Operación Púnica

La UCO incluye en la financiación ilegal del PP de Aguirre un acto de NNGG cuando las presidía Casado

El líder del PP, Pablo Casado en Las Palmas de Gran Canaria el pasado viernes.

Un acto de Nuevas Generaciones (NNGG) de Madrid celebrado en marzo de 2012, cuando la organización juvenil del PP regional estaba presidida por Pablo Casado, fue uno de los que, según la Guardia Civil, financió la fundación Fundescam mediante "operaciones mercantiles falsas". Así consta en un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) incorporado al sumario de la Operación Púnica y al que ha tenido acceso infoLibre. El informe reafirma la tesis de que Fundescam volvió "a ser utilizada" en 2011 y 2012 para sufragar gastos electorales y ordinarios del partido mediante la utilización de "dinero público desviado de subvenciones públicas otorgadas desde la Comunidad de Madrid".

El informe completa, amplía y consolida las conclusiones de otro emitido en 2017. A lo largo de más de un centenar de páginas, los investigadores destacan que hay "sólidos elementos de prueba" de que la caja B regional del partido aportó al menos 1,25 millones para la campaña del PP de 2011, año en que se celebraron autonómicas y municipales. Pero avisan de que "numerosos indicios" apuntan a que el verdadero importe es mucho mayor. "Se han obtenido numerosos indicios que apuntan a que el importe de los gastos electorales encubiertos superen con creces las cifras apuntadas y que, por tanto, la mayoría de los gastos abonados desde la cuenta corriente de funcionamiento del PP de Madrid (...) se correspondan realmente con pagos de gastos electorales". 

En el escenario de la financiación ilegal del PP madrileño en esa etapa, el informe sitúa en un lugar preferente a Francisco Granados, antiguo número dos del PP y hoy principal imputado en Púnica, y al empresario Javier López Madrid. Los apuntes de la agenda que le fue incautada lo delatan, sostiene la Guardia Civil. Y añaden elementos para afianzar la sospecha de que OHL, la empresa de su suegro, Juan Miguel Villar Mir, financió al PP

En relación al acto de NNGG pagado por Fundescam, el informe hace constar que a él "asistieron entre otros Ignacio González" pero no menciona el nombre del actual líder del PP. No obstante, y al tiempo que ofrece tanto su fecha exacta como su localización –22 de marzo de 2012, Colegio Mayor Roncalli–  la UCO documenta su afirmación con un anexo. Y lo que reproduce el anexo es la nota lanzada a las 22.58 horas de aquel jueves por Nuevas Generaciones del distrito madrileño de Hortaleza: en el Roncalli había tenido lugar esa jornada "un Acto Joven", decía el comunicado. "Fue –se lee en su texto, disponible aún en internet y que puedes ver pinchando aquí– presidido por Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid y secretario general del PP de Madrid, y Pablo Casado Blanco, presidente de Nuevas Generaciones de Madrid". Este periódico contactó con los portavoces del PP, a los que comunicó la existencia del informe policial y su referencia expresa a ese acto partidario como uno de los financiados por Fundescam, para conocer su versión sobre este hecho. No hubo respuesta.

Dopaje electoral

Como ya ocurrió en 2009 tras el estallido del caso Gürtel, cuando el diario Público reveló que Fundescam ya había financiado en 2003 la campaña de Esperanza Aguirre que la aupó a la Presidencia de la Comunidad de Madrid tras el tamayazo, el informe de la UCO enfatiza que la fundación seguía siendo en 2011 una pieza en el engranaje de financiación ilegal del PP.

Tomada en su integridad, es decir, sumando las aportaciones de la caja B, la maquinaria de financiación opaca del PP "permitió a la referida formación política superar el límite de gasto legalmente establecido, concurrir a los referidos comicios electorales en unas condiciones de superioridad de gasto, y también eludir los controles y fiscalización ejercida por los organismos encargados de la misma". En otras palabras, lo que la Guardia Civil remarca con ese entrecomillado es el PP acudió a las elecciones dopado con dinero ajeno al circuito legal. 

"Los elementos probatorios" documentales y los derivados de diversas declaraciones –exponen los autores del informe– "pondrían de manifiesto cómo diversos gastos del partido, tales como cenas de navidad, gastos de la celebración de congresos, actos de Nuevas Generaciones y, sobre todo, gastos relativos a encuestas" y sondeos de intención de voto "fueron abonados a través de facturas falsas". Y esas facturas falsas, prosigue la UCO, "fueron incorporadas por Francisco Granados [el pricipal imputado en Púnica y entonces todavía secretario general del PP madrileño] y Beltrán Gutiérrez [en aquella época gerente regional del PP y de Fundescam] al expediente de una subvención de dinero pública concedida a Fundescam". El importe "defraudado" mediante el falseamiento de facturas presentadas para justificar la aludida subvención –concluye la Guardia Civil– asciende a 109.827 euros.

Dado que los supuestos gastos de funcionamiento ordinario excedieron en aquellas fechas de "los dos millones de euros" y dado que a los 1.250.000 euros de la caja B hay que añadir –dice el informe– otros 334.381 euros por el "enmascaramiento" de gastos electorales, el cómputo total del dinero manejado de manera espuria por el PP en 2011 excede de los 3,5 millones de euros.

En términos económicos, Fundescam desempeñaba en 2011 un papel mucho más modesto que en 2003 y 2004, cuando recaudó donaciones por más de un millón de euros, todas ellas desembolsadas por empresarios que habían obtenido, y continuarían obteniendo en el futuro, múltiples contratos públicos del Gobierno regional. En 2011, las subvenciones constituían ya la principal fuente de financiación de Fundescam.

Por ejemplo, y así lo precisa el informe, la cuantía destinada en marzo de 2012 por Fundescam a la conferencia impartida en el Roncalli por Pablo Casado e Ignacio González –entonces aún vicepresidente de Esperanza Aguirre y de quien dependían directamente las subvenciones a Fundescam– resulta nimia en comparación con otras magnitudes que afloran en el informe: 1.652 euros.

La UCO lo sabe porque así consta en uno de los documentos incautados a uno de los empresarios que accedieron a camuflar gastos del PP con facturas falsas giradas a Fundescam. El papel, una especie de balance económico de los servicios prestados a la organización que dirigía Aguirre, permitió también a la Guardia Civil sumar a la lista de gastos falsos de Fundescam la cena de Navidad del PP (31.496 euros) y una pequeña cantidad pendiente por el congreso regional que el partido había celebrado los días 28 y 29 de abril de 2011 (1.060 euros).

La UCO destapa que Rajoy ganó en 2011 con una campaña con pagos ocultos y facturas falsas

La UCO destapa que Rajoy ganó en 2011 con una campaña con pagos ocultos y facturas falsas

Más sobre este tema
stats