moción de censura

Rivera anima a los independentistas a "violar derechos y libertades" bajo el Gobierno de Sánchez

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el debate de la moción de censura.

El candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, mantuvieron este jueves en el debate de la moción de censura un bronco enfrentamiento, sin duda el más duro de la jornada, en el que este último llegó incluso a invitar a los partidos independentistas y nacionalistas a aprovechar el futuro Gobierno socialista para "violar derechos y libertades" antes de que "los españoles digan basta" y se convoquen nuevas elecciones. 

El líder naranja centró su discurso en criticar a Sánchez por los apoyos recibidos en su posible camino a la Moncloa, entre ellos el de los soberanistas catalanes, el PNV y Bildu. Todo ello, dijo, para lograr un "gobierno Frankenstein". De hecho, hasta su segunda intervención no confirmó que los 32 diputados de Ciudadanos en el Congreso votarán 'no' a la moción de censura y, en consecuencia, se posicionarán del lado de Mariano Rajoy. Aseguró que lo hacían para no ponerse al lado de "los que quieren liquidar este país". 

En sus primeros momentos desde la tribuna Rivera había tenido palabras para Rajoy, al que le afeó que no estuviera presente en el debate y que no se hubiera puesto en contacto con Cs, a pesar de haber sido su socio de investidura y de haberle prestado apoyo tanto en los Presupuestos como en la aprobación del artículo 155 en Cataluña. "Nos decía que aprendiéramos de la lealtad de Pedro Sánchez y del PNV, pues toma lealtad (...). Tenía razón en que había aprovechateguisaprovechateguis, pero no era Ciudadanos", le reprochó. 

A pesar de que no estaba para escucharle, ofreció a Rajoy una "salida pactada" con elecciones "a medio plazo". "Vamos a devolver la voz al pueblo español. Es tarde pero estamos a tiempo de pensar más en España que en la carrera política de Sánchez", aseveró. Para Rivera, el escenario ideal sería que Rajoy optara por presentar su dimisión en las horas previas a la sesión del viernes, una posibilidad descartara por el momento tanto en el Gobierno como en el PP. 

De nuevo dirigiéndose al líder socialista insistió en que antiguos cargos de su formación como Felipe González, Nicolás Redondo o Alfonso Guerra han pedido el adelanto electoral. "Coincidimos en que hay que censurar, pero la solución al problema constitucional no son Bildu, ERC, Puigdemont... Estoy convencido que muchos socialistas están viendo con bochorno que estén yendo de la mano del señor Torra [el president de la Generalitat]", señaló. 

"Desestabilizar" 

Por su parte, Sánchez desveló que el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, adelantó al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que Ciudadanos estaba decidido a "desestabilizar al máximo posible" al Gobierno hasta la convocatoria de un adelanto electoral. Según el líder socialista, en el marco de las conversaciones que ambos mantuvieron, Villegas adelantó que no iban a aprobar el techo de gasto de los Presupuestos de 2019 que debía presentar próximamente el Gobierno y que también estaban dispuestos a levantar el veto a muchas de las leyes que presentó la oposición en esta legislatura y el Gobierno de Rajoy había bloqueado con el apoyo de Ciudadanos.

Con estas revelaciones, que Rivera no negó y aseguró haber trasladado también a sus interlocutores en el PP, Sánchez dijo querer dejar en evidencia al presidente de la formación naranja y al hecho de que "presuma de ser una persona leal al PP y al Gobierno". El líder socialista también aseguró que Ciudadanos se negó a pactar una fecha electoral con el PSOE si Sánchez era investido presidente y era él, por tanto, el encargado de pilotar ese hipotético Gobierno en funciones hasta la nueva cita con las urnas.

Respecto a las reiteradas acusaciones por el apoyo recibido de las formaciones "independentistas y populistas", Sánchez afeó a Rivera que mantuviera un "discurso incendiario" que no hace sino provocar "más desafección" sólo por intereses partidistas. "Usted vive bien a costa de la confrontación territorial. Y eso me recuerda a las épocas de Aznar como presidente. Pero va a tener enfrente al PSOE, que defiende el Estado autonómico, la descentralización y una España diversa y plural y no la España homogénea y uniformada que usted defiende", señaló el líder socialista. 

Rivera dice que el PSOE ha "ganado un set" pero que aún queda partido

Rivera dice que el PSOE ha "ganado un set" pero que aún queda partido

Más sobre este tema
stats