LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo se instala en el 'no' a todo salvo para celebrar el pacto judicial con el “depredador del Estado de Derecho”

Sumar pide a Sánchez que siga el camino de Suecia y reconozca a Palestina al margen de la UE

El portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, y la portavoz de la formación en el Congreso, Marta Lois, dan una rueda de prensa en la sede del partido en Madrid.

En octubre del año 2014 Suecia se convirtió en el primer país miembro de la Unión Europea que reconoció a Palestina como Estado. Fue una de las primeras decisiones del Ejecutivo de centroizquierda —liderado por Stefan Löfven gracias a un acuerdo de coalición entre socialdemócratas y verdes— con la intención de servir ejemplo del resto de socios comunitarios. Un efecto dominó que no se produjo ya que actualmente solo 9 países de los 27 —Suecia, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Malta y Chipre— han reconocido formalmente a Palestina y la mayoría de ellos lo hicieron antes de ingresar en la UE. Desde Sumar, la coalición liderada por Yolanda Díaz, quieren que España siga el ejemplo sueco y reconozca oficialmente a Palestina al margen del posicionamiento de la Unión Europea.

"Creemos que ha llegado el momento de que España reconozca al Estado palestino de forma unilateral, incondicional y urgente como una contribución esencial a la resolución del conflicto y a la paz”, ha manifestado el portavoz de la coalición, Ernest Urtasun, en rueda de prensa este lunes, si bien ha evitado condicionar ese reconocimiento a una eventual investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. El eurodiputado también ha incidido en el hecho de que España debe tener un criterio propio más allá de la posición de la UE, a la que ha pedido más "valentía".

La política oficial de la Unión Europea es un delicado juego de equilibrios que se mantiene sin apenas cambios desde hace décadas. Actualmente nuestro país, junto con Francia, Italia, Dinamarca, Croacia, Letonia y Estonia, mantiene relaciones diplomáticas con Palestina pero no tiene embajadas en país, mientras que otros como Alemania, Portugal, Irlanda, Finlandia, Austria, Lituania y Eslovenia sí tienen representación pero no la reconocen como Estado. La posición común del bloque es un término medio que las instituciones europeas se guardan mucho de no saltarse.

La posición de España —que ha manifestado más abiertamente que otros Estados Miembros su simpatía por Palestina— se ha basado en esperar a alcanzar una posición común en el seno de la UE. En el año 2014, tan solo unas semanas después de que Suecia reconociera oficialmente al país, el Congreso aprobó una resolución por unanimidad en la que instaba al Gobierno a "promover de manera coordinada en el seno de la Unión Europea el reconocimiento del Estado palestino como Estado soberano, en el marco de una solución definitiva y global al proceso de paz en Oriente Próximo basada en la creación de dos Estados, el israelí y el palestino, coexistiendo en paz, seguridad y prosperidad", pero esa propuesta, avalada por el entonces ministro de exteriores José Manuel García Margallo (PP), se quedó en una mera declaración de intenciones.

España, como Estado soberano, podría dar un paso más y reconocer formalmente Palestina como Estado —como sucede con Israel desde el año 1986— sin esperar a la UE. Es más, Urtasun ha pedido esta "sea una de las primeras medidas que se tome" el próximo gabinete liderado por Sánchez. Sin embargo, según trasladan fuentes de Sumar, el PSOE ha rechazado incluir este punto en el acuerdo de Gobierno en cada ocasión que se ha producido un intercambio de documentos entre ambas partes. Las fuentes socialistas consultadas no lo niegan y apelan a la "discreción" de las negociaciones al tiempo que remiten a las declaraciones manifestadas por el presidente del Gobierno en funciones.

