Los correos secretos de Blesa

El tribunal sigue juzgando a Silva tras obligarle a continuar con su abogado y negarse a admitir los correos de Blesa

El juez Elpidio José Silva en el TSJM.

Alicia Gutiérrez / Tono Calleja

El tribunal que juzga al juez Elpidio Silva por haber encarcelado dos veces al expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, la he impuesto continuar la vista defendido por el mismo abogado que ayer renunció a ejercer su representación. Y lo ha hecho después de denegar la incorporación a la causa de los correos secretos de Blesa: solo podrán utilizarse aquellos que figuran mencionados en los escritos de acusación contra Silva o en aquellos autos que él mismo dictó dentro de las dos causas que investigaba sobre los manejos de Blesa y su equipo en la extinta caja madrileña. El presidente del tribunal ha informado a Silva de que si quiere usar para su defensa algún otro email, debe especificar cuál es y argumentar el motivo para que el tribunal estudie su eventual incorporación.

El magistrado que dirige la vista, Eduardo Beltrán, ha llegado a amenazar al letrado de Silva, Cándido Conde-Pumpido hijo, con abrirle diligencias por el artículo 467.2 del Código Penal, que prevé multa e inhabilitación especial para cargo público para los abogados que perjudiquen los intereses de su cliente.

Beltrán no se cree la versión de Conde-Pumpido sobre que su cliente ha perdido la confianza en él. Aducir que el representado ha dejado de confiar en su abogado porque este no ha logrado la nulidad de la causa y la suspensión del juicio, ha argumentado Beltrán, carece de sentido por cuanto es notorio que obtener la nulidad es la excepción y, en consecuencia, difícilmente un acusado puede supeditar la confianza en su abogado a que la obtenga. Conde-Pumpido ha reaccionado a la decisión del tribunal declarándose "coaccionado" y anunciando que pedirá amparo al Colegio de Abogados.

El abogado ha afirmado, además, que no puede ejercer la defensa porque no se "dan las circunstancias" y ha conminado a escuchar el parecer de su cliente para saber si sigue contando con su defensa. "La última palabra la tiene este tribunal. Usted no suspende el juicio, el juicio se suspende de acuerdo a las normas", ha expresado el presidente, Arturo Beltrán.

Cuando el presidente del tribunal anunció que su abogado tendría que seguir defendiéndole, Silva reaccionó con enfado. "No me doy por defendido, no me doy por defendido", repitió. El magistrado Beltrán le replicó: "Que usted no va a hablar, que no va a tener ni la última palabra, que usted no suspende el juicio". "Es fraudulenta su postura", llegó a espetarle Beltrán. "Le apercibo para que se calle y el juicio continúa".

El acusado bajó entonces el tono aunque siguió murmurando. Fue entonces cuando su abogado pidió un receso de 30 minutos para preparar su estrategia ante el interrogatorio previsto para hoy. La fiscalía no se opuso pero "siempre que no sea para dar una rueda de prensa". El presidente del tribunal remató en esa línea: "Tienen hasta 45 minutos pero permanezcan en la sala y así se evita la rueda de prensa"

Silva, que concurre a las elecciones europeas como candidato del nuevo Movimiento Red, se someterá a interrogatorio a lo largo de esta mañana, aunque no está claro si finalmente aceptará responder o se acogerá a su derecho a no declarar.

El juez Silva pone en un brete al tribunal que le juzga

El juez Silva pone en un brete al tribunal que le juzga

Más sobre este tema
stats