Crisis del coronavirus

Simón advierte de que casi toda España está en "riesgo alto" y hay "mucha presión" hospitalaria: "No podemos relajarnos"

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha advertido este jueves en rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad que España aún se encuentra en “riesgo alto”, pese a que la incidencia en los últimos 14 días se sitúe en 240 casos por cien mil habitantes (por debajo del umbral de riesgo de los 250 casos por cien mil habitantes) y ha apelado a la responsabilidad de la población ante las “concesiones” realizadas por el departamento de Salvador Illa, en relación a las restricciones aprobadas para las fechas navideñas. “La evolución de la pandemia es descendente, llevamos casi cuatro semanas de descenso continuado, pero sigue siendo una incidencia mucho más alta de lo que nos interesa tener. Casi la totalidad de nuestro territorio está en un nivel muy alto. No estamos en una situación con la que podamos relajarnos. Seguimos estando en un alto riesgo en el que todo puede volver a repuntar”, ha aseverado el epidemiólogo.

Simón ha advertido de que, pese a que la incidencia continua descendiendo, la presión hospitalaria aún mantiene un ritmo muy lento de recuperación, y aún hay una importante ocupación por coronavirus. “Las UCIS van bajando muy despacio, uno de cada cuatro casos es un paciente ingresado por coronavirus. A nivel de ocupación hospitalaria, una de cada diez camas está ocupada por coronavirus. Seguimos teniendo una situación de mucha presión, por lo que cualquier relajación puede llevarnos a situaciones realmente complicadas”, ha explicado el director del CCAES, que sin embargo ha celebrado que España siga a la cabeza de Europa en cuanto capacidad diagnostica, con más de 2.000 pruebas por cien mil habitantes a la semana.

El epidemiólogo ha detallado que el plan de restricciones aprobado el pasado miércoles en el Consejo Interterritorial no solo obedece al periodo festivo, sino que también valora medidas para el próximo puente de la Constitución, un periodo clave para la evolución de la pandemia en nuestro país.

Preguntado sobre la flexibilidad de las medidas en las diferentes comunidades autónomas, Simón ha detallado que, debido a la heterogeneidad del territorio y de la evolución de la pandemia, Sanidad decidió recurrir a la figura de recomendaciones para permitir esa flexibilización por parte de los ejecutivos autonómicos. Del mismo modo, ha insistido en el que el acuerdo alcanzado es suficientemente restrictivo, y tiene como objetivo establecer un marco mínimo común para la aplicación de las medidas entre comunidades. En todo caso, el director del CCAES ha advertido que si la situación epidemiológica cambiara drásticamente, este plan podría modificarse y flexibilizar las medidas.

Sobre el término de allegado incluido en el plan que desarrolló el miércoles Salvador Illa en rueda de prensa, y que ha levantado cierta confusión entre los ciudadanos, Simón ha explicado que la razón detrás de su uso se debe a que la utilización del término familiar excluía legalmente a otro tipo de relaciones fuera del ámbito familiar. “Cuando se hacen documentos de este tipo se debe de tratar de recoger todas las situaciones sociales de nuestra sociedad. Poner familias no incluye todas esas situaciones sociales, y puede ser injusto para las personas que tienen una relación igual de estrecha, pero que no puede estar incluida en el término legal de familia”, ha desarrollado el epidemiólogo.

Ante las acusaciones de que ese término supondría un coladero que podría agravar la situación epidemiológica, Simón lo ha descartado de plano. “La situación puede estar sujeta a trampas, pero todas las medidas tienen un gran componente de responsabilidad individual. Todos debemos ser lo más estrictos en su cumplimiento. El término allegados no va a incrementar el riesgo de ese colador, siempre que todos mantengamos esa responsabilidad individual que nos corresponde. Es verdad que va a haber quien no lo cumpla, pero yo creo que nuestra sociedad es lo suficientemente adulta y responsable para respetar estas normas”.

En cuanto a la exigencia de una PCR de origen a aquellos viajeros provenientes de países de riesgo, el epidemiólogo ha destacado que desde el 23 de noviembre se han identificado cerca de más de 1.000 personas a las que se les ha tenido que realizar una prueba de antígenos, al carecer de una prueba negativa en origen, y que de aquellos apenas 14 han resultado positivas en test de antígenos, a la espera de recibir los resultados de una prueba PCR.

España registró en 2018 la mayor esperanza de vida al nacer de toda Europa y la tercera a nivel mundial con una media de 83,3 años

España registró en 2018 la mayor esperanza de vida al nacer de toda Europa y la tercera a nivel mundial con una media de 83,3 años

Más sobre este tema
stats