La derecha toma posiciones después de la investidura fallida de Pedro Sánchez intentando vacunarse contra las presiones para que se abstengan. Si este lunes le tocó a Ciudadanos, una cita en la que Albert Rivera amplió a 50 el número de miembros de su ejecutiva y se ratificó en el ‘no’ al presidente del Gobierno en funciones, el martes es el turno del Partido Popular. La Junta Directiva Nacional es el máximo órgano de la formación conservadora entre congresos y Pablo Casado ha convocado para las 12.00 horas a todos sus integrantes. La cita estuvo en el aire hasta última hora porque la idea del jefe de los conservadores era la de convocarla una vez que estuviese claro el Gobierno de España y cerrados los pactos autonómicos. “Habría sido la mejor forma de encajar todas las piezas, de que todos los cambios y anuncios pudiesen entenderse en un contexto. Pero hay determinadas estructuras que no pueden aguantar de forma interina y se ha optado por que sea ya”, explican fuentes de la dirección.