Federalismo

Las seis definiciones (de momento) de los socialistas sobre el modelo territorial

José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, este lunes en Ferraz.

Ibon Uría

El PSOE decidió a mediados de junio, en su Congreso Federal, defender la plurinacionalidad del Estado y una reforma de la Constitución en clave federal como receta ante el problema de encaje de Cataluña y fórmula sobre el modelo de Estado. Pero apenas un mes después, la interpretación de esas líneas maestras sigue dando quebraderos de cabeza al socialismo: a la vista de las ponencias de los congresos autonómicos, la conclusión es que hay casi tantas fórmulas y definiciones como federaciones tienen los socialistas.

El secretario de Organización federal, José Luis Ábalos, admitió este lunes en una rueda de prensa en Ferraz que "algunas de las cuestiones que se están planteando" demuestran "claramente" que no se ha entendido "lo que es el modelo federal", y comentó que los socialistas irán "haciendo" su "propio debate" acerca de su propuesta. Ábalos llegó a reconocer que en los últimos días ha visto algunas "ocurrencias" en los textos de las federaciones, aunque evitó concretar y pronunciarse más a fondo sobre esta cuestión.

"Hay algunas cosas que están claras. Hay una Declaración de Granada [el texto pactado en 2013 por los socialistas] que todos reconocemos, hay unas resoluciones del Congreso Federal donde claramente se acordó la definición de España como Estado plurinacional, y a partir de ahí cada uno puede opinar lo que quiera", agregó el número tres de la dirección de Pedro Sánchez, quien no obstante consideró necesario que en el partido se sepa "qué es el federalismo" para poder construir un "modelo federal".

¿Hay en el PSOE una opinión compartida sobre el modelo territorial? Observando los textos de los territorios que ya han celebrado su congreso –Castilla y León y Baleares– y de los seis que lo celebran este fin de semana –Andalucía, Extremadura, Comunitat Valenciana, Navarra, La Rioja y Cantabria–, hay al menos tres grupos: Andalucía y Extremadura ponen el foco en el principio de igualdad; Castilla y León, Cantabria y La Rioja apenas mencionan el tema o lo hacen en línea con las resoluciones del Congreso Federal, y Comunitat Valencia, Navarra y Baleares van un paso más allá.

Comunitat Valenciana

El texto de la federación del presidente autonómico Ximo Puig –recientemente reelegido en primarias– comienza el capítulo referido al modelo territorial proclamando que "el País Valenciano es un sujeto político" con una "identidad como pueblo constituido desde 1238" y con una "singularidad" que debe llevarle a alejarse de "posicionamientos sumisos" para no "diluirse como pueblo". Así pues, prosigue, los socialistas valencianos tendrán una "máxima de obediencia valenciana" y el PSPV deberá ser una "fuerza política alejada del sucursalismo".

En cuando al modelo territorial para el conjunto de España, la ponencia del PSPV dice de forma explícita que la Constitución deberá reconocer "la asimetría estructural del federalismo español en virtud de los hechos diferenciales de algunas comunidades autónomas" y que deberá abandonarse la "concepción centralista" para "culminar" la arquitectura institucional bajo una "visión federal" que respete las distintas "identidades". Ese modelo, concluye, debe ser "el marco para asegurar la viabilidad del valencianismo".

Baleares

La ponencia del congreso de la federación balear, pilotada por la presidenta Francina Armengol, defiende un modelo "profundamente federal entre islas" y donde las autonomías ya no serían "comunidades a las que se les ha otorgado autonomía", sino partes constituyentes del Estado. Propone también cambios concretos como la "participación de los territorios" en la toma de decisiones a través del Senado, donde todas las comunidades tendrían "el mismo voto, sin importar la población". La Cámara alta, además, pasaría a tener una serie de competencias donde "no sería posible que se impusiera la decisión del Congreso".

El documento de los socialistas baleares también detalla lo relativo a la financiación autonómica: se apunta, en primer lugar, que debe se aplicarse el principio de ordinalidad. Y, en segundo término, se habla de que el Estado debe garantizar la autonomía financiera de las comunidades autónomas con un nuevo modelo que "garantice ingresos propios a los territorios" y que esté "protegido de las tentaciones recentralizadoras" mediante su inclusión en la Constitución o en el bloque de leyes constitucionales.

