Sánchez reactiva al Gobierno tras el mazazo andaluz y encarga más medidas anticrisis

El ministro de Universidades, Joan Subirats; la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

La orden del presidente a su Consejo de Ministros es clara: no caer en el pozo de la melancolía de la derrota andaluza y ponerse manos a la obra con la crisis económica. La conclusión generalizada en el Gobierno y en el entorno más cercano a Pedro Sánchez es que la inflación derivada de la invasión rusa de Ucrania es lo que más está contribuyendo a desgastar la imagen del Ejecutivo. Así que la consigna es volcarse en la búsqueda de soluciones. 

Ávido de iniciativa política ante la apabullante victoria del PP en Andalucía y la posibilidad de que esa ola conservadora arrase el próximo ciclo electoral, Sánchez movió ficha este martes: Consejo de Ministros extraordinario este próximo sábado para aprobar el paquete de medidas económicas destinado a paliar los efectos de la guerra. Lo anunciado, hasta ahora, es que ese paquete de medidas se iba a renovar en los mismos términos que están ahora en vigor. Sin embargo, según ha podido saber infoLibre, en el seno del Gobierno se trabaja a contrarreloj para ir un paso más allá e implementar algunas novedades que profundicen las ayudas a las familias más golpeadas. 

Durante la tarde de este mismo martes tuvieron lugar en la Moncloa reuniones negociadoras de los equipos económicos de la coalición que intentan ajustar los términos del nuevo decreto. La dimensión del mismo aún no está cerrada, aunque todo el mundo entiende que el hecho de convocar un Consejo extraordinario en fin de semana justo después del mazazo de Andalucía aboca a que, obligatoriamente, se incluyan medidas ambiciosas que tengan algún impacto en la opinión pública.

En líneas generales, lo previsto es que la práctica totalidad de las medidas que están en vigor se prorroguen tal cual, incluyendo la bonificación de 20 céntimos por litro de gasolina y las rebajas fiscales al recibo de la luz, aunque en este punto podría introducirse algún matiz. También está sobre la mesa la propuesta de Unidas Podemos de bonificar a los usuarios del transporte público que cuentan con algún tipo de abono mensual o anual, y que por lo general son trabajadores o estudiantes. La propuesta de hecha pública por Yolanda Díaz concreta en un 50% la rebaja o bonificación de ese abono, y el Gobierno ya trabaja los detalles de la coordinación técnica con ayuntamientos o comunidades autónomas para poder llevarlo a cabo. 

Bajar los precios

Desde Moncloa se insiste en que el Ejecutivo trabaja para proteger a las familias de las consecuencias derivadas de la guerra y que para ello el principal objetivo es bajar la inflación. Por eso, de momento, parecen aparcadas medidas también reclamadas por Unidas Podemos como el aumento de impuestos a las eléctricas o las ayudas directas en forma de cheques a las personas más vulnerables que la vicepresidencia segunda cifra en 300 euros al mes. El Gobierno cree que el estado de ánimo general tiene que ver con los precios que la ciudadanía se encuentra al ir a echar gasolina, pagar la luz o hacer la compra, algo que, en opinión de la parte socialista de la coalición, no palia esas medidas. “La dirección en la que trabajamos es en la de aplicar rebajas al precio de venta”, sostienen fuentes del Ejecutivo.

Lo que parece difícil que vea luz verde ya este sábado es la subida de impuestos que prepara el Gobierno a las eléctricas y que adelantó infoLibre. No se descarta que se pueda adelantar algún anuncio en este sentido, aunque desde el ministerio de Hacienda se insiste en que "no es tan sencillo" desde un punto de vista técnico aplicar esa reforma. La propuesta que defiende Yolanda Díaz consiste en aumentar diez puntos el impuesto de sociedades a las grandes eléctricas, muchas de las cuales están presentando cuentas de resultados con beneficios récord. Según datos de la Agencia Internacional de la Energía, las grandes compañías eléctricas europeas estarían ingresando alrededor de unos 200.000 millones de euros extra por la deriva inflacionista del mercado.

El PSOE mira a Sánchez en busca de un revulsivo desde el Gobierno que insufle aire a la izquierda

El PSOE mira a Sánchez en busca de un revulsivo desde el Gobierno que insufle aire a la izquierda

Más sobre este tema
stats