Sesión de control

Sánchez acusa a Casado de practicar el 'trumpismo' con polarización, mentiras y cuestionando el resultado electoral

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control en el Congreso.

Fernando Varela

La tormenta política alimentada por la derecha para intentar conseguir que el Gobierno renuncie a incluir a EH Bildu en las negociaciones presupuestarias dominó la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso. El líder del PP, Pablo Casado, acusó al presidente, Pedro Sánchez, de pactar con quienes, según él, señalaban a ETA la identidad de las personas que debía asesinar.

Sánchez no entró en detalles, pero respondió con vehemencia acusando al líder del PP de desentenderse de los Presupuestos porque le dan “igual”. “Ustedes practican la política del trumpismo: trumpismopolarización para volar todos los puentes y que no haya dialogo; mentir sin rubor en todos los frentes y tres, como el señor Trump, ustedes no reconocen la derrota electoral. Han tachado el Gobierno de ilegítimo” y ahora “tratan de deslegitimar los Presupuestos”. “Junto a la ultraderecha siguen la técnica del trumpismo y tendrán su mismo final: el fracaso y la derrota electoral”.

Casado aseguró que los pactos con los que “brindaban los asesinatos” de ETA “le perseguirán toda la vida” y le reprochó haber “mentido a todo el mundo, también a las víctimas”.

Para enfatizar sus palabras, el líder del PP personalizó en un asesinato muy concreto de ETA, el de un diputado de su formación, Alberto Jiménez Becerril. “A Alberto le dispararon por la espalda. Ascen empezó a gritar y la mataron también Tenían 37 años y dejaron 3 hijos huérfanos de 4, 6 y 8 años. Los tuvo que cuidar su tía Teresa” (hoy diputada conservadora y presente en la sesión), añadió Casado a Sánchez conminándole a “mirar a los ojos” a la diputada y “darle una explicación”.

Casado recordó a Sánchez que prometió que nunca pactaría con ellos, a pesar de lo cual “Bildu le hizo presidente, le dio el gobierno de Navarra” y ahora apoyará los Presupuestos. “Díganos si ha cedido algo más para aprobarlos”, preguntó insinuando que hay razones ocultas, entre las que el PP cita a menudo el traslado de presos etarras a cárceles próximas al País Vasco y la supuesta prohibición del castellano en las aulas. Al final, remarco, “con quien no podemos dormir tranquilos los españoles es con usted”.

El presidente no se apartó de su guion. “El libro viejo del PP cuando está en la oposición: ETA, Cataluña, rompemos España y vamos en contra del español en Cataluña. Es lo que ocurre siempre que están en la oposición. Pero el problema es que 198 escaños han considerado oportuno tramitar los Presupuestos”, le recordó antes de subrayar que “el Gobierno que derrotó a ETA fue socialista”, reivindicó, y “el que les calificó de Movimiento Vasco de Liberación fue del PP”. Están instalados en la mentira, siguen la estrategia del señor Trump. Cuanto más tarden en reconocer la derrota electoral” más las van a sufrir. “Llevan cinco en un año: les pido paciencia para la sexta”.Movimiento Vasco de Liberación fue del PP”. Están instalados en la mentira, siguen la estrategia del señor Trump. Cuanto más tarden en reconocer la derrota electoral” más las van a sufrir. “Llevan cinco en un año: les pido paciencia para la sexta”.

En la misma sesión, Sánchez se negó a aceptar el planteamiento de Inés Arrimadas, presidenta de Cs, según la cual para sscar adelante los Prepsuestos es necesario que el Gobierno eija si los quiere pactar con ellos o con EH Bildu y Esquerra. “No vamos a aceptar ningún veto cruzado y vamos a tender la mano a todas las fuerzas parlamentarias”, reafirmó, subrayando que en este tiempo “inédito y tan complejo” para España a causa de la pandemia de coronavirus, “no es cuestión de ir unos contra otros”.

Arrimadas, como lleva haciendo variois días,le pidió que diga ya si quiere lo que ella llama “un acuerdo transversal, sensato y moderado” con Cs o lo que describe como unos Presupuestos “radicales” en lo económico y “a cambio de más concesiones separatistas” pactadas con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y EH Bildu.

Aznar ofreció generosidad a ETA si dejaba de matar sólo un mes después del asesinato de Becerril que ahora Casado echa en cara a Sánchez

Aznar ofreció generosidad a ETA si dejaba de matar sólo un mes después del asesinato de Becerril que ahora Casado echa en cara a Sánchez

Más sobre este tema
stats