14F | Elecciones en Cataluña

El verdadero impacto del 'efecto Illa' y otras tres incógnitas que debe resolver el 14F

El verdadero impacto del 'efecto Illa' y otras tres incógnitas que debe resolver el 14F

Sin una decisión judicial en contra, de momento, la campaña electoral de las elecciones catalanas del 14 de febrero arranca de forma oficial este viernes a las 00.00 con la tradicional pegada de carteles, aunque los partidos ya celebrarán actos con claros tintes electorales horas antes para adaptarse a las restricciones horarias a las que obliga la pandemia. Es el caso, por ejemplo, del PSC. A las 17.00 horas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañará a Salvador Illa en Barcelona. Y, de forma simultánea, habrá también encuentros similares en las otras tres capitales catalanas.

Si el TSJC no decide dar marcha atrás –se ha fijado como tope el 8 de febrero– las urnas del 14F deberán dar respuesta a una serie de incógnitas con las que arranca la campaña. infoLibre recoge algunas de ellas.

1. ¿Hasta dónde llega el 'efecto Illa'?

Rozando el final de 2020, el PSC lanzó la noticia que revolucionó el contexto político preelectoral catalán: Miquel Iceta daba un paso al lado y cedía el testigo de la candidatura al entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa. Se trataba de una decisión nada precipitada, muy meditada y trabajada desde mediados de noviembre entre Iceta y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Con los Presupuestos Generales del Estado ya aprobados y la campaña de vacunación en marcha desde el 27 de diciembre, el presidente del Gobierno decidió que podía permitirse un cambio en su gabinete. Un cambio que venía acompañado de un importante trabajo previo de encuestas y sondeos internos del PSC que concluían que con Illa como candidato estaban en disposición de pelear por la victoria en las elecciones a la Generalitat de Catalunya.

Esta tendencia quedó más que ratificada en la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicada la semana pasada y realizada ya cuando se conocía que el exministro sería el candidato. Según este estudio, el PSC y ERC se disputarían la victoria de las elecciones catalanaselecciones catalanas, ya que los republicanos obtendrían entre 31 y 33 escaños, y los socialistas entre 30 y 35, pero en estimación de voto ganarían los socialistas.

Además, Illa, figura como el candidato preferido por el 22% de los catalanes para ser presidente de la Generalitat, por delante de la candidata de JxCat, Laura Borràs, que obtiene un 11,1%, y el vicepresidente del Govern y candidato de ERC, Pere Aragonès, con un 9%.

Pero la prueba del nueve son las elecciones. Y las urnas ganan a las encuestas. Hasta la noche del 14F no se podrá comprobar si al PSC –y a Pedro Sánchez– le ha rentado el cambio. Los socialistas defienden estos días que la muestra de que ex ministro de Sanidad es el mejor candidato es cómo éste ha activado a todos sus rivales políticos en una especie de "todos contra Illa". Todos ellos coinciden en que la forma en la que ha dejado el ministerio, en plena tercera ola, y "esquivando" el control parlamentario no son buena carta de presentación para la campaña que comienza.

2. ¿Suma el bloque independentista?

Tras el PSC y ERC, la encuesta del CIS sitúa a JxCat como tercera fuerza con entre 20 y 27 escaños (12,5% de votos), seguido de Cs, loscomuns, que subirían hasta los 9-12 diputados (9,7%) y la CUP (8-11). Con esta estimación, la suma de ERC, JxCat y la CUP no tendría asegurada la mayoría absoluta  –68 escaños—, ya que obtendría 59 diputados en su horquilla más baja. No obstante, sí lograría 71 actas en la parte más alta.

No obstante hay otras encuestas menos ajustadas para el bloque independentista. La última del Centre d'Estudis de Opinió (CEO) de la Generalitat refleja que los partidos independentistas superarían por poco el 50% del voto (50,9%) y repetirían mayoría absoluta, tanto en su horquilla más baja como en la más alta, aunque también habría una mayoría alternativa con ERC, PSC y comuns, que en su estimación más alta se situaría un escaño por encima de la mayoría absoluta.

3. ¿Dónde se queda Ciudadanos?

El Parlament está integrado por 135 escaños, lo que sitúa la mayoría absoluta en los 68 diputados. El mapa actual está compuesto por los siguientes actores: Ciudadanos (36), Junts per Catalunya (34), ERC (32), PSC (17),Catalunya en Comú-Podem (8), CUP (4) y PP (4). En las últimas elecciones, las del 21 de diciembre de 2017, se dio la circunstancia de que por primera vez en el periodo democrático un partido no nacionalista —Cs, con Inés Arrimadas de candidata— ganaba unas autonómicas en Cataluña en votos y escaños. No obstante, el independentismo conservó la mayoría absoluta.

Estos 36 escaños son el techo del partido naranja en Cataluña. Está por ver dónde se sitúa el batacazo que vaticinan todas las encuestas a Ciudadanos.

De momento, el CIS estima que perdería más de 20 escaños para quedarse con entre 13 y 15 (9,6% de los votos). Y, a la pregunta de qué candidato prefieren los encuestados para ser presidente de la Generalitat, tras Illa, Borràs y Aragonès, el candidato de Cs, Carlos Carrizosa, obtiene un 3,4%.

Este miércoles, Inés Arrimadas consideró que un gobierno liderado por su partido e integrado también por el PSC sería el que más apoyos externos podría conseguir tras las próximas elecciones en Cataluña, tanto de partidos de izquierdas como de derechas.

"Creo que Ciudadanos, desde el centro, puede garantizar que tengamos apoyos desde fuera, del constitucionalismo, una alternativa al separatismo. Un gobierno liderado por Cs con el PSOE podríamos tener estabilidad, apoyos a izquierda y derecha, y daríamos cuatro años de tranquilidad y de gestión", dijo en declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press.

4. La irrupción de la extrema derecha... y los efectos sobre el PP

El último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) otorga mayor porcentaje de voto a Vox, que entraría en el Parlament con 6-10 actas (6,6%), que al PP, que se quedaría con 7 escaños (5,8%). Para los conservadores la buena noticia es que la candidatura liderada por Alejandro Fernández mejora en tres el raquítico resultado de las anteriores elecciones. Pero, de darse este escenario, el sorpasso de la extrema derecha sería un duro mazazo no sólo en Cataluña, sino en el cuartel general de los conservadores. Porque Pablo Casado, desde que llegó a la presidencia del Partido Popular tras la marcha de Mariano Rajoy, sigue sin cerrar la forma en la que su partido debe definir su relación con la extrema derecha, gracias a la que dirigentes de sus partidos gobiernan en la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia, Andalucía y el Ayuntamiento de Madrid.

El jefe de los conservadores va a volcarse en esta campaña y estará presente en Cataluña siete días antes del 14F. A diferencia de lo que ocurrió en el País Vasco, donde PP y Cs concurrieron bajo el paraguas de la marca PP+Cs, en esta ocasión se ha optado por que las formaciones concurran por separado. Y por pescaren el caladero del partido naranja fichando, por ejemplo a Lorena Roldán, exportavoz de Cs en el Parlament.

Además de Casado, Alejandro Fernández recibirá el apoyo de dirigentes de partido con peso institucional como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y contará también con Cayetana Álvarez de Toledo, exportavoz de los conservadores en el Congreso y diputada por Barcelona.

Una encuesta da hasta 32 escaños al PSC con el 22,5% de los votos y hasta 33 a ERC con el 21,2%

Una encuesta da hasta 32 escaños al PSC con el 22,5% de los votos y hasta 33 a ERC con el 21,2%

Más sobre este tema
stats