El futuro de la izquierda

El sur se convierte en el feudo del PSOE mientras Podemos gana terreno en el norte de España

El sur se convierte en el feudo del PSOE mientras Podemos gana terreno en el norte de España

Podemos y sus aliados van, poco a poco, ganando terreno al PSOE en las elecciones autonómicas, pero los socialistas aún dominan con fuerza el margen izquierdo del espectro ideológico en los parlamentos regionales. Este domingo, tanto En Marea como Elkarrekin Podemos consiguieron el sorpasso a los socialistas en Galicia y el País Vasco uniéndose a Navarra, donde el año pasado Podemos ya superó al PSN. En otras tres comunidades, Podemos y PSOE están a menos de cinco puntos de diferencia, si bien en siete autonomías la diferencia se amplía hasta entre 5 y 15 puntos. El sur, por el contrario, es indiscutiblemente socialista: en Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, Podemos ve como el PSOE se distancia hasta más de 30 puntos.

Las elecciones de este domingo supusieron la certificación del sorpasso de Podemossorpasso en Euskadi y Galicia que ya se produjo en las elecciones generales del 20D –Unidos Podemos también ganó el 26J en el País Vasco, pero los socialistas consiguieron volver a adelantar a En Marea en Galicia–. A pesar de lo estrecho del resultado –Elkarrekin Podemos sacó 2,89 puntos al PSOE y En Marea únicamente se impuso a los socialistas por 1,19 puntos–, éste permite a la formación gallega consolidarse como primer partido de la oposición, si bien EH Bildu quedó por delante de la formación morada en Euskadi.

Galicia y el País Vasco se unen así a Navarra, donde en 2015 Podemos consiguió ser cuarta fuerza superando por apenas tres décimas y mil votos al PSOE. De hecho, en las autonómicas de mayo de 2015, el partido morado también estuvo a partir un piñón con los socialistas en Aragón, donde se quedó a menos de un punto –0,87 centésimas, apenas 5.700 votos– del 21,43% obtenido por el PSOE, a quien posteriormente el partido liderado a nivel regional por Pablo Echenique prestó sus votos para hacer presidente a Javier Lambán.

En Baleares y Cataluña tampoco hubo sorpasso, pero la diferencia entre Podemos –Catalunya Sí que es Pot, en el caso catalán– y el PSOE fue pequeña. En el archipiélago, los socialistas obtuvieron un 18,9% de los votos, 4,25 puntos más que Podemos, mientras que en Cataluña la coalición entre Podemos, ICV, EUiA y Equo se quedó a 3,78 puntos del PSC. No obstante, en ambas comunidades el partido morado tuvo rivales nacionalistas que luchaban por su mismo espectro de voto: en Baleares, estre espectro está representado por Més –con quien Podemos confluyó para las generales del 26J–, mientras que en Cataluña la coalición Sí que es Pot tuvo que vérselas con la CUP.

Entre 5 y 15 puntos de diferencia en siete comunidades

De esta forma, en las comunidades comunmente denominadas históricas, Podemos está muy cerca o ya ha conseguido superar a los socialistas. Pero los territorios en los que Podemos obtuvo en las elecciones autonómicas entre cinco y 15 puntos menos que el PSOE son, sin embargo, mayoría. De estas siete autonomías, en la que más cerca se quedó el partido morado de los socialistas fue Cantabria, donde fue cuarta fuerza a escasos 16.000 votos –que supusieron 5,21 puntos– del PSOE, si bien ambos fueron superados por el PRC de Miguel Ángel Revilla, a la postre elegido presidente con el apoyo de los socialistas –con quienes gobierna en coalición– y la abstención de Podemos.

En Canarias la distancia entre PSOE y Podemos fue muy similar: 5,25 puntos a favor de los socialistas, que no obstante apoyaron posteriormente la investidura de Fernando Clavijo (CC) como presidente con el voto en contra del partido morado. En la Comunidad de Madrid, la lista encabezada por Ángel Gabilondo superó a la de Podemos, liderada por José Manuel López, en 215.000 votos y 6,8 puntos –25,44% frente a un 18,6%–, y la suma de ambas se quedó a un escaño de la mayoría absoluta.

La diferencia entre los socialistas y el partido morado fue algo mayor en Asturias, donde en mayo de 2015 el PSOE ganó las elecciones con el 26,4% de los votos y Podemos fue tercera fuerza con el 19%. En la Comunidad Valenciana, la diferencia también está por debajo de los 10 puntos, ya que el PSPV fue segunda fuerza superando en 225.000 votos y 9 puntos el 11,2% obtenido por Podemos, que además tuvo que competir en su mismo espectro ideológico con Compromís, que fue tercera fuerza a escasa distancia de los socialistas.

Los feudos socialistas están en el sur

En Castilla y León y La Rioja, la diferencia fue de 13,8 y 15,5 puntos, respectivamente, a favor de los socialistas, que fueron segunda fuerza en ambas comunidades mientras el partido morado quedaba relegado a la tercera posición. Y a partir de ahí, las distancias comienzan a ser de más de veinte puntos en las autonomías que se han convertido en los auténticos feudos socialistas: Andalucía, la Región de Murcia, Castilla-La Mancha y Extremadura. En esas regiones se ubican, además, algunos de los barones más críticos con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y con un acercamiento a Podemos para acceder al Gobierno central.

En Andalucía, las elecciones anticipadas convocadas por la presidenta Susana Díaz para marzo de 2015 supusieron una nueva victoria del PSOE con el 35,43% de los votos, nada menos que 20,59 puntos y 819.000 votos por encima de la lista de Podemos, encabezada por Teresa Rodríguez. En términos absolutos, esa es, de largo, la mayor diferencia entre ambas formaciones en unas elecciones regionales, si bien en porcentaje de voto Extremadura se lleva la palma: el PSOE venció con el 41,5% de los sufragios por el 7,99% que obtuvo Podemos, a quien los socialistas sacaron 213.000 votos y un total de 33 puntos y medio.

Algo menor, aunque igualmente abultada, fue la diferencia en las elecciones autonómicas de la Región de Murcia y Castilla-La Mancha. En la segunda de estas comunidades –donde este mismo lunes Podemos dio por roto su pacto de investidura con el líder socialista, Emiliano García Page–, el PSOE obtuvo un 36,1% de los votos, más de 26 puntos por encima del 9,75% de Podemos, que además se quedó a 24 puntos del resultado de los socialistas (un 37,3%) en la Región de Murcia.

Así se dividió la cúpula del PSOE, nombre a nombre

Así se dividió la cúpula del PSOE, nombre a nombre

Más sobre este tema
stats