Extrema derecha

Vox rechaza reunirse con PP y Cs hasta que ellos pacten y les exigen reformar el Estatuto de Andalucía

El líder de Vox, Santiago Abascal.

Vox lo tiene claro: la pelota está en el tejado de PP y Ciudadanos, y son ellos quienes tienen que llegar a un acuerdo antes de reunirse con la ultraderecha. Por ello, el partido liderado por Santiago Abascal anunció este miércoles que no mantendrá ningún contacto para llegar a un pacto de gobierno en Andalucía hasta que las dos principales fuerzas de la derecha se pongan de acuerdo entre ellas, y puso como condición para que Vox las apoye que se comprometan a reformar el estatuto de autonomía para devolver competencias al Estado y dejar claro que Andalucía es una "región autónoma" de España y no una "realidad nacional".

Abascal compareció ante una gran expectación mediática tras la primera reunión de la ejecutiva de Vox después de las elecciones autonómicas del pasado domingo, donde la formación de extrema derecha consiguió representación por primera vez en el parlamento de una comunidad. El líder de Vox descartó de plano que su partido vaya a estar presente en un hipotético Gobierno de derechas en Andalucía, pero sí se mostró dispuesto a prestar sus votos a PP o Ciudadanos para expulsar al PSOE de la Junta de Andalucía, sea cual sea el candidato que se presente. Incluso, aseguró, si no fueran ni Juanma Moreno ni Juan Marín, los líderes autonómicos de PP y Ciudadanos, a los que Abascal tachó de "prescindibles".

"No tiene sentido que [PP y Ciudadanos] se reúnan con nosotros" antes de acordar entre ellos, "máxime cuando su candidato francés en Barcelona les ha dicho que no pueden pactar con nosotros", sostuvo Abascal en referencia a Manuel Valls, que este miércoles aseguró que Ciudadanos ni siquiera puede plantearse pactar con la ultraderecha. "Queremos que Andalucía cambie después de 36 años de régimen socialista", y es el partido naranja quien tiene que decidir si quiere colaborar con PP o Vox o negociar con el PSOE, afirmó. "Vamos a estar a la altura, no queremos hablar de líneas rojas, otros sabrán si en la negociación van a pretender llevarnos a un chantaje", zanjó Abascal.

Según expuso su presidente, Vox llevará varias condiciones a la negociación con PP y Ciudadanos. Las prioritarias son la derogación de las leyes regionales de memoria histórica y contra la violencia de género, la supresión del impuesto de sucesiones y la reforma del estatuto de autonomía andaluz "para dejar claro que Andalucía es algo mucho más importante que una nación, es una región de España". La reforma del estatuto que plantea Vox también tiene un segundo objetivo: que Andalucía sea pionera en la recentralización de las competencias de Educación y Sanidad.

Para este segundo asunto, y al tratarse de un tema que afecta a la relación de la comunidad con el Estado, la reforma requeriría una mayoría de dos tercios en el Parlamento de Andalucía –que PP, Ciudadanos y Vox no suman– y, además, mayoría absoluta en el Congreso, extremos que Abascal desconocía y que hicieron que, durante la rueda de prensa, admitiera que quizá tuvieran que "replantear" su propuesta. No obstante, la reforma del preámbulo para eliminar el término "realidad nacional" únicamente requeriría la aprobación por parte del Parlamento andaluz, la aprobación en referéndum y que las Cortes lo ratificasen por mayoría absoluta.

La ultraderecha, además, exige rebajar el tramo autonómico del IRPF, el cierre de Canal Sur por ser un organismo de "propaganda", la puesta en marcha de una "auditoría del fraude en el PER", un "estudio detallado de todos esos organismos superfluos que se han convertido en administración paralela" en Andalucía y la implantación de "medidas de protección para el modo de vida rural" y "en defensa de la caza y la tauromaquia".

Preguntado por la presencia de Vox en un parlamento autonómico cuando el partido defiende la supresión de las autonomías, Abascal tiró de ironía y señaló que su intención no es derribar el sistema autonómico con "dinamita". "Sabemos que nuestros deseos no se pueden alcanzar de la noche a la mañana, pero el mejor modo para luchar contra este estado de las autonomías es actuar dentro de ellas. Es la primera vez que diputados autonómicos van a proponer devolución de competencias", se enorgulleció.

El doble discurso del PP con Vox: de blanquearlo a excluirlo de la negociación en Andalucía

El doble discurso del PP con Vox: de blanquearlo a excluirlo de la negociación en Andalucía

Más sobre este tema
stats