PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Audiencia Nacional avala la batalla de Sanidad para impedir que se conozca el precio real de los fármacos

Sanidad

El segundo varapalo judicial a las jubilaciones forzosas alienta a los médicos madrileños

Ibon Uría

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha anulado el plan por el que el Gobierno de María Dolores de Cospedal impuso la jubilación forzosa a los médicos al cumplir los 65 años. En la sentencia, el TSJ castellanomanchego califica la medida de contraria a derecho, impone el pago de las costas procesales al Ejecutivo autonómico y da la razón al Sindicato Médico de la comunidad, que interpuso el recurso.

El fallo critica que el plan se limitase a establecer la jubilación forzosa sin una "justificación concreta" del plan más allá de "razones genéricas" y, en consecuencia, señala que no reunía las características de un instrumento de gestión de recursos humanos. Además, añade que la normativa aplicaba una retroactividad a profesionales que ya tenían concedida la prorroga en el momento de la publicación de dicho plan.

Con la regulación anterior, los médicos podían jubilarse a los 65 años o bien optar por seguir en activo hasta cumplir los 70. Según la Ley 55/2003, los médicos interesados en prolongar su actividad debían acreditar sus capacidades y cursar la correspondiente solicitud ante el servicio de salud, que autorizaba o denegaba la solicitud de acuerdo a lo establecido en los planes de ordenación de recursos humanos.

Esos planes, continúa la norma 55/2003, deben contener previsiones concretas sobre los médicos que van a necesitarse, establecer objetivos concretos de asistencia a los pacientes y detallar las estructuras necesarias para alcanzarlos. Algo que no se contemplaba en el plan aprobado en Castilla La-Mancha, ni tampoco en otros similares establecidos en Madrid y la Comunidad Valenciana, que tenían como punto casi único el retiro forzoso al cumplir los 65 años.

Precisamente en la Comunidad Valenciana, el TSJ autonómico aprobó el pasado jueves la suspensión cautelar de la resolución que establecía las jubilaciones forzosas en esa comunidad. A instancias de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF-F), el TSJCV señaló que las jubilaciones forzosas podrían generar "situaciones irreparables" y las dejó en el aire.

La decisión del Tribunal se limita a aquellos sanitarios a los que la Generalitat había concedido la prórroga voluntaria de la actividad y a los que después intentó jubilar. En total, alrededor de 600 profesionales sanitarios que, según CSI-F, tienen "acreditada experiencia" y están "en plenas condiciones" para seguir ejerciendo la medicina: "Se les privaba de su derecho a continuar con la prórroga en el servicio activo cuando no existía razón objetiva para ello", señala el sindicato.

En Madrid, a la espera

Tras los dos varapalos de la justicia a los recortes en personal sanitario, las organizaciones de médicos en Madrid esperan que se produzca una decisión en idéntico sentido en la capital y que se anulen los retiros obligados para profesionales de más de 65 años. José Manuel Freire, portavoz parlamentario del PSM en materia de Sanidad, coincide con esa idea: "Sería incongruente que no llegara una sentencia similar a Madrid. Los planes de Castilla-La Mancha, Comunidad Valencia y Comunidad de Madrid tienen el mismo corte", señala.

Por su parte, la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS) recuerda que el 30 de abril se jubilaron a la fuerza más de 450 médicos "de golpe y porrazo, en la víspera del puente del 1 de mayo" y achaca ese movimiento de la Consejería de Sanidad a cuestiones "estrictamente económicas". Fuentes de la organización, que interpuso un recurso contra el plan pendiente aún de resolución, han criticado que con ese movimeinto se perdió "la sabiduría y la experiencia" de profesionales con muchos años a sus espaldas, y que la medida, de la que no tuvieron previo aviso, provocó un auténtico caos en la organización de los centros y en las listas de espera.

Finalmente, AMYTS ha reclamado que la respuesta al recurso contra el plan de jubilaciones llegue cuanto antes. Fuentes del sindicato recuerdan que, cuanto más se tarde en resolver la cuestión, más difícil será deshacer los movimientos en las plantillas, y se muestran esperanzadas de cara a la resolución del recurso que presentaron contra el plan de la Consejería de Sanidad: "Aunque puede haber disparidades entre tribunales, es una información esperanzadora. Esperamos que en Madrid nuestra reclamación tenga el mismo efecto", han explicado.

Más sobre este tema
stats