Sesión de control

Sánchez acusa a Casado de “politizar la educación y la lengua” y pide trabajar “por la convivencia en las aulas”

El presidente Pedro Sánchez durante la sesión de control.

No era sencillo, pero este miércoles el líder del PP, Pablo Casado, consiguió elevar aún más su dureza verbal contra el presidente Pedro Sánchez en una sesión de control en la que se mostró convencido de que el jefe de Gobierno acabará en los tribunales “por ocultar una pandemia” pero en la que cargó especialmente las tintas a la hora de describir la situación del menor y la familia de Canet de Mar (Barcelona) amenazados por reclamar enseñanza en castellano.

Casado se desentendió de su pregunta —en ella pedía a Sánchez que convocase el debate sobre el estado de la nación, algo que el presidente ya ha anunciado que tendrá lugar el año que viene— para centrarse en el caso de Canet. El conflicto lingüístico en la escuela catalana se ha convertido en el eje de la política de oposición del PP desde hace varios días y estuvo presente en prácticamente todas las intervenciones de sus diputados en la sesión de control, hablasen de la pandemia o del precio de la luz.

“Usted es padre y yo también. No puedo entender cómo deja abandonado a un niño de cinco años mientras sus socios separatistas dicen que hay que apedrearle sólo porque sus padres hayan pedido que se cumplan sus derechos. ¿Por qué no obliga a la Generalitat ta cumplir las resoluciones judiciales”, le preguntó, o aplica el artículo 155 de la Constitución para intervenir la educación en Cataluña? “Si está haciendo la vista gorda por sus votos, el que estaría cometiendo un delito e prevaricación es usted”, acusó. 

En su primer intervención Sánchez se ciñó a la pregunta que Casado había presentado en el registro —sobre el debate de la nación— y eso irritó aún más al líder del PP. En sus contrarréplica le acusó de “insensibilidad” por no contestarle y mezcló el caso de Canet con la supuesta desatención del Gobierno a los menores en general. Para demostrarlo, citó la supuesta desatención de menores tuteladas en Baleares “que fueron prostituidas y se niegan a investigarlo”, a “la menor abusada por el marido de Mónica Oltra” y a un niño “de una indultada por usted que ocultaba agresiones sexuales”. “Tanta chorrada de niñes y de huelga de juguetes y de bollos y de dibujos en euskera pero usted ha desprotegido a los menores y les quita hasta la educación y el futuro de las pensiones”. 

Y remató, desatando el entusiasmo de sus diputados como pocas veces en un una sesión de control: “Como diría usted: ‘¿Qué coño tiene que pasar en españa para que usted asuma alguna responsabilidad?”.

La satisfacción de la bancada conservadora con la versión más radical de su líder se hizo evidente. Fuente del PP consideraron su intervención un “brutal repaso” a Pedro Sánchez, “que no contesta a nada, que está cada vez más alejado de los problemas de los españoles” y que es “el presidente del Gobierno más mentiroso”. “Sánchez, tocado y hundido”, resumen en el PP.

“Acabamos de ver de nuevo un claro ejemplo de cuál es la oposición” y “la falta de respeto que [Pablo Casado] tiene a las Cortes Generales”, respondió Sánchez. “Es bueno para España recuperar la normalidad democrática” y por eso, explicó, el Gobierno está concentrado en la pandemia y la recuperación. Eso implica, añadió, estabilidad democrático, completar la legislatura y aprobar prespuestos, algo que no ocurría desde 2015. Pero también, recordó, “cumplir con las obligaciones constitucionales: le pido de forma respetuosa que cumpla con la Constitución y abandone el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial”.

El presidente no se refirió al caso de Canet de Mar en su respuesta a Casado, pero sí lo hizo a continuación en su réplica a Inés Arrimadas (Ciudadanos), no sin antes quejarse ante la presidenta del Congreso de que la líder naranja también se hubiese desentendido del texto de su pregunta.

Solidaridad

Sánchez manifestó en nombre del Gobierno su “solidaridad ocn el hijo y los padres” que reclaman enseñanza en castellano y han sufrido amenazas en los últimos días. Un Gobierno, subrayó, “compremetido con la legalidad democrática” que “va a exigir siempre que se cumplan las sentencias dn firme”. Y un Gobierno, remarcó, “que trabaja por la convivencia en las aulas: no vamos a politizar nunca ni la lengua ni la educación en ningún territorio”. Este es “un Gobierno que vive, siente e interpreta la diversidad territorial y las lenguas cooficiales y va garantizar siempre el derecho de los niños a ser educados y aprender sus lenguas constitucionales”.

Sánchez se mostró escandalizado por el tono de las declaraciones de la derecha en relación con lo que está pasando en Canet de Mar, especialmente con las de Pablo Casado. “Cada vez más catalanes lo que quieren es concordia, convivencia, superar precisamente el llamado procés. Nosotros no vamos a estar en esas declaraciones inflamatorias de ustedes, hablando de apartheid ingüístico”, remarcó. “¿Pero saben ustedes lo que ha significado el apartheid en Sudáfrica? ¿Cómo es posible que tengamos al líder de la oposición hablando de un problema como el del Misisipi de 1960 en Estados Unidos? Por favor: no politicen la lengua”, concluyó.

Casado compara Canet con Misisipi y recuerda que Kennedy movilizó al Ejército

Casado compara Canet con Misisipi y recuerda que Kennedy movilizó al Ejército

Más sobre este tema
stats