LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma de la jurisdicción universal permitirá reabrir casos que quedaron impunes tras el recorte del PP

Aznar y altos cargos del Santander o Telefónica apadrinaron la nueva universidad privada de Ayuso

Carta enviada desde la oficina del expresidente Aznar

La Asamblea de Madrid decidirá en los próximos días si da finalmente luz verde a la puesta en marcha de la Universidad de Diseño, Innovación y Tecnología (UDIT). El proyecto ya cuenta con el beneplácito del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Y, si logra cosechar también el respaldo de la ultraderecha, el centro se convertirá en la decimotercera universidad privada en la región, poniendo fin así a cuatro años de expediente. Un largo procedimiento administrativo en el que, además de la promotora, se han pronunciado casi medio centenar de empresas e instituciones. Desde consultoras a entidades financieras o gigantes de la telecomunicación. Desde embajadores hasta expresidentes.

Todo comenzó un viernes. En concreto, el 15 de diciembre de 2017. Aquel día tuvo entrada en la Consejería de Educación del Ejecutivo de Cristina Cifuentes una solicitud para el impulso de un nuevo centro privado en suelo madrileño. "Reconocimiento de la universidad privada, que girará bajo la denominación de Universidad de Diseño, Innovación y Tecnología (UDIT), y cuya personalidad jurídica propia ostentará ESNE Estudios Superiores Internacionales SLU, sociedad que será la titular y gestora de la nueva universidad privada y de la que la entidad promotora Bermami 2016 SL es socio único", rezaba el escrito, fechado diez días antes.

La solicitud iba acompañada de cuatro memorias diferentes: Docente, Infraestructuras, Normas de Organización, y Estudios Económicos y Financieros. Y se completaba con tres anexos. Uno de ellos, repleto de cartas de apoyo al proyecto. Buena parte de ellas estaban firmadas por familiares de alumnos de ESNE, el centro asociado a la Camilo José Cela que aspira a convertirse en universidad independiente. Sin embargo, no eran las únicas. La promotora también ponía sobre la mesa de la administración trece misivas procedentes del mundo académico. Y casi medio centenar –48, para ser más exactos– remitidas por grandes firmas y personalidades políticas.

La práctica totalidad de estas últimas cartas, incluidas en el expediente administrativo al que ha tenido acceso infoLibre, están fechadas en las dos primeras semanas de junio de 2017. Seis meses antes de que la promotora enviase la solicitud de reconocimiento de la UDIT a la atención de la Dirección General de Universidades y Enseñanzas Artísticas Superiores. Y están firmadas por altos cargos de Telefónica, la tecnológica IBM España, Banco Santander, la consultora Deloitte, Joma, FAES –el laboratorio de ideas del PP– o la Casa Ronald McDonald, además de los expresidentes regionales Alberto Ruiz-Gallardón o Joaquín Leguina y hasta el exlíder del Ejecutivo nacional José María Aznar.

"Excepcional trayectoria"

"La consolidación de ESNE como universidad privada supone la apuesta necesaria y definitiva de formar jóvenes cualificados en las áreas del diseño y las nuevas tecnologías, que se conviertan en referentes internacionales y contribuyan a la innovación y creación de riqueza que actualmente demanda nuestra sociedad", reza la carta remitida desde la oficina del expresidente del Gobierno, en la que se recuerda la "ejemplar trayectoria" del centro "durante los últimos años" y su "excepcional vertebración con la empresa y su actividad investigadora". Y concluye: "Esta iniciativa aportará un importante valor académico a la formación universitaria y prestigio para nuestro país".

La misiva es idéntica a la que se encargó de firmar el entonces el embajador extraordinario de la República Dominicana, Anibal de Castro. O a las remitidas en nombre de los expresidentes Leguina o Ruiz-Gallardón.

De hecho, la vinculación del exlíder madrileño conservador con la entidad viene de lejos. Así, en octubre de 2016, por ejemplo, fue el encargado de pronunciar un motivador discurso en el encuentro anual de padres de alumnos de primer año del centro. Entonces, lo hizo como presidente del Consejo Asesor de ESNE. "Si coronan con éxito estos años de estudios universitarios, van a tener garantizado un puesto de trabajo", enfatizaba, micrófono en mano, desde el escenario.

