Tribunales

La tibieza de la Fiscalía permite a Rato eludir la entrada en prisión

El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, sale en la mañana de este miércoles de su casa en Madrid.

¿Qué hubiera hecho el juez Antonio Serrano-Arnal si la Fiscalía Anticorrupción le hubiese reclamado el ingreso en prisión de Rodrigo Rato? No se puede saber, habida cuenta de que Elena Lorente, la representante del Ministerio Público en el caso, solo reclamó la retirada del pasaporte del exvicepresidente del Gobierno, la prohibición de la salida de territorio de la Unión Europea y la comparecencia mensual ante el magistrado.

Y no se puede saber porque la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 505.4, impide a un juez de instrucción decretar la prisión provisional de un imputado sin que ninguna de las partes lo haya reclamado. El artículo dice, en concreto: "El juez o tribunal decidirá sobre la procedencia o no de la prisión o de la imposición de la fianza. Si ninguna de las partes las instare, acordará necesariamente la inmediata puesta en libertad del imputado".

En el caso Rato, a quien se le atribuye la presunta comisión de delitos fiscales, blanqueo de capitales y corrupción de particulares, no existe ninguna acusación popular o particular al margen de la Fiscalía. La Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) vio rechazada su solicitud para personarse en la instrucción en la que se investiga el patrimonio del exvicepresidente del Gobierno. ADADE ha recurrido la decisión del juez Serrano-Arnal.

El ejemplo de Elpidio Silva

Precisamente, la expulsión de la carrera judicial del exmagistrado de Madrid Elpidio José Silva es un ejemplo extremo de la consecuencia que puede llegar a tener que un juez adopte el ingreso en prisión de un imputado, sin que ninguna de las partes personadas se lo hubiera reclamado.

En el caso de Silva la sentencia, en la que se acordó su inhabilitación, se indica que el entonces magistrado adoptó la prisión provisional del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa sin que ni la acusación popular de Manos Limpias ni la Fiscalía de Madrid se lo pidiera.

El Ministerio Público justifica su petición sobre Rato al considerar que no hay riesgo de que el exvicepresidente se fugue de España, habida cuenta de que sus guardaespaldas, funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), están al tanto de sus movimientos.

Arraigo familiar

Tampoco, siempre según la Fiscalía, existe la posibilidad de que Rato destruya pruebas, habida cuenta de que la documentación de sus empresas ya se incautó en los diferentes registros. También Rato, que contrajo matrimonio con su pareja sentimental el pasado verano, mantiene un arraigo familiar.

De esta forma, la tibieza de la representante de Anticorrupción a la hora de pedir medidas cautelares contra Rato, a quien se le acusa de ocultar al menos 6,5 millones de euros al fisco, ha impedido que el magistrado valorara cualquier otra medida, que resultara más restrictiva para la libertad de Rato.

Y esta tibieza contrasta, además, con las medidas cautelares dirigidas contra los presuntos colaboradores del ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), explican fuentes del caso, que recuerdan que la secretaria Teresa Arellano Carpintero y el gerente de las empresas de Rato, Miguel Ángel Montero Quevedo, fueron detenidos por la Guardia Civil durante 48 horas antes de ser puestos a disposición judicial.

Declaración discreta

Además, el presunto testaferro Alberto Portuondo Coll permanece en prisión desde el 16 de agosto, día en el que fue arrestado cuando trataba de viajar a México. Sin embargo Rato, que mantuvo una polémica reunión el 29 de julio con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró de forma muy discreta por la tarde, tal y como reconocieron a infoLibre fuentes del Instituto Armado, acompañado de un abogado en la Comandancia de la Guardia Civil del municipio madrileño de Tres Cantos.

Asimismo Rato, que en su anterior declaración como imputado en los juzgados de la madrileña Plaza de Castilla logró el permiso para entrar en el edificio judicial en coche, también consiguió este martes eludir a las cámaras de los medios de comunicación a su entrada al juzgado. Incluso la declaración, prevista para las 11 de la mañana, se adelantó 40 minutos según el horario previsto y facilitado a los medios de comunicación.

Comunicado de Rato

Los medios gráficos solo obtuvieron imágnes de Rato tras finalizar su comparecencia ante el juez, que se alargó durante casi cuatro horas, ya que finalizó alrededor de las 14 horas. Unos 45 minutos después, el exvicepresidente del Gobierno abandonó, a paso acelerado, el Juzgado de Instrucción número 31, utilizando una puerta lateral en su salida del edificio judicial.

Ya por la tarde, Rato hizo unas declaraciones a la Agencia Efe, recogidas por los informativos de LaSexta, en las que el imputado aseguró que durante su declaración ante el juez Serrano-Arnal le anunció su intención de aportar unos informes periciales que probarían que todos sus bienes "en el extranjero tienen origen familiar" y que fueron "regularizados de forma voluntaria". También dijo que respondió a todas las preguntas del magistrado.

Rato, en libertad y sin pasaporte

Rato, en libertad y sin pasaporte

Más sobre este tema
stats