Inmigración

“Los refugiados no somos goteras”

“Los refugiados no somos goteras”

La concentración convocada este martes ante la Secretaría de Estado de Inmigración y Migraciones estuvo protagonizada por decenas de refugiados que exigían mejores recursos para poder llevar una vida digna mientras se estudia su solicitud de asilo en España.

La concentración reunió a más de medio centenar de personas, entre las que se encontraban representantes de la parroquia de San Carlos Borromeo, situada en Entrevías (Vallecas), principal impulsora de la protesta.

Javier Baeza, el cura responsable de la parroquia, aseguró que son muchas entidades las que se han visto "desbordadas" ante la cantidad de familias que acuden buscando ayuda. "No éramos conscientes de esta situación, pensábamos que en algo tan delicado como el asunto de los refugiados el Gobierno cumpliría con la legislación internacional", denunció Baeza.

Durante la concentración, miembros de la parroquia y los propios refugiados leyeron un comunicado para "denunciar una política deshumanizada" causante de que "cientos de personas solicitantes de protección internacional vivan en la calle o con recursos inadecuados".

La abogada Patricia Fernández manifestó su rechazo hacia "los argumentos mentirosos del Gobierno para exonerarse de su responsabilidad". Fernández aseguró que no existe el "efecto llamada" sino el "efecto huída", e hizo referencia a los 26 millones de refugiados en todo el mundo, frente a los menos de 6.000 que acogió España el año pasado. "Los números no son un problema, un país del primer mundo que se está recuperando económicamente, tiene mayor capacidad de acogida", concluyó.

Tanto Patricia Fernández como Javier Baeza aludieron al caso de Grecia para expresar la "hipocresía" del Gobierno español. "Tenemos un Gobierno que cuando habla de Grecia le recuerda su obligación de cumplir con los tratados internacionales, y España no lo está haciendo con los refugiados", argumentó Fernández. Baeza reflexionó sobre lo "curioso" que resulta acusar a un país de "antieuropeo" por convocar elecciones, mientras que "España es proeuropeo no cumpliendo las tasas de cupos establecidas por Bruselas respecto a las personas que debe acoger".

Representantes de la parroquia, junto con algunos de los refugiados que acudieron a la concentración, entregaron una carta en la Secretaría de Estado con el fin de solicitar una entrevista para "poner sobre la mesa esta situación y exigir medidas".

Baeza subrayó que la gente allí presente era "perseguida por su reivindicación política en países como Palestina o Angola", y destacó la importancia de que sean los propios afectados los que hablen y a quienes se escuche.

El Gobierno deja en un limbo a los demandantes de asilo

Más sobre este tema
stats