moción de censura

Rajoy no dimite: "Un dirigente político se va cuando lo dicen los electores o la Cámara"

Rajoy en el debate sobre la moción de censura en el Congreso.

"A España no le interesa tenerle a usted como presidente del Gobierno. Su conducta en esta moción le ha retratado", con estas palabras reaccionó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al discurso del socialista Pedro Sánchez como candidato a la moción de censura. "Piensen lo que van a hacer", advertía el resto de grupos parlamentarios. Con otro aviso: no piensa dimitir porque, a su juicio, "un dirigente político se va cuando lo dicen los electores o la Cámara". El jefe de los socialistas se lo había pedido con insistencia. Si yo soy tan malo, vino a decir Sánchez, libre a España de este castigo dimitiendo y, por tanto, poniendo fin a la moción.

Tras escuchar a Pedro Sánchez decir que en su proyecto político respetará los Presupuestos Generales del Estado que salieron la semana pasada del Congreso sin el apoyo de los socialistas, Rajoy hurgó en esta herida llegando a acusarle de tener las cuentas públicas del Partido Popular "como único punto programático". Y a bromear con que es una condición que le han puesto en Podemos a cambio de sus apoyos. 

"Se los van a tener que comer con patatas"

Rajoy recordó que en Unidos Podemos habían calificado esos Presupuestos como las cuentas "de las migajas sociales" y, dirigiéndose a la bancada de los de Pablo Iglesias les espetó: "Se los van a tener que comer con patatas".

"Soy incapaz de comprender cómo van a convivir con tamaña monstruosidad, puede ser una pesadilla", dijo Rajoy a Sánchez. 

El mantenimiento de esos Presupuestos, pendientes de recibir el visto bueno del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, sería una de las condiciones del Partido Nacionalista Vasco para dar el 'sí' al Pedro Sánchez. El PNV tiene previsto anunciar esta tarde cuál será su posición en la moción tras una reunión de su ejecutiva. El discurso del portavoz su portavoz parlamentario, Aitor Esteban, será en la tarde de este jueves. Tras más de cuatro horas de debate protagonizado por José Luis Ábalos, que presentó la moción, el candidato y Rajoy, la presidenta del Congreso suspendió la sesión hasta las 15.00 horas.

A ojos de Rajoy, la exposición de Sánchez en el Congreso había sido "un ejercicio de pirotecnia para cumplir" un mero trámite. Y que "se convertirá en humo antes de que finalice la sesión". 

"Yo voy a seguir siendo español"

"No tienen ningún proyecto para España. Es pura ambigüedad táctica", denunció.

Tras meses de acuerdos entre Gobierno y PSOE en el marco del artículo 155 de la Constitución, el presidente se preguntó si, en el supuesto de que gane la moción, hablaría de este asunto con ERC y PDeCAT, sus posibles socios.

"¿Con quién habrá que hablar ahora de los asuntos de Cataluña, con usted o con sus socios?", se preguntó. "¿Percibe el aroma del absurdo?".

Rajoy subió a la tribuna cargado de munición en forma de hemeroteca: la de algunas de las veces que el jefe de los socialistas había criticado a los "populistas" de Podemos. O a los independentistas. Esas fuerzas que le pueden permitir llegar a la Mocloa.

Previamente, Sánchez le había retado a dimitir para frenar la moción de censura. Pero Rajoy no le dio respuesta ni desde el escaño ni cuando subió a la tribuna en el primero de los turnos. Ya en la réplica dio a entender que no tiene esa idea en mente: "Para usted lo cómodo sería que yo dimitiera, pero yo cumplo con mi obligación y explico a los españoles su gran trampa", le espetó. Más tarde sería más directo: "Un dirigente político se va cuando lo dicen los electores o la Cámara".

"Lo que plantea usted es una moción de censura a los españoles porque no le han hecho caso en las urnas. Esa es su moción de censura real. Y eso es lo que me preocupa porque yo voy a seguir siendo español", terminó el presidente.

El PDeCAT y ERC confirman que apoyarán la moción de censura y dan la puntilla a Rajoy

El PDeCAT y ERC confirman que apoyarán la moción de censura y dan la puntilla a Rajoy

Más sobre este tema
stats