Sánchez defiende como solución el reconocimiento de "dos Estados"

La posición de Sánchez, expresada en primer lugar el sábado en un acto de partido en Mérida y repetida este lunes desde Tirana (Albania), donde ha participado en una cumbre de líderes sobre los Balcanes Occidentales, se basa en el reconocimiento de los dos Estados, Israel y Palestina. "La única solución definitiva para el conflicto en Oriente Próximo es el reconocimiento de los dos Estados para que puedan coexistir en paz y seguridad", ha subrayado. Pese a que desde Sumar comparten el mismo planteamiento, creen que en el mensaje de Sánchez es en clave europea—es decir, no reconocer a Palestina hasta que lo haga la UE— y por eso insisten en que España tiene capacidad para marcar posición propia.

Es más, fuentes de la coalición de Díaz señalan que el peso que tiene nuestro país en el conjunto comunitario es notorio como se ha podido comprobar en los últimos días y sostienen que si España diera ese paso podrían ir otros países detrás. Además, aseguran que desde el inicio de la escalada han presionado a su socio de gobierno para no dejarse "arrastrar" por Bruselas —insisten en que las batallas hay que darlas dentro del Gobierno y no por redes sociales, en una alusión velada a las críticas que están recibiendo por parte de Podemos— y explican que dentro del PSOE hay "muchas personas" favorables a la causa palestina y no se pueden permitir "otra decepción" como ya sucedió con el conflicto saharaui.

Esto, a su juicio, explica que el alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, convocara de urgencia una reunión por videoconferencia de los ministros de Exteriores de la Unión Europea tras el anuncio —después corregido— de suspender de manera inmediata de toda la ayuda europea a Palestina y criticara veladamente la visita de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Layen, a Israel. "La política común exterior es una política intergubernamental, no una política comunitaria", argumentó Borrell tras el viaje de la presidenta de la CE, que ha generado malestar en Bruselas por su apoyo a Israel en un momento en el que las represalias del Ejército israelí contra la población civil en Gaza tras el ataque de Hamás han dejado ya más de 2.750 personas muertas en la Franja y 1.400 en Israel, según los últimos datos.

A tal punto está llegando la tensión que esta tarde la Embajada de Israel en España ha hecho público un comunicado en el que “condena enérgicamente las recientes declaraciones de algunos miembros del Gobierno español”, sin especificar ningún nombre ni formación política, y ha reclamado a Sánchez que “denuncie y condene inequívocamente” lo que considera “vergonzosas” aseveraciones.

El histórico apoyo transversal de España a Palestina se fragmenta por el respaldo de la derecha a Israel

El histórico apoyo transversal de España a Palestina se fragmenta por el respaldo de la derecha a Israel

El Gobierno, a través del Ministerio de Exteriores ha respondido mostrando su "rechazo tajante" a las falsedades vertidas y subrayando que "no acepta insinuaciones infundadas sobre ellos": "Cualquier responsable político puede expresar libremente posiciones como representante de un partido político en una democracia plena como es España", señalan. 

Belarra pide a Sánchez llevar a Netanyahu ante la Corte Penal Internacional

La ministra de Derechos Sociales en funciones y líder de Podemos, Ione Belarra, ha pedido al Gobierno español que presente una petición ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional para juzgar al presidente israelí, Benjamín Netanyahu, por cometer crímenes de guerra. Lo cierto es que aunque el Estado hebreo no forma parte del Estatuto de Roma, el palestino lo ratificó a comienzos de 2015. Y, por lo tanto, el tribunal tiene competencia para estudiar los excesos que se hayan podido cometer por las dos partes en conflicto. 

La competencia de la Corte Penal Internacional para abordar los crímenes cometidos en el marco del conflicto palestino-israelí fue, durante años, objeto de profundo debate. Pero la discusión quedó zanjada al inicio de 2021, cuando la sala de cuestiones preliminares del tribunal de La Haya, por dos votos frente a uno, consideró que el organismo tenía margen normativo para ocuparse de esta cuestión. Un mes después, en febrero de ese mismo año, la fiscal de la Corte Fatou Bensouda anunció la apertura de una investigación formal por posibles crímenes de guerra en suelo palestino. "Se llevará a cabo de forma independiente, imparcial y objetiva, sin miedos ni favores", señaló Bensouda, quien pidió "paciencia" a las víctimas.

Más sobre este tema
stats