El futuro del PSOE

Valenciano: “Aunque ganara las primarias Felipe González habría renovación”

Elena Valenciano y Alfredo Pérez Rubalcaba flanquean a Eduardo Zaplana, presidente del Club Siglo XXI, este 24 de abril en Madrid.

Elena Valenciano tiró por elevación para sortear una pregunta recurrente, la de la renovación en el PSOE. ¿Sería buena? ¿Sería aconsejable un cambio de liderazgo en el partido con las elecciones primarias? "Da igual quien sea el que gane. Aunque ganara Felipe González, habría renovación, porque es un proceso de primarias en el que van a participar los ciudadanos". 

Era el último aliento de un almuerzo protagonizado por la candidata del PSOE a las elecciones europeas en el Club Siglo XXI, que preside el exportavoz parlamentario del PP Eduardo Zaplana. Las últimas preguntas. Y, como en otros foros, siempre rondan las cuestiones internas. Porque, a fin de cuentas, es la comidilla cotidiana del partido, la gran incógnita que le queda por resolver en apenas unos meses, en noviembre, y que está también relacionada con la suerte del PSOE el próximo 25-M. Hace pocas semanas, el número dos de la lista, Ramón Jáuregui, advertía de que una nueva generación es la que debía tomar "el timón" a partir de 2015. Pero es sólo un ejemplo de las múltiples declaraciones públicas de dirigentes. Valenciano era consciente hoy de que se le estaba preguntando indirectamente por Alfredo Pérez Rubalcaba, así que para evitar cualquier otro titular más conflictivo, se refugió en el proceso en sí, más que en las caras. "Habrá primarias abiertas, porque fue la propuesta de Alfredo [en el congreso de Sevilla, en febrero de 2012]. Y habrá renovación, obligatoriamente, da igual quien sea el que gane". Se llame Felipe González o como se llame, "habrá un liderazgo electoral renovado". A Rubalcaba le preguntaron los periodistas a la salida de la comida. No hizo declaraciones. 

Pero hubo más perlas. Valenciano se descartó para la competición posterior –"Con esto [la candidatura para las europeas] voy que chuto"– y, como en otras ocasiones, desvinculó el resultado del 25-M con las primarias: "Poca importancia tienen [las elecciones] para el contexto más interno". De paso, prometió que participaría en los mítines con todos los posibles aspirantes a las primarias. Estaba claro, porque así lo reveló el PSE, que comparecería con Patxi López, pero no estaba confirmado que lo haría también con Carme Chacón, Eduardo Madina o Pedro Sánchez. "Lo decide Óscar López [el secretario de Organización y director de la campaña], pero en todo caso voy a hacer campaña con todos, con todos los que suenan y con los que no suenan y pueden llegar a sonar, con los líderes históricos del PSOE. Voy a hacer campaña con todo el mundo, voy a hacer mucha campaña". 

La dirección cree que la nave socialista ya está más enderezada que hace algo más de dos años, cuando las urnas les desalojaron del Gobierno, condenándoles al peor resultado desde la Transición. Ahora, confía en "ganar" las europeas, porque esa victoria sería "buenísima" para España y para Europa, y para la familia socialdemócrata europea, ya que el PSOE es uno de sus integrantes más potentes. "Asumimos la dirección en un congreso democrático que ganamos. Lo ganamos, me gusta mucho decirlo. Lo ganamos para llevar al PSOE al mejor sitio al que pudiéramos llevarlo". Desde entonces, presumió Valenciano, se ha andado un camino difícil, "con mucho esfuerzo y mucha ilusión", con hitos como la Conferencia Política y el acuerdo para la celebración de las primarias abiertas en noviembre. "Y no vamos mal. Usted me pregunta si vamos a ganar las europeas, y eso ya es mucho, pero además las vamos a ganar", respondió. 

