Primero de mayo

"Ni un voto a quien nos odia": CCOO y UGT exigen al Gobierno cumplir sus compromisos en una manifestación con seis ministros

infoLibre

Bajo el lema Ahora toca cumplir. Un país en deuda con sus trabajadores, CCOO y UGT han celebrado otro atípico el 1 de Mayo, Día del Trabajador, marcado por la pandemia con limitaciones de aforo y señalado por las elecciones madrileñas, que se celebran el 4 de mayo, según informa Europa Press. Además de la de CCOO y UGT, la Delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado ocho manifestaciones y concentraciones en la capital para celebrar mañana sábado el 1 de Mayo, que han reunido a un total de 4.175 personas. En toda España, según los sindicatos, se han manifestado más de 100.000 personas.

En Madrid, han participado también los candidatos de izquierda a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, Mónica García y Pablo Iglesias, y seis ministros del Gobierno, incluyendo por primera vez a la ministra de Trabajo.

La manifestación ha alcanzado la Puerta del Sol a las 13.00 horas con clamores de los asistentes a la manifestación de "sí se puede" y también pidiendo sacar "a los fascistas de las instituciones". A la llegada a Sol, centenares de personas han gritado "Yolanda presidenta" a la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. El recorrido de este año, el más rápido de los que se recuerdan por la limitación del aforo a 1.000 personas1.000 personas, ha contado con la presencia de dos vicepresidentas del Gobierno y cuatro ministros.

En concreto, han estado presentes, además de Díaz, la vicepresidenta primera y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, y la ministra de Igualdad, Irene Montero. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que estaba previsto que acudiera, finalmente no ha asistido.

En la marcha, también han asistido los candidatos de izquierda a la presidencia de la Comunidad de Madrid y cientos de personas han gritado "sí se puede" o "Pablo no estás solo" al paso del exvicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias.

"Ni un voto a quien nos odia"

Durante la lectura del manifiesto, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez, han pedido que no vaya "ni un voto trabajador a quien odia y no quiere a la clase trabajadora". "Opciones tenéis en las distintas izquierdas, en los distintos partidos. No seré yo quien diga a quién tenéis que votar, pero, compañeros, ni un voto trabajador a la extrema derecha, ya no diré al fascismo", ha resaltado Sordo, que ha señalado que "hay mucho en juego" en Madrid.

Por su parte, Álvarez ha dejado claro que "el Primero de Mayo es una fiesta internacional de los trabajadores y no un invento para que cuatro fascistas se reúnan". "Uno tiene la sensación de que se piensa que somos tontos, pero ¿cómo se pueden mejorar los servicios públicos si se bajan los impuestos?", ha cuestionado. "Os quiero pedir movilización, que ningún trabajador se quede en casa, que se llenen las urnas de los barrios populares de Madrid y que le digan alto y claro a la derecha que no nos vendan duros a cuatro pesetas", según Álvarez.

Ambos sindicatos han señalado que hoy se han recuperado las calles para la clase trabajadora y han dejado claro que "toca cumplir con los trabajadores y saldar las cuentas con la gente que sacó el país adelante".

Por ello, han incidido en que toca subir el salario mínimo interprofesional (SMI), derogar la reforma de pensiones para garantizar la sostenibilidad y suficiencia de las pensiones. Sordo, además, cree que el Gobierno debe ser "valiente con las reformas". "No es de recibo que en España la gente joven tenga que dedicar casi 3 de cada 4 semanas que trabaja para pagar un piso, una hipoteca o un alquiler. No puede ser, hay que regular los precios de las viviendas en España y no vale solo con sacar muchas más viviendas", ha añadido.

Desde su punto de vista, "lo que se disputa es cómo se cose la sociedad, si mediante un modelo social o mediante el egoísmo". Álvarez ha trasladado a los ministros que "queda mucho por hacer" y ha apuntado que "siente vergüenza por vivir en un país que mantiene las colas del hambre, donde mucha gente ha perdido la vivienda y donde unos pocos tienen mucho y unos muchos no tienen nada".

Asimismo, el líder de UGT ha hecho hincapié en que los fondos europeos no están condicionados a que los ciudadanos pierdan derechos, sino que lo están a que el país sea "más productivo, verde y a que tenga servicios públicos que cubran todas las necesidades de los ciudadanos". "No ha habido seguramente un momento en la historia de nuestro país tan importante como este. Que se apliquen. Hay que consensuar, abordar, hay que seguir trabajando en la hoja de ruta del Gobierno y tiene que servir para sacar a este país de la situación en la que se encuentra", ha incidido.