Navarra

Los socialistas de Navarra, liderados por Maria Chivite –que repite en el cargo sin que se haya abierto el proceso de primarias, porque no tuvo rival–, celebran este fin de semana su congreso, y en la ponencia puede leerse que "la identidad nacional única y el Estado soberano son ideas del pasado", pues es "el tiempo de las soberanías compartidas" y de las "identidades compartidas para que cada cual se sienta libremente como quiera". Pese a ello, insiste en que el federalismo que proponen los socialistas "defiende la unidad del Estado respetando la diversidad".

El PSN hace suya en la ponencia la reforma constitucional que propone el PSOE: "con principios y técnicas del federalismo", con mecanismos de "solidaridad" para "reducir las desigualdades territoriales" y preservando "la igualdad de derechos básicos de todos los ciudadanos". Pero, al tiempo, considera que Navarra debe caminar hacia el "perfeccionamiento" de su ser como Comunidad Foral y reitera la necesidad de mantener su "hecho diferencial" –el Convenio Económico– como "instrumento de anclaje" de su foralidad en la Constitución y de "solidaridad" con el resto de "pueblos de España".

La Rioja

La ponencia del PSOE de La Rioja es, probablemente, la que guarda mayores similitudes con las resoluciones del Congreso Federal: apuesta por una estructura federal que "iguale por arriba" a todos los españoles, por reflejar los "elementos esenciales del sistema de financiación" en la Constitución, por una reforma en profundidad del Senado para que se convierta en una "genuina cámara de representación territorial" y por la clarificación del reparto competencial, de modo que todo aquello que no sea competencia del Estado quede en manos de los gobiernos autonómicos. Todas ellas son recetas compartidas con el PSOE federal.

El texto incluye, no obstante, algunas cuestiones específicas propias de la comunidad: por ejemplo la demanda de reformar el Estatuto de Autonomía riojano o de recuperar figuras como el Defensor del Pueblo de la Rioja o el Consejo Económico y Social. Además de la ponencia de la federación riojana, hay otras dos que tampoco colisionan con lo aprobado en el Congreso Federal: el texto del PSOE de Cantabria, por ejemplo, no hace ninguna mención al modelo de Estado, y el del PSOE de Castilla y León se limita a apuntar que el PSOE defiende "los valores republicanos" y "un modelo federal".

Extremadura

En la ponencia del PSOE de Extremadura no aparecen ni una sola vez las palabras "federal" o "federalismo" referidas al modelo de Estado. Tampoco se habla de la "Constitución" ni de la reforma "constitucional" para avanzar hacia un nuevo modelo de organización territorial. Menos aún de "plurinacionalidad" o de "naciones culturales". El PSOE de Extremadura pone el acento en otra cuestión: en "el principio de igualdad". La defensa de esa máxima, apunta la federación de Guillermo Fernández Vara en su documento político, es su "mayor patrimonio, reconocible por todos".

Los socialistas extremeños se definen como "profundamente de izquierdas y profundamente autonomistas", no como "nacionalistas". Si se plantea una reforma del modelo de Estado, advierten, "la estructura descentralizada del poder no puede ser el pretexto para desarrollar proyectos territoriales orgánicos dentro del partido", ni tampoco para que aparezcan "desviaciones prácticas del principio de igualdad". Eso sí, el PSOE de Extremadura tampoco quiere que se le defina como centralista: "Dibujarnos como centralistas es desconocer lo que Extremadura sufrió con ese sistema perverso", se lee en la ponencia.

Andalucía

El PSOE de Andalucía señala en su ponencia que "en el debate actual" de la "reformulación del modelo territorial" hay un principio irrenunciable: el nuevo modelo debe garantizar "la igualdad de los territorios". Así, los socialistas liderados por Susana Díaz proponen un "modelo federal cooperativo" que combine el "respeto a las singularidades" con "la igualdad de todos los españoles", tanto en "derechos" como en "oportunidades" y "con indepenendencia del territorio en el que vivan".

Como guía para desenvolverse en el debate territorial, el PSOE-A exige que la Declaración de Granada tenga mayor protagonismo. El texto pactado en 2013 debe ser "un eje principal" del discurso de los socialistas, apunta el documento del congreso andaluz. Finalmente, y en cuanto al papel de Andalucía, el documento subraya que "el PSOE-A reclama para Andalucía el lugar que le corresponde", pues la comunidad "se ha ganado el derecho histórico a estar en el nivel de los territorios con mayor nivel de autogobierno".

Ximo Puig asegura que el PSOE no le va a exigir "nunca" que no sea leal a la Comunitat Valenciana

Ximo Puig asegura que el PSOE no le va a exigir "nunca" que no sea leal a la Comunitat Valenciana

Más sobre este tema
stats