "su mejor voluntad de diálogo, pero siempre dentro de la ley". Y mostró de nuevo un mínimo entusiasmo por una reforma constitucional: "Tengo la misma opinión que siempre. Hay que saber para qué se quiere reformar, cuáles son los objetivos y qué medidas deben ponerse en práctica. Para suprimir la soberanía y la unidad nacional, con el presidente del Gobierno no pueden contar".

Reunión con los dirigentes del PP

Mariano Rajoy compareció en la Moncloa pocas horas después de haberse confirmado el peor de los escenarios posibles para el Gobierno y para el Partido Popular en las elecciones autonómicas de Cataluña.

Convocados por el propio presidente del Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución, estos comicios han dejado al llamado bloque constitucionalista sin opciones de formar Gobierno, lo que implica un triunfo importantísimo de los independentistas. También han dejado claro que Ciudadanos es un rival a tomar muy en serio por el PP por haber sido capaz de atraer a un sector muy importante de su electorado tradicional y que los conservadores de Cataluña deben abrir un periodo de reflexión. La candidatura encabezada por Xavier García Albiol se hundió este jueves al pasar de los 11 escaños de 2015 a los 3, el peor registro del PP catalán en la historia de la democracia. Se queda, pues, sin opciones de obtener grupo parlamentario propio en el Parlament.

Antes de comparecer ante la prensa, Rajoy reunió al Comité Ejecutivo Nacional del PP en la sede nacional de la formación. En un encuentro a puerta cerrada en el que, además del presidente sólo tomó la palabra el propio García Albiol, Rajoy insistió que no tiene ninguna intención a adelantar las elecciones generales tras el batacazo catalán aunque admitió que las próximas semanas se incrementarán las presiones para que así ocurra.

Además, consideró que los excelentes resultados de la lista encabezada por Inés Arrimadas en Cataluña no son extrapolables al resto de España. Una forma de tranquilizar a los barones regionales y líderes municipales que ya temen el contagio de cara a las citas electorales de 2019. Este mismo mensaje trasladó en la rueda de prensa: "El Partido Popular es un partido fuerte, no es un partido que se inventó hace un cuarto de hora. Somos un partido bregado, sabemos lo que es ganar y sabemos lo que es perder", dijo antes de señalar que lo de este jueves han sido "unas elecciones autonómicas en Cataluña" que "nada tienen que ver" con otro tipo de comicios.

No obstante, dijo que él, como todos los militantes del PP, asume como propia la derrota de los conservadores catalanes. Y descartó que el contundente fracaso de la lista de Albiol tenga que ver con la aplicación del 155. En este sentido, recordó que Ciudadanos, el partido ganador, también había apoyado la aplicación de esta herramienta constitucional. "Ha sido la concentración del voto en una fuerza política que ya lideraba la oposición en 2015", explicó.

El calendario

El artículo 155 de la Constitución estará vigente hasta que se constituya un nuevo Govern. Así lo confirmó de nuevo Rajoy en la rueda de prensa, tras recordar que eso es lo que aprobó el Senado.

La Ley de la presidencia de la Generalitat y del Govern (LPG) establece que corresponde al presidente o presidenta autonómico "convocar, en el plazo de los veinte días siguientes a la fecha de las elecciones, la sesión constitutiva de la legislatura". Teniendo en cuenta que las elecciones se celebraron el 21 de diciembre, y que se trata de días hábiles, la fecha tope para la constitución del Parlament sería el martes 23 de enero. En aplicación del artículo 155 de la Constitución, es el Gobierno central el que asume las funciones del president. Será, por tanto, Mariano Rajoy quien escoja la fecha de la sesión de constitución del Parlament.

El siguiente paso sería la celebración de la sesión de investidura del presidente o presidenta. Según la LPG, esto tiene que producirse "en el plazo de los diez días [hábiles] siguientes a la constitución de la legislatura". En este caso, la propuesta al Pleno parte del líder de la Cámara, "previa consulta a los representantes de los partidos y grupos políticos con representación parlamentaria". En el supuesto de que la sesión de constitución del Parlament se celebre el 23 de enero y que se consuman en la totalidad el plazo de diez días, la elección del presidente de la Generalitat se convocaría para el 6 de febrero.

En todo caso, este artículo de la Constitución que no se había estrenado hasta el 27 de octubre pasado volvería a ser activado si el nuevo Govern sigue con la hoja de ruta previa a la convocatoria del 21D. Así lo ha dicho el propio Rajoy en campaña: "El artículo 155 ha dejado de ser un fantasma jurídico, hoy ya es una realidad, y todos saben lo que hay que hacer para que se active, y lo que no hay que hacer para que se active".y lo que no hay que hacer

Puigdemont: “¿A qué espera el presidente Rajoy para aceptar la voluntad de los catalanes?”

Puigdemont: “¿A qué espera el presidente Rajoy para aceptar la voluntad de los catalanes?”

Más sobre este tema
stats