IBM: "Nos asociamos con líderes ambiciosos"

De estas cartas tipo se apartaron, sin embargo, los altos cargos de grandes empresas, que incluyeron en sus misivas algún párrafo de su propia cosecha. David del Val, CEO de Telefónica Investigación y Desarrollo, se encargó de resaltar la importancia que tiene para "nuestra posición internacional en el mundo digital" dedicado al diseño, la innovación y la tecnología.

"En IBM nos asociamos con líderes ambiciosos para imaginar los negocios que darán forma al mundo en los próximos años. Y luego los hacemos reales", señalaba, por su parte, José Fernando García Ródenas, entonces líder de Programas Universitarios en España de la firma. En este caso, además, añadía una última frase que no consta en las otras misivas: "La presente carta no constituye compromiso económico, financiero ni de ningún otro tipo por parte de IBM".

Por parte del Santander, y con una misiva calcada a la de los expresidentes, fue su director general adjunto, Adolfo Ramírez, el encargado de dar respaldo al proyecto.

Este diario se puso en contacto con la Consejería de Educación para saber si es habitual que las promotoras de universidades privadas pongan sobre la mesa apoyos de este tipo durante el procedimiento administrativo y el peso que puede tener esto en la toma de decisiones.

"No influyen para nada. Para el reconocimiento, lo que se requiere es el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Real Decreto 420/2015, de 29 de mayo, de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios", se limitan a decir sobre las misivas, entre las que también se incluyen las de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, diseñadores, la Cámara de Comercio de España en Bélgica, el British Council o la entonces presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Yvonne Blake.

Informes desfavorables

A pesar de los respaldos, ni el Gobierno de Cristina Cifuentes ni el de Ángel Garrido dieron el paso para su reconocimiento, algo que si hicieron con otras como Villanueva, ESIC y Cunef. Tampoco lo hizo el primer Ejecutivo de Ayuso, que solo dio luz verde a la Universidad Internacional de la Empresa (UNIE). El proyecto se encontró con diferentes problemas a lo largo de todo el camino. Sobre todo, al toparse con informes negativos. En febrero de 2019, por ejemplo, el Consejo Universitario emitió por "unanimidad" una valoración "desfavorable". Y lo hizo basando su disconformidad "en los informes negativos" de la Conferencia General de Política Universitaria y de la Fundación para el Conocimiento Madrid+D.

La universidad privada despega en Madrid al calor de la Iglesia o la banca (y los fondos de inversión acechan)

La universidad privada despega en Madrid al calor de la Iglesia o la banca (y los fondos de inversión acechan)

La iniciativa parecía no convencer a la Consejería de Ciencia y Universidades del primer Gobierno de Ayuso, entonces en manos de Ciudadanos. Pero en cuanto la coalición se vino abajo, el proyecto se reactivó. La Fundación Madrid+D terminó emitiendo dos nuevos informes favorables. Un giro de timón que también se produjo en el caso de la Abogacía General de la Comunidad de Madrid. En solo dos meses, el tiempo que separa el pasado 16 de noviembre del 18 de enero, los servicios jurídicos regionales pasaron de un parecer desfavorable que sostenían sobre un pronunciamiento del Consejo de Estado a uno favorable respaldado en un informe de la Abogacía del Estado.

Algunos medios como El País sitúan detrás de este impulso que se dio al expediente tras la salida de los naranjas a la entonces viceconsejera de Educación, Rocío de Albert –actualmente de Política Educativa–. De hecho, es ella misma la que firma la memoria justificativa del proyecto. Y lo hacen, precisamente, por su estrecha vinculación con este centro.

En su declaración de bienes de octubre de 2019 ante la Asamblea de Madrid, incluye entre sus actividades que es miembro del Consejo Académico Asesor de ESNE. Asimismo, aparece en un vídeo de la propia escuela de una graduación de ese mismo año en el que se la presenta como vicepresidenta académica. "Uno de nuestros compromisos es seguir potenciando las relaciones con las diferentes empresas, que retroalimentan y mejoran nuestras titulaciones y nuestros proyectos de investigación", señalaba entonces ante los alumnos de la escuela.

Más sobre este tema
stats