La portada de mañana
Ver
Exteriores no contempla romper con Israel como pide Sumar pero logra que la UE endurezca su postura

Sesión de control

Sánchez pide a Casado que desbloquee el CGPJ si quiere demostrar que no va a dejar “pasar ni una” con la corrupción del PP

Fernando Varela

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió este miércoles al líder del PP, Pablo Casado, que si quiere demostrar su voluntad de no dejar “pasar ni una” en relación con los casos de corrupción que asedian a su partido, en particular todo lo que tiene que ver con la Operación Kitchen, y poner distancia con Mariano Rajoy y José María Aznar, cumpla “la ley” y “desbloquee” la renovación de instituciones clave del país como el Consejo General del Poder Judicial.

Previamente Casado le acusó de hacer “recortes en el Estado de derecho” poniendo a su servicio la Fiscalía General del Estado o pretendiendo “juzgar lo que pasó hace ochenta años” —en referencia al proyecto de ley de Memoria Democrática— y “dejar” pasar la corrupción que, según el PP, afecta a Podemos. “Sólo en las dictaduras se usa el Parlamento contra la oposición”, proclamó en referencia a la investigación que la Cámara, con el único voto en contra de los conservadores, va a iniciar sobre la utilización del Ministerio de Interior durante al etapa de Rajoy para espiar a Bárcenas y tratar de impedir que revelase pruebas de corrupción. Y concluyó con un emplazamiento expreso: ¿va a cesar al vicepresidente Iglesias si acaba siendo imputado en la investigación judicial sobre la financiación de su partido?

Sánchez no respondió a la pregunta, como tampoco lo hizo después cuando se la formuló la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Pero sí aprovechó para echar en cara a Casado la Operación Kitchen. “Los único recortes que necesita España” afectan a “la corrupción del PP”.

“Toda España sabe que ustedes taparon un delito con otro delito; lo saben en Barcelona, en Santander y hasta en Ávila”, ironizó recordando que Casado declaró la semana pasada que cuando corrieron estos hechos él era un simple diputado por esa provincia. “Dice que se siente indignado, que no va a aceptar ni una. Me gustaría creerle, pero tiene que demostrarlo. Si quiere demostrarlo” y poner distancia con “el PP de Rajoy y Aznar” puede hacerlo “cumpliendo la ley y la Constitución, no bloqueando la renovación del Consejo General de Poder Judicial”.

En la misma sesión, Inés Arrimadas cuestionó que Sánchez tenga la misma firmeza a la hora de perseguir la corrupción del PP y la del PSOE o de Podemos. Según la presidenta de Ciudadanos, el jefe del Gobierno sólo tiene dos opciones: “seguir apuntando únicamente a la corrupción de un lado” o apoyar medidas contra la corrupción.

El presidente le respondió afirmando el compromiso de su Gobierno con la regeneración democrática. “Antes había un PP que cometía un delito para tapar otro y hoy hay un Gobierno comprometido con la regeneración democrática”, algo que se concreta, explicó, en iniciativas como la reforma legal que levantará el corsé que pesaba sobre las investigaciones judiciales especialmente complejas, como las que afectan a la corrupción del PP. Un partido, recordó Sánchez a Arrimadas, “con el que ustedes están gobernando”.

Más sobre este tema
stats