La agenda social pasa por una reforma ambiciosa en materia de contratación, por medidas de flexibilidad interna negociadas que evite que las empresas utilicen el despido como el único recurso, por mejorar las prestaciones por desempleo, por renovar las políticas activas de empleo, por aprobar una ley de igualdad salarial o por promover un plan de choque contra la siniestralidad laboral.

Cataluña

Unas 3.000 personas, según CCOO y UGT de Cataluña, se han concentrado este sábado en la movilización convocada por ambos sindicatos en Barcelona con motivo del 1 de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores. Se han reunido en la Via Laietana a partir de las 11 horas, muchos de ellos con chubasqueros y paraguas por la lluvia, frente a un escenario donde han hablado diferentes representantes sindicales.

Han entonado cánticos como "Viva la lucha de la clase obrera" y han mostrado pancartas en que pedían derogar la reforma laboral, dignificar los puestos de trabajo y mejorar las condiciones de las mujeres.

Andalucía

Cádiz ha acogido este sábado 1 de mayo el acto central en Andalucía de los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, por el Día Internacional del Trabajo, una provincia que afronta el cierre de la planta del consorcio aeronáutico europeo Airbus de Puerto Real. Durante la manifestación, la secretaria general de CCOO-A, Nuria López; y su homóloga de UGT-A, Carmen Castilla, han reclamado que el Gobierno central cumpla sus compromisos de derogar las últimas reformas laborales y subir de nuevo el salario mínimo interprofesional, porque "ya sí toca".

En el contexto de esta manifestación central de los sindicatos mayoritarios, desde los Jardines de Varela de Cádiz hasta la Plaza de San Juan de Dios, a la que se han sumado movilizaciones conjuntas de ambos sindicatos en el resto de capitales andaluzas de provincia, Nuria López ha recordado las "insoportables tasas de paro" que sufre Andalucía, después de que la última encuesta de población activa (EPA) arrojase respecto a Andalucía una tasa de desempleo del 22,54 por ciento y 887.900 personas en paro.

Aragón

CCOO y UGT en Aragón han querido reconocer este 1 de mayo la labor de "todas aquellas personas que nos han sacado adelante" durante el primer año de pandemia de coronavirus. "Volvemos a recuperar la calle en el Primero de Mayo, después de un año de pandemia y de que en 2020 las manifestaciones fueran virtuales", ha contado el secretario general de CCOO-Aragón, Manuel Pina, que ha participado en la manifestación de la ciudad de Zaragoza, junto al secretario general de UGT en la comunidad, Daniel Alastuey.

Dicha manifestación ha comenzado a las 12.00 horas y ha salido desde la sede del Gobierno de Aragón, en el paseo de María Agustín, y ha finalizado en la plaza de Paraíso, donde se ha leído el manifiesto. Para Pina, es necesario "poner en valor el mundo del trabajo" y apreciar lo que se ha realizado este último año desde los "servicios esenciales" y desde todos los sectores en general.

Cantabria

Cerca de 200 personas han participado este sábado en la concentración convocada por CCOO y UGT en Santander con motivo del Primero de Mayo, que ha vuelto a celebrarse de forma presencial tras la edición virtual de 2020 debido al confinamiento. Así, esta jornada sirve para "tomar el pulso a la calle" y reivindicar derechos laborales y asuntos de "justicia social" tras "esta larga pesadilla" del coronavirus.

Al "retomar la calle", los dos sindicatos pretenden, además de reconocer el papel que jugaron los trabajadores denominados esenciales desde el primer estado de alarma por el xovid, incidir en el Diálogo Social para seguir llegando a acuerdos.

Castilla y León

Los ciudadanos de Castilla y León han salido a la calle este sábado para "alzar la voz" y recordar a los gobiernos central y autonómico que ha llegado el momento de cumplir con sus compromisos, como reza el lema de las movilizaciones de 2021: Ahora toca cumplir. Un país en deuda con su clase trabajadora.

Los distintos actos y concentraciones convocados por UGT y CCOO en Castilla y León han permitido recuperar además una "cierta normalidad" después de que la pandemia y la declaración del primer estado de alarma obligase a todos a quedarse en casa en 2020. No obstante, los sindicatos han llamado a la responsabilidad de todos los asistentes a las concentraciones -unos 14.000 según los convocantes- ya que, según han evidenciado, todavía no se ha ganado al virus.

