El saqueo de Bankia

Rato desvió 9,3 millones de Bankia a Lazard y trabajó al mismo tiempo para ambos bancos

Rodrigo Rato tras declarar como investigado.

Bankia abonó más de 9,3 millones de euros al banco de inversiones Lazard por contratos acordados en la etapa de Rodrigo Rato, según la documentación aportada al caso Rato por la entidad presidida en España por Jaime Castellanos y ha confirmado a infoLibre un portavoz de la propia entidad financiera, ahora dirigida por José Ignacio Goirigolzarri.

Además, el exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar compaginó su trabajo en ambas entidades financieras, Lazard y Caja Madrid-Bankia, desde su llegada a la presidencia de la caja madrileña, en enero de 2010, hasta al menos el 2 de mayo de 2011, tres meses antes de la salida a Bolsa de julio del mismo año, según consta en el sumario de la pieza separada del caso Rato en el que se investigan los pagos a Lazard.

El 2 de mayo de 2011, el entonces presidente de Bankia firmó un contrato por el que percibió 6,2 millones de Lazard6,2 millones, una compañía dirigida por el socio y amigo del exvicepresidente del Gobierno Jaime Castellanos, que en marzo de 2013, casi un año después de la dimisión de Rato como presidente de Bankia, transfirió otros 482.732 euros al exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Según la documentación del sumario del caso Bankia, Rato cobró en total de la empresa en la que trabajó desde su salida del FMI más de 8 millones en cinco años.

Renuncia a los cargos

El sumario de la pieza separada del caso Rato que investiga el juez de Madrid Antonio Serrano-Arnal, y al que ha tenido acceso infoLibre, pone de manifiesto que Rato no dijo la verdad cuando el 22 de diciembre de 2009 anunció a los medios de comunicación su salida de Lazard para pasar a ocupar el cargo de presidente de Caja Madrid. Rato justificó la renuncia a su empleo de Lazard, pero también a sus cargos en el Banco Santander y Criteria, por "incompatibilidad".

En la documentación del Juzgado consta un contrato, de 2 de mayo de 2011, en el que Lazard acuerda un pago a Rato como "empleado", que se haría efectivo el 5 de mayo, en virtud de su relación contractual con el banco franconorteamericano. Lo que significaba que Rato, para cobrar los 6,2 millones de euros, tenía que tener una relación laboral vigente con Lazard.

Un informe de la UCO de la Guardia Civil, adelantado por el diario Vozpópuli.com, apunta a esa misma dirección: que la relación contractual entre Lazard y Rodrigo Rato "se mantuvo más allá de su nombramiento como presidente de Bankia".

La declaración ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil de Pedro Pasquín Echanove, el directivo de Lazard que se encargaba de firmar los contratos con Bankia por los que la división española del banco franconorteamericano recibió más de 9,3 millones de euros, confirma que Rato compaginó su trabajo en ambos bancos.

"Consejero internacional"

En enero de 2010, mes en el que Rato se convierte en presidente de Caja Madrid, el exvicepresidente del Gobierno firma también un contrato en el que –según Pasquín– "mantenía el cargo de consejero internacional" de Lazard.

No obstante, Pasquín aseguró a la Guardia Civil que ese cargo "no era remunerado, pues es un cargo honorífico. A Rato se le quiso mantener con un puesto en Lazard porque era una persona de prestigio".

No obstante, el directivo de Lazard reconoció a los agentes de la UCO que la matriz de Lazard "compensa ciertos gastos con un límite". Además, este empresario destacó que no es que fuera nombrado en enero de 2010 consejero internacional del banco de inversiones, sino que al entrar a la presidencia de Caja Madrid "cesó en el cargo remunerado y mantuvo el otro".

"Un mero transmisor"

Al ser preguntado posteriormente por los agentes de la Guardia Civil sobre la reclamación que realiza Rato de un pago de 75.000 euros, tal y como consta en dos correos electrónicos de 31 de julio de 2012 y 1 de agosto de 2012, tras dimitir como presidente de Bankia, Pasquín argumenta que son cantidades que Rato reclama a Lazard LTD por el contrato de "asesor internacional" y que él actúa como "mero transmisor entre la matriz y Rato".

Pasquín fue uno de los socios de Rato en la empresa Paracuga SL, en la que también participaban Castellanos y Joaquín Güell, todos ellos empleados de Lazard. Y formalizaron la creación de esta empresa el 30 de octubre de 2009, poco después de que se hiciera pública la designación del ex director gerente del FMI como presidente de Caja Madrid.

Alquiler a Mercadona

Entre los activos de Paracuga se encontraba el alquiler de un edificio en Alcorcón (Madrid) a Mercadona. Precisamente, Rato se vio obligado a reconocer (tras negarlo inicialmente en sede judicial) que desde el 30 de octubre de 2009 tenía negocios con su "amigo" Castellanos, en concreto la propiedad del mencionado local comercial de Alcorcón, que alquila desde finales de 2010 a Mercadona. El juez de Madrid Serrano-Arnal ha embargado la parte que corresponde a Rato del alquiler que abona la empresa valenciana.

Pese a que Lazard recibió contratos por más de 9,3 millones, en total Rato adjudicó a la firma de su amigo y socio Jaime Castellanos desde Caja Madrid y Bankia por un valor de 16,9 millones, que no fueron abonados por el equipo directivo de José Ignacio Goirigolzarri, que fue el sucesor de Rato.

En su declaración como testigo en la Audiencia Nacional, Castellanos restó importancia a las adjudicaciones a las que fue objeto por su socio y "amigo" Rato, y llegó a explicar que su banco de inversiones ya había recibido contratos en la etapa de Miguel Blesa. Según la documentación aportada por Lazard, Caja Madrid sólo abonó en 2009, con Blesa en la presidencia, 23.200 euros a la firma de Castellanos, que un año antes no había recibido cantidad alguna.

Una empresa de Rato facturó 324.000 euros al Santander durante los tres años que presidió Caja Madrid y Bankia

Una empresa de Rato facturó 324.000 euros al Santander durante los tres años que presidió Caja Madrid y Bankia

Más sobre este tema
stats