La nueva legislatura

Sánchez ironiza sobre las formas de Iglesias pero no rechaza su propuesta para formar Gobierno

Pedro Sánchez

Ibon Uría

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reiteró este viernes que es Mariano Rajoy quien en primer lugar debe someterse a la votación de investidura. Afirmó que esperará a que el conservador presente su candidatura, pero advirtió: si el líder del PP fracasa, los socialistas harán "todo lo posible" para que haya un Ejecutivo "progresista" y "reformista". "Tendremos que abrir el escenario de negociación, con Podemos y con otras fuerzas, una vez Rajoy haya fracasado", concluyó.

Sánchez compareció en el Congreso de los Diputados minutos después de las dos y cuarto de la tarde, tras reunirse con Felipe VI en el marco de la ronda de contactos del monarca con los representantes de los partidos para proponer un candidato a la investidura. Este jueves por la tarde el rey se reunió con Albert Rivera (Ciudadanos), a primera hora de este viernes con Pablo Iglesias (Podemos), y a las cinco de la tarde recibe, ya por último, a Mariano Rajoy (PP).

Precisamente el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, anunció su voluntad de formar un "Gobierno del cambio" junto al PSOE e IU, un Ejecutivo "plural" que debería tener una composición "proporcional" a los resultados del 20-D. Iglesias subrayó que él mismo ocuparía la vicepresidencia de ese Ejecutivo."Hemos decidido tomar la iniciativa y dar un paso adelante. En este momento no caben medias tintas. O se está por el cambio o por el inmovilismo y el bloqueo", dijo el número uno de la formación morada.

Abierto al diálogo

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Sánchez dijo "agradecer" la oferta de Iglesias, pero consideró que "lo lógico" es que "primero" se hable de políticas y que "luego" se negocie cómo se conforma el Gobierno. "Entré en Zarzuela sin un Gobierno y parece que tengo todos los ministros nombrados", bromeó Sánchez, quien expresó en varias ocasiones que hay que ser "muy escrupulosos" con los procedimientos porque "en democracia no hay atajos". "Es el turno de Rajoy", zanjó.

Preguntado reiteradamente por la idea de Iglesias, Sánchez se mostró abierto a llegar a un acuerdo pero insitió en que las negociaciones no pueden comenzar por un reparto de asientos. Primero, apuntó, es el turno de Rajoy. Segundo, si fracasa, será el momento de hablar de políticas. Y tercero, y sólo si se cumplen las dos primeras condiciones, el instante en el que se abordará la formación de una mayoría para poder gobernar. "Lo puedo decir más alto, pero no más claro: programa, programa, programa", recalcó.

Sánchez es consciente de que un Ejecutivo con los únicos apoyos de Podemos e IU podría no ser suficiente. Por eso también tuvo que responder a preguntas sobre qué otros socios potenciales gustaría tener. Afirmó que tenderá la mano a "izquierda y derecha" y que, para lograr el mayor número de apoyos, el PSOE ofrecerá "ocho grandes acuerdos" en materia de economía, educación, sanidad y servicios sociales, pensiones, regeneración democrática, violencia de género, relación con la Unión Europea y reforma constitucional.

Esperar a que fracase el PP

El PSOE ha insistido desde el 20-D en que era Rajoy quien primero debía intentar la investidura. El propio Sánchez lo repitió este viernes: "Vamos a esperar a que Rajoy presente la candidatura y, si fracasa, no lo duden, hará lo que le toca hacer: un Gobierno de cambio, progresista y reformista". Los socialistas están en contra de la hipótesis de que el propio Mariano Rajoy renuncie a la investidura, idea que el propio Rajoy alejó. "Si Rajoy no va al Congreso, mejor que se vaya a casa", le advirtió Sánchez este jueves.

La estrategia de Ferraz es esperar a que se constate la incapacidad del PP para, después, jugar sus cartas. Antes que Sánchez, el último en exponer esa misma tesis había sido el portavoz en el Senado, Óscar López, en una entrevista este mismo viernes. López vaticinó que Rajoy fracasará porque ha gobernado cuatro años "solo y contra todos y aplicando el rodillo" y puntualizó que "el PSOE, respetando sus principios, intentará que haya un Gobierno de izquierdas con una hoja de ruta de izquierdas".

Disputas internas

Sánchez también aseguró que se mantendrá en todo momento dentro de los límites que le marcó el pasado 28 de diciembre el Comité Federal, máximo órgano de su partido partido entre congresos. En esa fecha, el citado órgano aprobó una resolución que impone que los socialistas votarán no a los candidatos del PP y que, para dialogar con otras fuerzas, les exigirán de forma previa que renuncien al referéndum en Cataluñales exigirán de forma previa que renuncien al referéndum en Cataluña. "Yo estoy cumpliendo con lo que marcó el Comité Federal, que por cierto es lo que yo propuse", añadió.

El líder del PSOE también prometió que "todas las conversaciones van a ser transparente" y se mostró incluso dispuesto a que se retransmitan en directo a través de internet. Cuestionado finalmente sobre los apoyos internos con los que cuenta para ensayar una mayoría alternativa al PP mediante un pacto con Podemos, concluyó: "Estoy convencido de que el PSOE, de manera mayoritaria o unánime, creo yo, quiere que el PP deje las responsabilidades de Gobierno y que se abra el camino de un Gobierno progresista".

Rajoy declina “de momento” la propuesta del rey de presentarse a la investidura

Rajoy declina “de momento” la propuesta del rey de presentarse a la investidura

Más sobre este tema
stats