Thank you for watching

Extremadura

Varios centenares de personas se han manifestado en Mérida este 1 de mayo convocados por los sindicatos CCOO y UGT en la región, con el objetivo de reivindicar al Gobierno que cumpla los compromisos adquiridos antes de la pandemia con los trabajadores. Compromisos como la derogación de la reforma laboral o la del sistema de pensiones, en concreto con la supresión del coeficiente de sostenibilidad, y otros como la revalorización del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

La manifestación supone la vuelta a la calle de la movilización sindical tras más de un año de pandemia, y se ha realizado cumpliendo con las medidas de distanciamiento social. Organizados por filas separadas entre sí por más de un metro y medio.

Galicia

Más de 2.000 personas, unas 1.500 según la Policía Local, han marchado este sábado por las calles del centro de Vigo en los actos centrales convocados por los sindicatos con motivo del 1 de mayo, para reivindicar que "ahora toca cumplir con los trabajadores" y para urgir una "salida justa" de la crisis, en unas manifestaciones menos concurridas que las de los últimos años y marcadas por los protocolos anti-covid.

Así, pasadas las 11.30 horas se ha puesto en marcha la manifestación convodada por CCOO y UGT, con una afluencia de cerca de un millar de personas (580 según la Policía Local), y en la que han participado los responsables gallegos de ambas organizaciones, Ramón Sarmiento y José Antonio Gómez.

Euskadi

CCOO y UGT Euskadi han reclamado en las calles vascas este Primero de Mayo una agenda social "comprometida con los trabajadores y han advertido al Gobierno central que "ahora toca" cumplir con la derogación de la reforma laboral, de las pensiones de 2011 y subir el Salario Mínimo Interprofesional.

CCOO y UGT, como suele ser habitual, han celebrado el Día del trabajador de manera conjunta con manifestaciones en las tres capitales vascas que han transcurrido bajo el lema "Ahora toca cumplir- Langile klaseari zor diogu". Las marchas en Bilbao y San Sebastián han partido a las once y media de la mañana desde la Gran Vía y los jardines de Alderdi Eder, respectivamente, y en Vitoria a las doce del mediodía desde la plaza de la Virgen Blanca.

Thank you for watching

Comunitat Valenciana

El acto por el 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajador, ha "vuelto a las calles" este año para reivindicar la labor de los colectivos esenciales durante la pandemia, que han "salvado vidas" y "han permitido que este país no colapsara", así como para "recordarle" al Gobierno y a la patronal que "ahora toca cumplir con los compromisos adquiridos". CCOO-PV y UGT-PV han organizado este sábado en la plaza del Ayuntamiento de València una celebración en formato híbrido, con alrededor de 350 asistentes presenciales y la retransmisión en directo del acto, en la que se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de la covid-19.

Entre los asistentes, han coincidido el president de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta, Mónica Oltra; así como el alcalde de València, Joan Ribó; los vicealcaldesa Sandra Gómez y Sergi Campillo o la coordinadora autonómica de Podem, Pilar Lima, entre otros.

Principado de Asturias

La Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras de Asturias han asegurado este sábado que el gobierno de España, liderado por Pedro Sánchez, "está en deuda con Asturias". En la manifestación del 1 de Mayo, tanto el secretario general de UGT, Javier Fernández Lanero, como de CCOO, José Manuel Zapico, han puesto en evidencia que el Ejecutivo estatal está impulsando una "transición injusta" y condenan a Asturias "a la irrelevancia".

Este año el acto del día del trabajador se ha celebrado en la plaza Mayor de Gijón, con aforo reducido a 200 personas y con medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. Durante su intervención inicial, Fernández Lanero ha recordado al Gobierno que en el siglo pasado la energía que procedía de las centrales térmicas asturianas "calentaban a media España" y contribuían al crecimiento económico. "No entendemos que esta deuda la paguen con una transición injusta con los trabajadores y el territorio", ha lamentado.

CCOO y UGT avisan a Sánchez de que "endurecerán" el diálogo social si no sube el SMI este año

CCOO y UGT avisan a Sánchez de que "endurecerán" el diálogo social si no sube el SMI este año

Más sobre este tema
stats