Elecciones catalanas 27-S

Santamaría ideó el plan de reforma de la ley del Tribunal Constitucional

Santamaría ideó el plan de reforma de la ley del Tribunal Constitucional

"¿Cómo se puede explicar a los ciudadanos que después de iniciar un proceso, que muchas veces son largos y complicados, después de obtener una decisión, en este caso ante el Tribunal Constitucional, y muchas veces en defensa del marco constitucional, esas decisiones no se cumplen?". Con este argumento defendía este miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la reforma de la ley del Tribunal Constitucional (TC) que permitirá sancionar a quienes se salten sus resoluciones y que un día antes había registrado el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados. Aunque ella no estuvo en esa foto, a la que se sumó el candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat, Xabier García Albiol, el origen de la misma lleva su sello. La idea y la fórmula partieron de Vicepresidencia del Gobierno y en ello se ha trabajado este verano.

Fuentes del Partido Popular y del Gobierno consultadas por infoLibre coinciden en que Sáenz de Santamaría ha sido la principal protagonista de la génesis de esta proposición de ley que ha encendido a la oposición por presentarse a menos de un mes de las elecciones y casi en los minutos de descuento de la legislatura. "Teníamos claro que algo había que hacer,

que había que fijar las garantías legales necesarias para que nadie se salte la ley a la torera, se llame Artur Mas o como se llame. La historia partió de Vicepresidencia, con el total respaldo de Rajoy. Y a partir de ahí se estudiaron todo tipo de informes y textos jurídicos para incorporar después a los trabajos al Grupo [parlamentario]", admiten fuentes conocedoras del proceso. Todo esto ocurría hace un par de meses. "A la dirección del Grupo llegó ya un texto muy trabajado", añaden, tras estudiar legislaciones de otros países como Alemania o Austria.

El Gobierno tenía una espina clavada desde la consulta del 9-N, cuando desde el PP de Cataluña y sectores de su electorado se le había acusado de pasividad, de inacción ante lo que estaba ocurriendo, de no preocuparse por el cumplimiento de las leyes. "Nos pasaba a nosotros a diario y les pasaba a Rajoy y a Soraya [Sáenz de Santamaría] cuando venían a Cataluña. Nuestros votantes o nuestros potenciales votantes decían que no estábamos cogiendo el toro por los cuernos, que no hacíamos nada, que estaban decepcionados", explica un miembro de la dirección del PP de Cataluña."No ha sido nada improvisado. Esto viene de lejos"

, intentan justificar las mismas fuentes cuando se les cuestiona, entre otros asuntos, sobre la forma en la que fue convocada la prensa y presentada la iniciativa. Los medios de comunicación supieron que la dirección del Grupo Parlamentario Popular iba a reunirse con Xabier García Albiol el lunes por la noche, pocas horas antes de la cita. En la convocatoria no se informaba del contenido de la reunión. Ni en el SMS que recibieron los informadores en la mañana del mismo martes con un recordatorio de la misma.  

Tampoco había informado Mariano Rajoy a la plana mayor del partido de que se estaba trabajando en esta iniciativa. En ausencia de Rajoy –se encontraba en Berlín–, la reunión de este lunes la presidió María Dolores de Cospedal, la secretaria general del PP. En este encuentro al que acuden los vicesecretarios y los tres portavoces parlamentarios –Congreso, Senado y Parlamento Europeo– nada se habló de la proposición de ley que un día después iba a registrarse en la cámara. Fue a su término cuando la dirección del partido se enteró a través de una llamada de teléfono con origen en un despacho de Moncloa.

Un día después, poco antes de que se celebrase la reunión del Grupo Parlamentario Popular en las dependencias del Congreso de los Diputados, Rajoy ofrecía una rueda de prensa en Berlín junto a Angela Merkel en la que había conseguido que la canciller respaldara su postura respecto a Cataluña. La noticia después sería tapada por el anuncio de la proposición de reforma de la ley del TC. Una oportunidad perdida de vender el gesto de Merkel reclamando el cumplimiento de los convenios europeos.

Reparto de culpas

Dado que la iniciativa había partido de manos de Santamaría, en el partido no la exculpan de este error, aunque algunos de los dirigentes consultados creen que el Gobierno, en esta última fase, dio libertad a Rafael Hernando, portavoz del PP en la Cámara baja, para la puesta en escena.

"Los plazos son los plazos y había que presentarla ya", defienden desde la dirección del Grupo. Insistiendo en la idea de que o se presentaba ese día o ya no daba tiempo recuerdan que el presidente del Congreso, Jesús Posada, tuvo que dar luz verde a la tramitación de la proposición de ley por lectura única y procedimiento de urgencia sin esperar a la reunión de la Mesa de la cámara del martes que viene, algo que encendió todavía más a los partidos de la oposición.

La presencia de García Albiol tampoco estuvo exenta de polémica. En el PP de Cataluña consideran que la foto "le refuerza como candidato". Cargos del partido y del Gobierno, sin embargo, admiten que fue "un error" porque vincula directamente la iniciativa con las autonómicas y porque el Congreso no es lugar para un candidato autonómico.

"Se nos invitó a venir a Madrid y no lo dudamos", explican desde el entorno de García Albiol.

Santamaría sobre la reforma del TC: “No hay nada que temer salvo que alguien se crea por encima de la ley”

Santamaría sobre la reforma del TC: “No hay nada que temer salvo que alguien se crea por encima de la ley”

Más sobre este tema
stats