Francia es la "mejor demostración" del necesario giro en Europa

La candidata presentó las grandes banderas programáticas del PSOE para el 25-M en su primera intervención. Aunque, obviamente, durante el coloquio posterior, se cruzó la china en el zapato de los socialistas: los recortes del nuevo primer ministro francés, François Hollande, y la gran coalición en Alemania. "Afortunadamente, el SPD ha entrado en el Gobierno de Angela Merkel, y eso va a ser muy útil para los trabajadores alemanes, como se ha demostrado con las primeras decisiones, y va a ser muy útil para el conjunto de los trabajadores europeos", defendió, sin ambages. A su vez, Francia es la "mejor demostración" de que es "necesario cambiar la política europea", porque Hollande "solo no podrá, como [José Luis Rodríguez] Zapatero no pudo" luchar. "Esperemos que sea la última víctima de la política de austeridad". Ahora bien, la situación del país vecino es distinto a la de otros Estados que se han visto obligados a ajustar, argumentó, porque su Estado del bienestar es muy sólido, su nivel de gasto público, "más alto", y ha hecho una apuesta muy fuerte, con Hollande, por la educación y el empleo. 

Valenciano hizo hincapié en que estos años de crisis han demostrado que "la dosis y el ritmo" de reducción del déficit no son los adecuados. Las deudas "hay que pagarlas", pero no "sobre la base de empobrecer a millones de trabajadores, expulsando a la gente de sus casas o a los jóvenes de sus países". 

La candidata, pese a esa defensa de la gran coalición alemana, sí criticó el rumbo que la canciller ha impuesto a Europa en los últimos años. De hecho, la dos preguntas clave que han de plantearse los ciudadanos son, a su juicio, si hay que salir de la recesión "con Merkel y la troika" o "con [Barack] Obama", con más políticas de crecimiento y qué sociedad se va a dejar a las siguientes generaciones. Para Valenciano, hay que restablecer la solidaridad dentro de la UE, y ese "renacimiento" sólo puede venir de la mano de los socialdemócratas.

La "única manera" de enterrar la contrarreforma del aborto es que el PSOE gane

"Ayúdenme a dar un salto, a saltar la barrera de la comunicación". Valenciano utilizó ese gancho para enunciar las 15 propuestas fundamentales de los socialistas. "Y para que nadie diga que no las tenemos". Entre ellas, figura el lanzamiento de un plan Marshall que complete el plan de estabilidad y crecimiento plan Marshall , que no sólo mida el déficit presupuestario, sino también la pobreza y el déficit social; dedicar 80.000 millones a políticas de crecimiento; aumento de la inversión en I+D+i; alumbrar un sistema de mutualización de la deuda pública; combatir el fraude y los paraísos fiscales; parir una nueva política industrial; multiplicar por tres los fondos de empleo juvenil; defender una iniciativa para que haya un salario mínimo en toda la unión; defensa de la igualdad salarial de hombres y mujeres; cuadriplicar los recursos europeos contra la pobreza... En definitiva, construir el pilar social que complete la unión económica y monetaria. Un pilar que los socialistas entienden que ha estado "bloqueado durante mucho tiempo por la derecha". 

El PSOE está abanderando igualmente la defensa de los derechos y libertades. Con el combate a la contrarreforma del aborto en un lugar preeminente. Valenciano acusó al Gobierno de "esconder debajo de la mesa" el anteproyecto de Alberto Ruiz-Gallardón para que no moleste al PP en las europeas, para después hacerlo aflorar de nuevo. Ahora bien, advirtió, "la única manera de que no lo saquen es que el PSOE gane las elecciones europeas". La norma del Ejecutivo es "el paradigma" de que las reformas de Rajoy son "ideológicas y tienen muy poco que ver con la crisis". "Es ideología pura y dura", remachó.

El almuerzo se prolongó algo más de hora y media. Y además de Valenciano y Rubalcaba, acudieron Óscar López y Ramón Jáuregui, y miembros de la ejecutiva federal como Rafael Simancas y Purificación Causapié. Pero entre las mesas también se hallaban dos invitados nada habituales: los padres de la candidata y su hermana Paloma, cuyo parecido físico con la vicesecretaria general, apenas unos meses mayor, sorprendió. Clavadas. 

Motín en la ejecutiva del PSOE de La Gomera para forzar la salida de Curbelo

Motín en la ejecutiva del PSOE de La Gomera para forzar la salida de Curbelo

Más sobre este tema
stats